Gestión de tiempo·Minimalismo

5 tips para ganar tiempo y ser más feliz

ganar tiempo
¿Quieres ganar tiempo?

Como mujeres, andamos siempre a la zaga del secreto para ganar tiempo. No descubro América si digo que hacemos frente a múltiples tareas, muchas de ellas auto impuestas. Y tampoco descubro nada si advierto que somos nosotras mismas las que minamos nuestra energía. Mucho del tiempo perdido o mal empleado, lo invertimos en pensamientos negativos. Y lo que es peor, dirigimos los pensamientos negativos hacia nosotras mismas. Esto tiene un doble efecto: nuestra cabeza se polariza en negativo y además resultamos dañadas por la basura que nos tiramos. Si criticar es de por sí improductivo, criticarse a uno mismo es kamikaze.

Ganar tiempo mejorando tu pensamiento

Hoy te traigo 5 tips para recuperar tu tiempo y ser más feliz. Puedes ganar tiempo simplemente mejorando tu pensamiento. Eliminando ideas negativas e infructíferas, sobre ti y tu entorno. Porque una cabeza creativa puede generar tanta gloria como mierda y perdón por la expresión. Cuanto más inteligente seas, más desprecio puedes retornar sobre la vida y sobre tus aspecto.

  1. Respétate. El primer foco de tiempo perdido es el que pasas frente al espejo pensando en lo que falta o lo que sobra de nosotras mismas. Si tuviéramos que escribir una hoja de reclamación a la Naturaleza, nos faltaría páginas. Estos días atrás tuve la suerte de toparme con el documental Embrace, de Netflix, que te recomiendo encarecidamente. Es un documental sobre los cánones de belleza y la aceptación del cuerpo femenino (especialmente tras el embarazo). El documental resalta frases tan gloriosas como que nuestro cuerpo no es un adorno, sino un vehículo para alcanzar nuestros sueños. Si pateas tu vehículo a diario, no esperes que te lleve a término a ningún lugar. Si tienes claros tus propósitos, abrazar tu cuerpo te hará llegar más rápido hasta ellos.Una frase que me gustó muchísimo y que destaco sobre las demás como cómputo del documental fue la siguiente:

    “Cuando te muestras tal y como eres, la gente deja de juzgarte”

  2. Deja de criticar. El tiempo que pases buscando detalles que no te gustan de tu pareja, cosas que no hace o que hace mal, es una mochila negativa para ti, para tu pareja y para la relación. Una mochila que cargas con piedras. Es más válido coger esa piedra, decirle lo que necesitas a tu marido y después tirarla bien lejos. Lo habitual es que llevemos piedras en secreto y que cuando nos pregunte ¿Qué llevas en la mochila? (que se traduce como ¿Estás bien? o ¿Te pasa algo?) digamos ¡no llevo nada! y sigamos andando con ese pesado equipaje.Igual ocurre con la familia, las amistades o nuestros hijos. ¿Sabes lo de la paja en el ojo ajeno y la viga en el nuestro? Pues no es solo eso, es que contabilizar toda esa paja de los demás, nos resta tiempo de hacer cosas gloriosas. ¿Cómo nos atrevemos a decir a los demás que no tenemos tiempo si estamos gastando el tiempo precisamente en ellos? Malgastando. No porque ellos no lo merezcan, sino porque le dirigimos el peor de nuestros actos: el juicio.
  3. Olvida el miedo. Otro foco inútil es el miedo infundado en las relaciones de pareja. Si te pasas el día buscando detalles oscuros, viendo ofensa donde no la hay y temiendo que se vaya… pierdes tu tiempo. Minutos valiosos se están esfumando a causa de un miedo infundado. Nadie nos ata a nada ni a nadie, la persona que te elige, lo hace de verdad.Si hubiera temido cada vez que mi marido iba a cantar a un concierto, no habría hecho nada productivo con mi vida desde que lo conocí. Sobre todo cuando oía hablar a las mujeres de él. Pero mi foco estaba en sus sentimientos hacia mí, que son absolutamente firmes. Con más razón estaba fortificada la relación si, pudiendo haber elegido entre cientos, amanece conmigo. Que tu pareja tenga otras opciones no es razón para temer, sino para agradecer. No derroches tu tiempo en pensamientos infundados porque el que busca, encuentra y el que imagina, genera.Por cierto, nunca espíes el móvil de tu pareja. ¿Sabias que el Estado lo reconoce como violencia de género? Es una forma de abuso. Y una pérdida de tiempo.
  4. No hay nada que cambiar. ¿Sabes cuánto tiempo invertimos en elucubraciones sobre cómo sería nuestra casa con una nueva cocina, una entrada más grande o una nueva pintura de pared? ¿Y el que perdemos pensando en qué ponernos para el próximo evento, qué podríamos comprar o a qué tienda podríamos ir? Dedicamos un gran esfuerzo mental a la versión consumista que llevamos dentro. De verdad nos hemos convencido de la posibilidad de hacer cambios relevantes con dinero. Creemos que la paz espiritual la traen los espacios abiertos, las vacaciones en la playa o la ropa ecológica.Y no. No hay nada que cambiar de tu entorno, tu espacio, tu ropa. Los cambios nacen lejos de las cajas registradoras.
  5. Témplate. Guarda tus gritos para pedir ayuda. Cuando le gritas o tus hijos o discutes con tu pareja sin mayor motivo, dejas ir una parte muy intensa de tu energía. En lugar de volcar toda tu pasión en actividades productivas, tu mal humor deja un goteo de energía que no se recupera. Tu mal humor puede impedir que te concentres o que percibas con positividad lo realmente bueno. Es una luna tintada en tu vehículo y con el ceño fruncido no podrás ver la luz de igual manera. Templa tu coraje, focaliza tus energías en conductas positivas y resuelve los conflictos sin el recurso fácil del grito, el insulto o la réplica.

    Eres inteligente y tienes herramientas para hacerlo mejor.

Quizá te hayan parecido 5 tips obvios, quizá no te parezcan auténticas herramientas de gestión de tiempo. Para mí, la emoción es crucial en la productividad. Un día de dolor puede hacer que no pise mi estudio. Tú puedes reducir el dolor en tu vida de muchas maneras y estas son cinco claves básicas para tener un día más feliz.

 

Haz feliz a los demás contándoselo, y a mí compartiendo. ¡Gracias!

 

¿Quieres tener acceso a contenido adicional a través del mail? Suscríbete a nuestra newsletter para leerlo todo.

4 comentarios sobre “5 tips para ganar tiempo y ser más feliz

Deja un comentario