Minimalismo

Minimalismo y Reyes Magos

Minimalismo y Reyes Magos parecen dos antónimos pero no solo es posible combinarlos sino que será una ventaja hacerlo si tienes una gran familia. Si ya de por sí vivimos en la era de la sobreoferta, esta condición se magnifica cuando llegan las fechas navideñas. ¡Más! ¡Mejor! ¡En oferta! ¡Última hora! ¡El regalo que estás buscando! Si no necesitas nada, crearán una necesidad en ti. Y te convencerás de que tu vida mejorará potencialmente con ese regalo.

¿Y si no compras nada?

Parece que no tenemos más opción que dejarnos llevar por esta espiral de compra marcada en el calendario pero ¿y si la hay? Aceptar que tu pareja no necesita nada rompe con el compromiso de tener que buscar algo que ‘encaje’. O con la presión de encontrar algo que ‘le sorprenda’. La Navidad debería ser época de encuentro y amor, de hecho es de las pocas fechas que facilitan la conciliación familiar. Y en lugar de disfrutar de ello, nos enfrascamos en tiendas llenas y compras de última hora.

Puede que te resistas a la idea de no comprar nada porque existe verdadera magia en la madrugada de Reyes pero ¿qué tal la idea de reducir el consumo? No te hablo solo de reducir los paquetes, sino de reducir por ejemplo el impacto medioambiental de lo que eliges. O de reducir la pertenencia física en virtud de la experiencia o el regalo inmaterial.

¿Alguna vez has recibido una carta manuscrita en Navidad? De golpe somos capaces de decir todo aquello que no ha lugar en WhatsApp y da vergüenza decir con la boca. Puede ser el más valioso de los regalos y ni siquiera tuviste que comprar papel.

Cómo conciliar minimalismo y Reyes Magos

En el video de hoy te planteo nuevos enfoques para hacer de tu casa un hogar minimalista e igualmente navideño la mañana de Reyes. No queda tanto para la fecha clave y seguro que ya estás manos a la obra con las listas de regalos. ¿No es muy grande esa lista?

Estas son mis propuestas para ti:

  • No regalar. No es una opción para la infancia pero puedes encontrar consenso con los adultos y asumir que no tenemos que regalarnos porque toca. En el video te cuento por qué mi marido y yo no nos regalamos nunca nada.
  • Regalar menos. Además de reducir la cantidad de regalos recibidos, puedes reducir las expectativas de tus hijos aconsejándole elegir menos regalos. El deseo será enorme y su foco estará dirigido a lo que pidieron. Por muchos anuncios que vean. Si recibirán regalos de múltiples familiares, puedes elegir no regalar nada tú y asegurarte de que los demás escogen lo que tus hijos desean.
  • Regalar experiencias. Un objeto inmaterial como una entrada a un concierto o un teatro, un bono de cine, una escapada o una noche en el acuario pueden ser regalos inolvidables que no puedes poseer y que no tendrás que acumular en el futuro. Un curso online, una suscripción a Netflix, Spotify… etc.
  • Regalos ‘abiertos’. Así es como entiendo yo las tarjetas de regalo que dejan que tú elijas lo que de verdad tiene valor para ti. Mi favorito es el crédito Kindle para comprar libros electrónicos.
  • Regalos con consciencia. Puestos a ampliar el minimalismo, reducir tu impacto medioambiental también es un gesto minimalista. Opta por productos de Comercio Justo, objetos reciclados, ecológicos o de los artesanos de tu zona con un coste cero en transportes y un beneficio económico a tu comunidad.
  • Regalos de segunda mano. En el video te explico por qué optamos por esta opción para nuestros niños, al igual que hacemos con la ropa. Si te preocupa que no tengan caja o embalaje, quizá te sirva la sugerencia que incluyo.
  • Regalos hechos por ti. El DIY no pasa de moda y no solo en costura o manualidades. ¿Qué tal si cocinas algo para los tuyos? Una versión sana de alguna salsa, un encurtido, una mermelada, galletas veganas… ¡Las posibilidades son infinitas!

Recuerda, no dejes que nadie elija por ti.

Comparte el video con todos aquellos abrumados por las compras. Podemos hacerlo mucho más sencillo.

minimalismo y reyes magos

¿Quieres tener acceso a contenido adicional a través del mail? Suscríbete a nuestra newsletter para leerlo todo.

6 comentarios sobre “Minimalismo y Reyes Magos

  1. Me encanta! Yo hace ya unos años que conseguí reducir el flujo de regalos que reciben mis hijos, en total 3, máximo 4 entre papá Noel y reyes. Lo mejor que pude haber hecho, los disfrutan mucho más y tienen más ilusión, aunque aún tenemos que escuchar solo te trajeron eso??? En fin, poco a poco. Este año ya estoy buscando de segunda mano y para los adultos algo que nos haga falta, mi móvil se rompió hace unas semanas y es el regalo que pido este año que por lo menos lo necesito
    Gracias por tus consejos

    1. Sara, qué buena actitud y qué bien que con tus hijos hayas sabido acomodarlo. En realidad no supone ningún esfuerzo cuando vives una vida sencilla porque tus hijos no esperan otra cosa que coherencia. Navidades con regalos, ¡claro! pero sin desmadre. Gracias por tus palabras.

  2. Buenos días Bea: ?me permites en esta ocasión discrepar un poquito contigo?. Es que… !me encanta regalar!.
    Sí, me gusta pensar, buscar y comprar (si llega el caso) los regalos para mis hijos y nietos. Y la mañana de Reyes creo que soy yo la más feliz viendo sus caras.
    Me niego en redondo a dar dinero, y en esa Fiesta me “prohíbo” regalar cosas prácticas.
    Un abrazo muy cariñoso.

    1. Jajaja, ¡ESO ES PASIÓN! Me encanta. Pero escucha, para un niño no hay cosa más práctica que un juguete, tienen el trabajo más chulo del mundo 🙂
      Estas fiestas son emocionantes, segura que ambas tenemos las mismas ganas de que lleguen. Feliz día

  3. ¡Qué preciosidad! Me encantan todas estas ideas de regalos y minimalismo, las cosas que propones son súper originales. Ahora que se acerca la Navidad, estoy recopilando este tipo de ideas tan chulis para que no se me venga después el tiempo encima 😀 Me ha servido mucho tu post, ¡gracias!
    Un abrazo y felicidades por tu blog <3

Deja un comentario