Alimentación·Minimalismo

Minimalismo y alimentación infantil

alimentación infantil
Un enfoque minimalista a la alimentación infantil

Como siempre digo, la vida minimalista aplica a todo ámbito, incluida la alimentación infantil. El plato de tu hijo también necesita una revisión para comprender qué es necesario y qué sobra. Veo a menudo madres que se frustran porque su hijo no termina el plato o porque no comen cómo ellas quisieran que comiera. Pero lo cierto es que los niños tienen una conexión con la nutrición mucho más sana que la de los adultos. Ellos aún nos capaces de saborear los placeres sencillos. Y sobre todo, no son esclavos de la comida.

De ello trata mi video de hoy para ayudarte a simplificar el día a día en su alimentación. Descubre qué es importante y deshecha el resto. Gestiona las cantidades y elige correctamente el tamaño de sus platos. Y sobre todo, respeta su límite de saciedad. Más no es mejor.

(Pincha en el video para verlo)

¿Cómo aplicar una alimentación infantil sencilla?

  • Recuerda que su estómago es más pequeño. Usa platos y cuencos pequeños con raciones adaptadas a su tamaño y bríndale el placer de poder acabar su plato y repetir.
  • Si no quiere más, no insistas. Podrías anular el funcionamiento de la hormona que regula la saciedad en el cerebro de tu hijo y por ende facilitar una disposición al sobrepeso en un futuro.
  • Quizá tu hijo necesite menos comidas al día o una mayor distancia entre ellas. Simplifica las rutinas y respeta las etapas de crecimiento así como las temporadas y su apetito.
  • La teta es alimento. Si tu hijo es lactante y crees que no se alimenta ‘como debiera’ recuerda que la leche es un alimento perfecto capaz de cubrir las necesidades de crecimiento de tu hijo.
  • ¿Qué necesita tu hijo y qué es superfluo? Fórmate en qué macronutrientes y macronutrientes precisa y olvídate de los ‘comestibles’ que no son realmente comida ni aportan contenido nutricional a tu hijo. Elige comida de verdad. Elige lo sencillo. Elige la tierra.
  • No le des azúcar, no le des basura. La comida real es rica en micro y macronutrientes.
  • Recuerda que los niños disfrutan de las cosas sencillas. ¡Son auténticos maestros del minimalismo!

Si te interesa un libro de apoyo que casi es una biblia para las mamás, te recomiendo ‘Mi niño no me come’ del pediatra Carlos González.

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto cada 15 días .

Deja un comentario