Alimentación

Cómo hacer que tu hijo coma saludable

Ser madre lleva implícito el deseo de que tu hijo coma saludable. Pero no siempre es fácil y dar ejemplo no es un método infalible. Tal vez seas de esas madres que desayunan ensalada y que no consiguen que su hijo pruebe una pera. En la maternidad no todo es tan sencillo y si congénitamente nacemos programados para disfrutar de la leche materna, el resto de sabores suponen un reto, una adaptación y, a veces… una lucha.

Mi hijo come fatal (y otros tópicos)

Esta es la casa de la crianza sin agobios así que olvídate de tensiones y de frases tipo aprendidas por herencia:

  • Si no te lo comes te quedarás chiquitito
  • O te lo comes o lo tendrás de cena
  • Si comes esto tendrás la fuerza de un superhéroe
  • Ladybug come esto…
  • Los niños de África no tiene qué comer (¡por cierto! Le pregunté a Gombo que se dice en Burkina cuando los niños no quieren comer ¿nombran a otros países? Parece ser que todas las madres decimos lo mismo y siempre hay alguien con hambre por ahí)

(Si aún no has leído el libro de Carlos González ‘Mi niño no me come‘, regálatelo por Reyes o búscalo en tu biblioteca).

En realidad lo más sano en la mesa es directamente no hablar de comida. No discutir. Porque tenemos muchos temas de los que hablar como para que lo que gusta y no gusta se convierta en el punto del día. Tú le das a tu hijo lo mejor y se lo pones en la mesa. Hasta aquí tu preocupación. El resto, es cuestión de evolucionar y ser persistente, una de mis propuestas del video de hoy para que tus hijos coman saludable.

Propuestas para que tu hijo coma saludable

En el video de hoy te enumero 6 propuestas para que los mejores alimentos para nuestra salud vayan entrando en casa de forma paulatina. Si tener hijos te ha hecho ser consciente de lo mal que nos alimentamos, estás a tiempo de manejarlo.

  1. Sé persistente e introduce vegetales y frutas en su dieta cada día
  2. No le des importancia al hecho de que no quieran probar lo que ofreces. Normaliza
  3. No lo lleves a la compra en la medida de lo posible
  4. Reduce las opciones alimenticias (aplica el minimalismo)
  5. Ofrécele la mejor versión de los productos que le gustan
  6. Adelántate a su hambre

En el video desgrano mejor estos puntos y te ofrezco opciones de snacks saludables para tener entre horas. ¿Cuál es tu favorita? ¿Qué otras opciones puedes aportar? Déjamelo en los comentarios, me encantará aprender.

¡Ah! y recuerda algo muy importante: CUANDO NO HAY NO SE COME. Es decir, si no hay chucherías en casa, no habrá opción de comerlas. Esto también sirve para los mayores… ¡y el chocolate!

Comparte con las mamás agobiadas por la comida saludable y la infancia ¡somos un montón!

coma saludable

¿Quieres tener acceso a contenido adicional a través del mail? Suscríbete a nuestra newsletter para leerlo todo.

3 comentarios sobre “Cómo hacer que tu hijo coma saludable

  1. Hola Bea! Ya sabes que este es mi tema “favorito”, así que doblemente gracias por este video. Qué suerte que haya por lo menos una persona más en este mundo con las mismas inquietudes que tengo yo, je je. Mira, intentaré hacerte caso con lo de la persistencia. Yo, la verdad es que no lo hago. Sabiendo lo que mi peque no come, no se lo doy en el plato… Pero siguiendo tu consejo, lo voy a cambiar. A ver si sucede un milagro! A menudo “sufro” mucho pensando que lo estoy haciendo mal, porque mi hijo solo come fruta y verdura en forma de pure. Fruta entera (excepto platano) ni tocará. Lo mismo con la verdura. Siempre en este caso pongo las dos cosas en una balanza: mejor que coma en puré o que no coma nada… Y claro.. para mi el resultado es obvio (además desde que me compré una vitamix, ésta es mi mejor amiga y mi gran tesoro). Igual lo que voy a hacer a partir de ahora, al lado del puré, le pondré una pieza entera. A ver que pasa 🙂

    1. No hay una persona ¡hay millones! jaja. Es verdad que lo más fácil es ajustarnos a sus directrices pero recuerda que los niños no saben nada de nutrición. Y oye, ¡el puré ya está muy bien! los niños van creciendo en tamaño y también en curiosidad, no desistas. Lo haces muy bien. Abrazos

Deja un comentario