Minimalismo

Minimalismo para bebés I: la ropa

MAGOZ-17.png
Ilustración de MAGOZ (http://magoz.is/)

Antes de que existiera la edición española, conocí La magia del orden de Marie Kondo. Llegaban los mellizos y también un cambio en la forma de ver las cosas y de tratarlas. Ligado a ordenar está el vivir con menos, con lo esencial, con únicamente aquello que nos hace verdaderamente felices o es útil. Me deshice de mi biblioteca de más de 700 tomos y de incontables bolsas de basura llenas de ropa y todo tipo de objetos. Es decir, que con el orden, devino el estilo de vida minimalista del que a día de hoy hay tantísima información que no os aburriré, pero que procuro llevar en mi vida personal y cómo no, en la de mis hijos. La llegada de un nuevo habitante a casa supone la llegada de más objetos y si además esperas múltiples, escoger únicamente lo esencial hará que los días sean menos estresantes y superfluos.

Es por ello que me gustaría hablar de los objetos realmente necesarios para el bebé, pero sobre todo, de aquellos que no necesitamos, o al menos de aquellos sin los que hemos podido manejarnos y a la par vivir plenamente.

En este primer post hablaré de la ROPA. Esto será incómodo los primeros meses porque os regalarán, indefectiblemente, ropa. Aún si os han prestado cajas y cajas y habéis pedido que no os regalen más o que os regalen prendas de a partir de un año, abriréis ese regalo y será, de nuevo, ropa. Yo soy partidaria de reciclar la de hermanos, vecinos, sobrinos, pero no es un todo vale. Si os prestan ropa, acogedla con gratitud, conservad en los cajones solo la necesaria y guardad para devolver en su momento el resto. A nosotros nos han prestado mucho y estoy infinitamente agradecida, pero escogí lo verdaderamente útil y guardé aquello con lazos, incómodos botones, tirantes o broches trabajosos, petos, o incluso los tejidos difíciles de lavar. La mayoría de lo que te regalan es ropa de vestir, pero la realidad, y más si son bebés de invierno, es que los niños no irán a grandes eventos. Cuando los míos salían a la calle iban tapados por mantas así que a veces llevaban prendas cómodas como pijamas y nunca nadie supo nada.

Te deberás surtir de pijamas cómodos, que se abran por abajo preferiblemente, o de dos partes a partir de los tres meses (antes se les caen los pantalones…), bodys, calcetines y baberos y gasas si regurgitan. Lo demás es lo que realmente regalan y es básicamente superfluo. Con dos trajes de vestir es suficiente. Los conjuntos traen gorritos pero esta prenda solo es útil en el hospital cuando aún están intentando regular su temperatura. Es decir, basta con uno y un par de guantes. Los gorritos que traen los conjuntos serán difícilmente ajustables o por el contrario enanos, nunca aciertan y los bebés no los quieren.

Con un abrigo basta. Si hace demasiado frío ni siquiera lo sacarás a la calle y no hace falta un impermeable porque no lo expondrás a la lluvia. Si el abrigo tiene capucha, te ahorrarás el gorro.

Usa tejidos cómodos como el algodón y evita prendas rígidas como los vaqueros. Intenta que todo sea ajustable con una sencilla goma y huye de cremalleras, botones y lazadas. Sobre todo si tienes que vestir a más de un bebé (se puede hacer interminable).

Los zapatos son innecesarios. Son monísimos pero lo cierto es que tus hijos no van a caminar ni a tocar el suelo y si los tapas, no podrán jugar con sus pies ni experimentar con ellos. Además, cada vez que tengas que cambiar un pañal serán un par de prendas más que deberás quitar y volver a poner. Si es por frío, elige calcetines más gruesos.

Lo que sí vas a necesitar es una buena secadora, sobre todo si como en mi caso, son bebés de invierno. Lavar, secar y volver a poner evitará que necesites tanta ropa y los tejidos de pelito quedarán mulliditos y sin necesidad de plancha. Si alguien os quiere hacer un buen regalo de nacimiento, una secadora triple A no es ninguna tontería.

Un par de mantas por bebé es suficiente y me refiero a aquellas para tapar a los niños en el carro o en tus brazos, no las de cuna, de eso hablaré en otro post minimalista. Igual ocurre con la ropa del carro, un par de juegos por si se ensucia uno y basta.

Si tenéis niñas, personalmente desaconsejo los accesorios para el pelo. Se caen, son incómodos para ellos y los bebés son hermosos sin todo eso. También son hermosas sin pendientes. Mis hijas no los tienen, yo no los uso y no sabemos cuál será la moda cuando ellas crezcan. Si ellas deciden que desean llevarlos porque les hará más felices, visitaremos la farmacia cualquier día, no sin antes asegurarles que son extraordinariamente bonitas sin ellos. Esto que podría ser una tontería me ha traído innumerables discusiones y conversaciones con desconocidos que para mí se quedan en anécdotas divertidas y no cambian mi decisión. Ni que decir tiene que no he usado los collares y pulseras que les han regalado a mis tres hijos. Agradezco el detalle que supuso, pero no son seguros para un bebé.

Con mi hija Fresa, de tres años, el minimalismo es más sencillo y la ropa se administra casi como los adultos, ya podemos incluso elegir los colores que le son más agradables y que mejor le quedan para movernos en una gama pequeña y combinar mejor la ropa sin necesidad de tantas prendas. Pero hasta que vuestros bebés crezcan no elegiréis demasiado la ropa (si sois económicamente sensatos) y os tocará administrar lo regalado y lo prestado.

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto cada 15 días .

9 comentarios sobre “Minimalismo para bebés I: la ropa

  1. Me leí el mismo libro y también cambió mi forma de ver las cosas. Me volví más práctica y antes de comprar me planteo si realmente lo necesito. Con la niña hacemos lo mismo, ahora que ya no la llevamos en el cuco y hace mejor tiempo luce más la ropa, por lo que le ponemos más variedad de ropa. Pero hasta los 6 meses hemos ido a lo práctico y más sencillo, pero sobretodo buscamos ropa cómoda y que podamos combinar entre ella. Un muy buen post. Un abrazo !

  2. Oye no sabes bien lo que me gusta leer tu blog! Además parece que me hace ilusión ver que lleva poco tiempo en activo así… Puedo ir siguiendo todo desde los comienzos ^_^
    Tengo unos mellizos en el
    Horno que si todo sale bien nacerán en junio… Así que estoy apuntando bien todos los consejos 😉
    Gracias por compartir tu experiencia como madre múltiple .

    1. Malicia, gracias por tus palabras. Comencé el blog cuando la experiencia dejó de sobrepasarme tanto jaja y fui utilizando las noches para montarlo. Mis mellizos son de noviembre de 2015 así que podremos compartir mil cosas. Gracias por visitar mi casa, ¡feliz día!

  3. Qué buenos consejos! Es increíble lo que podemos llegar a acumular por el por si acaso y otras excusas que nos ponemos. Yo tengo una casa muy pequeña y desde el primer momento dije que solo entrará aquello realmente necesario y oye! soy mucho más feliz! Un besazo

  4. Qué buen post, Bea! A mí me tocará gestionar toda la ropita que heredaremos de mi sobrino y que, sobre todo si es niño, como parece de momento, nos vendrá genial! También espero que no me regalen mucha ropa absurda… jajaja! Besos, familia.

Deja un comentario