Minimalismo

10 artículos de higiene personal que ya no uso

El minimalista ahorra, es una ley. Aunque esto no quiera decir que seamos personas ricas sino que hacemos otra distribución del dinero. Sin embargo, hay quien en lugar de experiencias, decide invertir en pocos objetos, pero de mucha calidad. En cualquier caso, al tratarse de una cantidad ínfima, se buscan objetos de gran calidad y poco impacto medioambiental puesto que minimalismo es también pasar por el mundo haciendo menos ruido y reduciendo tu huella en el planeta. ¿Adónde quiero ir con esto? El minimalismo está ligado a movimientos como el Zero Waste o Residuo Cero (Puedes ver un fantástico resumen de otros movimientos que acompañan al minimalismo en el post de La Morada Simple) y el baño es uno de los espacios que más residuos genera y donde más productos tóxicos para nuestro cuerpo hay. A algunos les parecerá rarísimo que haya eliminado los siguientes productos, para otros será lógico. En cualquier caso, esta es una lista de diez artículos de higiene personal que ya no tienen cabida en mi baño porque no son necesarios y porque el mundo y mi cuerpo están mejor sin ellos:

  1. Desodorante. No he sido de sudar demasiado ni en mis épocas de dos horas de gimnasio diarias y he tenido la fortuna de no tener un sudor fuerte. Dejé el desodorante en spray porque son sumamente dañinos para la capa de ozono y el calentamiento global (Axe lo pinta bonito pero no es una broma) y después dejé el roll-on porque los componentes químicos de los desodorantes tampoco tenían cabida en mi piel. Existen variantes como la piedra de alumbre de origen natural sin embargo pasé directamente a usar bicarbonato en verano, para después no usar nada. Y no, no huelo mal aunque he de decir que llevar una dieta vegana favoreció esto enormemente dado que el sudor es la respuesta de nuestro cuerpo para eliminar los tóxicos que nos acidifican y llevo una dieta altamente alcalina.
  2. Pasta de dientes. La sobreingesta de flúor es muy dañina para nuestro organismo, pese a que de niños nos hayan taladrado la cabeza con la importancia del mismo. Ya lo llevamos en el agua del grifo pero lo puedes evitar en tu pasta de dientes. En la web Ecoagricultor recogen estas palabras del Dr. John Yiamouyiannis: “No añadiríamos adrede arsénico al suministro de agua. Ni tampoco añadiríamos plomo. Pero sí añadimos fluoruro. El hecho es que el fluoruro es más tóxico que el plomo y sólo ligeramente menos tóxico que el arsénico”. En dicho artículo puedes encontrar bastantes razones para dejar de usar pasta dental, además del contenido de microplásticos. Esas bolitas diminutas que ves en la pasta, van a parar a ríos y mares. Estas microesferas acaban en la sal y en los pescados, por lo que acabas ingiriéndolos. He probado pasta de dientes ‘eco’, he probado a hacer mi propia pasta, a cepillarme con jabón de Marsella y a cepillarme con bicarbonato y agua. Esto último la hago cada cierto tiempo pero me resulta más abrasivo (aunque hay quien los cepilla así a diario). A día de hoy me cepillo solo con agua o con agua y arcilla blanca. Tengo los dientes muy limpios (la comida también influye).
  3. Crema hidratante. Siempre he tenido una suerte de piel mixta, esa piel extraña que a veces está muy reseca y otras aceitosa, nunca bien. Va a parecer una broma pero también la naturaleza obró su milagro aquí cuando cambié a una dieta basada en plantas. Ya no necesito crema hidratante y con ello me he librado de perfumes, plásticos y tóxicos varios propios de las cremas. Si alguna vez he bebido poca agua, es verano o incluso los pies se resecan, uso aceite de coco o de almendras para hidratar. Y ya.
  4. Exfoliante. Otra carga de micropartículas para el cuerpo y para el mar al que he renunciado. Greenpeace da una frase sentenciadora: Los cosméticos con plástico de hoy serán el sushi de mañana. ¿Cómo he resuelto este tema? Tenía la piel grasa con bastantes poros… ¿te sorprende si te digo que el cambio de dieta se llevó esto de un golpe? Vale, llámame pesada. En cualquier caso, cada 15 o 20 días exfolio mi cara con una pasta de agua y bicarbonato (suavemente y en circulitos).
  5. Gel. Aquí ya no solo hablamos de plástico, hablamos de ingredientes impronunciables que ponemos en contacto con las zonas más íntimas de nuestra piel. Parece que muchos de los problemas hormonales que padecemos a día de hoy provienen de geles y cosmética, los conocidos como ‘disruptores endocrinos‘. Existe una opción segura y sin plástico, llamada pastilla de jabón de toda la vida. En casa escogemos jabones naturales con garantía de ingredientes naturales (y pocos) como el jabón de Alepo o de Marsella (Algunos de los que uso están aquí, sin aceites de palma y 100% vegetales). Mis hijos ya sabéis que son los más minimalistas del lugar. Usan agua para el pelo y el cuerpo. También mi marido. Yo sigo usando un champú bio y vegano de Santé de naranja y coco ¡que es eterno! y cuando acabe volveré al champú sólido o al agua.
  6. Toallitas desmaquillantes. En casa tuvimos un gran atasco en la arqueta cuando Fresa nació. Resultó que las toallitas húmedas no eran tan biodegradables como pinta el paquete. Esto me hizo buscar información sobre la durabilidad de una toallita y, de rebote, el perjuicio que estas toallitas traen a nuestra piel. Puestos a reducir residuos, esta es una muy buena manera. Apenas me maquillo y cuando lo hago son productos orgánicos y nada de ir como una puerta ¡pero! un paño de microfibra húmedo elimina todo. Después la lavo y la vuelvo a utilizar. Si usas componentes grasos, puedes añadir aceite de coco al paño.
  7. Espuma de afeitar. Otro residuo que te puedes ahorrar usando jabón de Alepo o cualquier otro jabón natural en tu piel. Yo no tengo barba, pero mi marido sí y ya no usa espuma. Yo tengo vello y con agua y jabón, listo.
  8. Perfumes y colonias. Hablando de disruptores endocrinos y manipulación hormonal, los perfumes se llevan la palma con los ftalatos. Si quieres darte una lectura de terror, puedes leer el informe de Greenpeace ‘Eau de Tóxicos’ aquí. Yo usaba Chanel nº5, una suerte de veneno. Mi otro cóctel tóxico era la colonia de Nenuco, que la usaba hasta para fregar el suelo. Yo ya no uso perfumes o aromas y mis hijos tampoco. Al principio creé mi propia fragancia con aceites esenciales. Con el tiempo entendí que el olor a limpio es suficientemente bueno.
  9. Gel íntimo. Han sido muchos años de cándida en los que me obsesionaba tener un buen gel íntimo. Después descubrí que lo mejor para regenerar la flora vaginal era simplemente no lavarse tanto. Ni ropa de algodón ni yogures. Pues bien, en mi caso, lo mejor que pude hacer es dejar de darle de comer a la cándida su menú favorito: azúcar blanco. Hoy uso el mismo jabón natural de la ducha.
  10. Enguaje bucal. Yo y mis encías sensibles y sangrantes. Este tipo de afecciones me desaparecieron al dejar el azúcar y cambiar la dieta, ahora mis encías son rosas, no están inflamadas y no siento sensibilidad dental. Así que me ahorré este enjuage y dejé de llenar mi boca de alcohol y tóxicos.

 

Esta son solo diez de las cosas que he eliminado y sí, nuestro baño y el de nuestros hijos están especialmente vacíos. O llenos, según la óptica.

¿A cuántas de estas cosas podrías renunciar? ¿Qué otras cosas has eliminado de tu baño minimalista?

¿Quieres tener acceso a contenido adicional a través del mail? Suscríbete a nuestra newsletter para leerlo todo.

17 comentarios sobre “10 artículos de higiene personal que ya no uso

  1. Increíble lista. Son cosas de las más comunes del baño… y si alguien empieza con esto ya tiene la batalla ganada. Muchísimas gracias por nombrarme en tu entrada. Espero te haya inspirado mi video 😉

  2. Buenos días, al hilo de esta entrada y del enlace a la morada simple, me preocupa como poder llevar una vida sin residuos con respecto a la comida teniendo un celiaco en casa. El enemigo de un celiaco es la contaminación cruzada y en las compras a granel no veo manera de evitarla. ¿Alguna idea/ sugerencia? Un cariñoso saludo, ayudáis muchísimo.

    1. Muy interesante tu pregunta, de hecho he consultado con una amiga en la situación del caso que expones. La solución que encontró mi amiga fue comprar en lugares realmente artesanos donde produzcan un solo producto, por ejemplo encontró un pueblo donde hacían únicamente pasas y compraba grandes cantidades. Así fue comprando cajas en aquellos pueblos que podían ofrecerle esta garantía. En el caso de los frutos con cáscara como las almendras, las compraba enteras y ella misma va partiéndolas. En herbolarios o herbodietéticas pueden hablarte de los productos a granel y su etiquetado ya que están obligados a especificarlo y en algunas cosas pueden asegurarte que no hay contaminación cruzada. Por lo demás y en cuestión de evitar plásticos, hay productos que podemos hacer nosotros como el pan y ahorrar esos engorrosos plastificados. La contaminación cruzada se agudiza cuando hay un proceso de fritura pero en productos crudos, la contaminación cruzada que pudiera existir es bastante improbable, pero están obligados a etiquetar. Espero que te pueda ayudar. Gracias por enviar tu cariño

  3. Me ha encantado este post! Como todos…y he de decirte que no me parece tan raro lo que has ido suprimiendo. En lo personal yo cada vez usaba menos desodorante porque todos me picaban antes o después, así que como sudo poco dejé de usarlo y no ha pasaso nada. Me ha sorprendido lo de la dieta alcalina y es verdad que cada vez comemos mejor en casa, menos procesados e incluso mi marido se ha animado a hacer pan! Quizá eso haya influido también! Todo desde que descubrí tu blog. Lo de la pasta de dientes me ha preocupado, buscaré alternativas más saludables porque eliminarla del tirón me cuesta. La arcilla blanca que usas es alguna especial? O arcilla tal cual? Y como la usas?
    Te diré que desde que descubrí el aceite de coco lo uso para todo, hasta para desmaquillar los ojos.

    Ahora me he enganchado también a la página moradasimple!

    Tengo el kindle aparcado porque quiero leeros a todas horas!

    Saludos y ya nos contarás más detalladamente lo de lavarse solo con agua porque yo, por ejemplo, uso espuma para el pelo y no se si solo con agua se quedaría bien. El jabón de Alepo ya lo compré pero no se si se puede usar en en cabello.

    Menudo rollo he soltado, gracias por todo lo que aportas y enseñas, mi vida se
    Simplifica y tengo más tiempo para las cosas importantes, gracias a gente como tu.

    1. Un marido haciendo pan es un tesoro que has de conservar. Uso arcilla blanca de uso alimentario, de venta en herbolarios. Haré un post sobre ello, un bote enorme me costó unos 11 euros pero hace un año que lo tengo y ahí sigue medio lleno. Sirve también para las picaduras, la irritación del pañal o incluso desodorante. Es un polvo blanco.
      Lo de el agua para el pelo es un proceso largo, sé de gente que lo consigue con el tiempo pero en principio no se obtienen resultados espectaculares porque nuestras aguas no son las más idóneas (la zona donde vivas influirá para esto). Puedes usar el jabón en el cabello sin problema, es lo que uso cuando estoy fuera. Una vez fui a una boda con el pelo lavado con este jabón y tan rebién.

      Me alegra saber que este blog es ganancia para ti, me hace feliz.

      1. Espero impaciente ese post y me viene de escándalo saber que vale para las picaduras de mosquito ahora que llega el calor y para la irritación delnpañal, ya que a mi ratoncilla de nueve meses le están saliendo los dientes y se le irrita a veces.
        Este blog es ganancia pra todos!
        Además del post de la arcilla dinos como te proteges del sol sin usar muchos químicos porque yo de momento tiro de protectores solares químicos, no conozco otras alternativas, evitando claro está las horas centrales de sol.
        Saludos!

        1. Estela, mi manera de protegerme del sol es estar a la sombra las horas de mayor incidencia de este. Una buena alimentación te da una piel capaz de protegerte si la exposición no es excesiva. Consumir alimentos de temporada hará que estés protegida de las propias inclemencias de esa temporada (calor o frío). Sé que hay quien utiliza aceite de coco. ¡Suerte!

  4. Hola Bea! Llevo tiempo leyendo sobre el jabón de Alepo y no he tardado en llegar a tu página, jajajaja… ¡cómo no! Así que me gustaría hacerte una pregunta: ¿conoces alguna contraindicación de este jabón? Es que ya andaba yo toda contenta deseando acabar mis geles para por fin comprarlo… Y leí esto hoy: https://www.acidohialuronico.org/jabon-de-alepo/
    Me parece taaaaaan raro… Y me dije, voy a preguntar a Bea, que veo que lleva tiempo usándolo 🙂
    Gracias por adelantado

    1. Hola Paloma, creo que mandan precaución por las manchas de la cara, el cloasma o ‘paño de embarazo’. Pero imagino que se referirá a exposiciones al sol intencionadas. Yo estoy lactando y lo uso. Vivo en Sevilla así que ya me dirás de sol… y no tengo manchas en la cara. Alguna pega tenían que ponerle, pero es un jabón perfecto. Te lo recomiendo.

      1. Me extrañó bastante y además no lo argumentan ni encontré demasiada información al respecto.
        Me llamó también la atención que estuviera contraindicado en menores de 12 años, pero ya veo que lo usáis todos en la familia.
        Lo probaré pronto.
        Gracias por tu opinión 🙂

  5. Nosotros ya no usamos laca , espumas, perfumes,desodorante , crema de afeitar… Es un alivio ver los cajones del baño ordenados y limpios de tantos productos. Saludos

  6. Hola de nuevo! La pasta de dientes con arcilla blanca la puede usar mi niña se cinco años? De ser así, se te ocurre algúna idea para que sepa a fresa? O podría añadirle esencia de vainilla? Es que me da que así del tirón no va a querer cambiar la suya sabor fresa!

    1. La pueden usar perfectamente si es de uso interno. En cuanto al sabor, es complicado. Puedes añadir canela y quizá lo de la vainilla sea una gran opción, no lo he probado. Hay aceites esenciales de sabores con los que puedes hacer una mezcla pero pregunta en tiendas especializadas porque no todos son aptos para niños.

Deja un comentario