Minimalismo

Mis hijos recibirán regalos de segunda mano en Reyes Magos

regalos de segunda mano
Regalos de segunda mano, una opción minimalista

Este año mis hijos tendrán por Reyes Magos regalos de segunda mano. No recibirán ningún juguete nuevo y en el video de hoy te cuento cómo y por qué. Evidentemente te hablo de los regalos que recibirán en nuestra casa porque no somos quién para decidir sobre los regalos que amorosamente quieran dar a nuestros hijos la familia.

Una de las cosas que menos me gustan del día 6 de enero es la cantidad de cajas y de plástico llenando los contenedores de basura de la ciudad. Los juguetes vienen sobreplastificados y se genera una cantidad de residuo enorme. Si ese día das un paseo por tu calle después del desayuno verás la misma estampa que yo. Cajas coloridas y deslumbrantes de juguetes nuevos anunciados desde octubre en televisión.

Por qué hacer regalos de segunda mano a mis hijos

Este año y en consenso con mi pareja, decidí que buscaría los regalos de mis hijos en el mercado de segunda mano. Además buscaría regalos

  • no sexistas (dos niñas y un niño)
  • que pudieran compartir todos (2 y 5 años)
  • que no fueran electrónicos
  • fáciles de ordenar y recoger
  • y en lo posible de materiales nobles que pudiéramos conservar por más tiempo.

Precisamente el buen material está ligado a la segunda mano (igual que la lana es la reina de la ropa heredada) porque un juguete de plástico no dura tanto ni se cuida tan bien como para esperar una segunda vida. Lo cierto es que el material con que estén hechos los juguetes de sus hijos les predispone a un trato o a otro. Con ciertos materiales son más cautelosos y generan más respeto y curiosidad.

Este reto responde a mi inquietud minimalista. Porque no creo que el minimalismo exija no regalar una vez al año en un momento tan especial para su imaginación. Sino hacerlo con consciencia, consiguiendo el más desde el menos. ¿Cómo es esto? Para mi particular visión, existen formas de crear felicidad y dar regalos sin necesidad de generar una mayor demanda de consumo y gasto de recursos mundiales. Vivimos en el primer mundo y es vox populi que nuestros niños tienen ‘juguetes de más’. Luego lo lógico sería reutilizar dichos juguetes en exceso. Porque aún están en perfecto estado y a los niños les interesa el juguete, no la procedencia.

Un niño no sabe que los juguetes se fabrican en China ni la ropa en Bangladesh. Los niños creen que ese juguete viene mágicamente a sus manos para jugar y punto. Somos nosotros los que exigimos la caja, el embalaje, el precinto, las pilas incluidas. Si nos centramos en la funcionalidad del juguete y la limpieza del deseo del niño ¿crees que es tan importante que tus hijos tengan juguetes nuevos?

En el mundo ya hay demasiados juguetes. Demasiados plásticos. Demasiadas cosas en general. La felicidad no necesita fabricar más para instaurarse en casa. Y menos en lo que al juego respecta.

Cómo hemos adquirido los juguetes

En esta ocasión he usado la aplicación Wallapop para hacer compras en mi zona, donde hay bastantes usuarios activos. Empecé a buscar en septiembre y desde entonces no todo lo que he visto y por lo que he preguntado ha acabado en buen puerto. Los criterios de búsqueda fueron ‘juguetes’ en mi radio de búsqueda y a partir de ahí, ‘juguetes de madera’, ‘juguete de tela’, ‘juego educativo’… etc. Algunos usuarios venden juguetes aún en sus cajas, otros con muy poco uso y otros venden honradamente lo que les queda de un juego completo por si te pudiera interesar (una vez vendí las piezas de un encajable a otra mamá a la que se le habían perdido dos del mismo juego).

Cómo presentarle los juguetes a los niños

Los niños no esperan la caja, esperan el juguete. En este caso, se los daremos montados pero igualmente envueltos. Aunque también de eso puedes prescindir y usar una tela para taparlo todo o directamente ponerlos expuestos en una habitación ¡la sorpresa es la misma! Existe un extraño pudor por los juguetes de segunda mano que nos da una sensación genérica de ‘pobreza’ pero esto, ya lo sabes, es una tremenda tontería. Probablemente algunos tengas que limpiarlos con un trapo y vinagre (para quitarles el polvo del antiguo dueño o marcas de uso) o incluso, como ha sido mi caso, restaurar alguna parte (pintura). No es un gran reto.

Tal vez esto sea un planteamiento brusco para tu forma de hacer pero quizá podrías comenzar por incluir un accesorio de segunda mano. Por ejemplo, si regalas una cocina de juguete, adquirir las comiditas de segunda mano. O viceversa, encontrar una cocina y comprar solo las sartenes.

El ahorro

Evidentemente, otra ventaja de esto, aparte del aspecto medioambiental y social, es el ahorro económico. El total de los juguetes que recibirán mis tres hijos la mañana del día 6 ha sido de 55 €. He buscado el precio real de cada uno de los juguetes y el ahorro es de 96,83 € ¡casi 100 euros menos! Pero lo importante sin duda es que daremos vida, y mucha, a juguetes que aún estaban perfectos.

Pincha en el video para visualizarlo

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto cada 15 días .

9 comentarios sobre “Mis hijos recibirán regalos de segunda mano en Reyes Magos

  1. Yo tambien hago como tu. Todo de segundamano pues, a parte de todo, me parecen desorbitados los precios de los juguetes nuevos. Con lo que me ahorro les visto esta temporada!!

  2. Feliz año nuevo mama valiente!! Soy una mama de una niña de 15 meses y estoy enbarazada de mellizos y acabo de encontrar tu blog…. intento llegar a alguna entrada en la que aconsejaras como llevar a 3 bebes en carricoche ( carro que usaras). ESTOY MUY DECEPCIONADA con lo que leo por ahí de madres que obligan a que usemos dos carros y salgamos a la calle con el padre, acaso no puedo salir sola? es la generación de la mamá que no puede con todo?. si tengo qe salir sola porque mi marido trabaja y no coincidimos hasta el finde, por qe tengo qe estar encerrada con los niños porque las blogueras dicen que un carro de trillizos es una locura?. Bueno ojalá puedas aconsejarme. gracias, un beso.

    1. Gracias Verónica, feliz año a ti también. Ante todo ¡Felicidades por tu embarazo! Como sabes, esta es una casa minimalista así que cuanto menos, mejor. Y no, nunca tuvimos dos carros porque, como dices, no es tan habitual que padre y madre estén libres para ir de acá para allá a la vez (Ojalá). En mi caso nos hicimos con el carro que recomendé en este post:
      http://www.mamavaliente.es/2016/05/10/alimentar-mellizos-a-la-vez/
      Pero Fresa, la mayor, tenía 3 años así que ya andaba. No obstante, alguna vez no quería ir andando o yo quería ir más deprisa, con lo que llevaba uno de los mellizos (la niña generalmente, que pesaba menos) en un fular o en una bandolera. De esta manera podía montar en el metro, hacer recados, o ir adonde tuviera que ir. Espero que pueda serte de ayuda porque ni remotamente te conviene quedarte encerrada, la calle es vida para ti y para ellos. Besos

  3. Cómo me gustó! Nosotros este año también hemos tirado de juguetes de segunda mano, más por lo que buscábamos (un juego concreto que salió hace unos años) que por el hecho de que reutilizar. Pero viendo el buen resultado, el año que viene repetimos seguro!! De niños mi madre no envolvía ni un regalo, más por la practicidad que por el residuo, y no lo recuerdo como algo malo (quizás de más mayor lo echaba en falta, cuando el anuncio del corte inglés te indica que todos los regalos deben ir envueltos y a juego con la decoración del árbol…), es más, entrar al salón y que todos los juguetes estuvieran de exposición… Era como tener nuestro propio escaparate de juguetes.. una pasada.
    Un placer leerte, como siempre!

Deja un comentario