Minimalismo

¿Existe la ropa minimalista?

ropa minimalista
El concepto de ropa minimalista que las marcas no trabajan

Tengo un concepto distinto de lo que es ropa minimalista frente al concepto de la industria textil y voy a compartirlo contigo con este artículo. Cuando hablamos de ropa minimalista en el mundo de la moda, nos viene a la mente el negro y el blanco de forma indefectible. Las formas rectas, los colores sólidos y planos. Los básicos sin género. Dado el interés de la población por el minimalismo en tanto que necesitamos liberarnos de muchas cosas innecesarias, las marcas de moda han planteado líneas de ropa ajustadas a este deseo.

La ropa minimalista según la moda

Y de hecho han afinado tanto que contamos con propuestas como The System, de Eileen Fisher, donde nos invita a vivir únicamente con 8 piezas de ropa. Por ejemplo, cuatro pantalones negros de distinto corte, un vestido de viscosa y tres blusas de lino y de seda. Pero adivinas bien: blanco y negro. Te aconsejo que des un paseo por la marca, aunque no te la puedas permitir porque es un ejemplo de marca sostenible. Aquí tienes un video sobre cómo funcionan las múltiples combinaciones de The System:

Otras marcas menos comprometidas y más asequibles, han querido jugar la moneda del minimalismo y así encontramos outfits similares en H&M, Zara y compañía. Destaca Arket, del grupo de H&M, que vende precisamente este concepto minimalista para grandes y pequeños así como para el hogar.

Qué es para mí la ropa minimalista

Sin embargo, cuando veo este tipo de soluciones sintéticas y frías para llevar una vida minimalista me cuesta mucho hacerlas mías. Sobre todo porque me cuesta creer que debamos uniformarnos. Por ejemplo, hablando de colores, te diría que adoro el color blanco, el color luz por todo lo que representa y que, aunque el negro es muy estiloso, sé que representa todo lo contrario y que me hace parecer aún más delgada. Ahora bien, como mamá que no usa productos tóxicos, vestir de blanco a diario es una utopía que no contempla que voy a acabar el día con miles de manchas. Y que no usaré lejía, sino el sol, el jabón y el percarbonato. Así que el minimalismo de blanco y negro no funciona para mí.

A mí me gustan los estampados, la verdad. La tía de mi madre era modista y me crié entre montones de telas estampadas con cuyos retales jugaba. Y me gusta el color, está intrínseco en ser pintora. Así que ¿acaso debo sacrificar mis gustos por un uniforme minimalista? Tener menos es ser más libre y esto implica quedarse lejos de las etiquetas y los moldes.

Para mí, ropa minimalista es la que conforma un armario breve pero versátil y con poco impacto medioambiental.

Claves para elegir ropa minimalista

  • Ropa atemporal. Sin moda, sin tendencia, hay prendas que se mantienen en tu armario año tras año porque no responden a un capricho sino que son bonitas y cómodas sin más. La atemporalidad de la prenda hará que elijas un tejido mucho más duradero porque no será algo que te pongas este verano sino algo que con suerte disfrutarán otras personas después de ti.
  • Duradera. O lo que nuestras madres entendía por ‘sufrida’. Un armario minimalista no tiene por qué ser barato, de hecho no sé por qué se tiende a veces a relacionar austeridad con minimalismo. Aunque a veces es así, no todo el mundo aplica el minimalismo desde este enfoque. Y tampoco necesitas gastarte mucho dinero en una prenda para que esta sea buena, sino elegir el tejido adecuado.
    Seré más concreta: tener menos ropa, implica vestir más veces esas prendas. Para no estropearlas con los lavados, sería ideal escoger tejidos que transpiren. De esta manera no tendremos que vivir preocupados por el olor corporal ni tener que echar a lavar algo que no se ha manchado. Pero si se mancha y has de lavarla, secarla y plancharla, es ideal tener presente en el momento de la compra el tipo de tejido. Por ejemplo, en los jerséis, cuanta mayor mezcla de tejidos haya, más posibilidades de ‘bolitas’ tendrás. En especial las fibras sintéticas como el acrílico, el poliéster o el nylon son productoras de estas molestas bolas. Para ello, lo mejor es optar por tejidos naturales como la seda, la lana o el algodón 100% y el tencel si eres vegano.
  • Versátil. Tanto en colores para combinar como en diseño para adaptarse a distintas situaciones. Este truco es el que te hace elegir un vestido que puedes usar tanto en una fiesta como en un café con las amigas o una tutoría del colegio. Si además te mueves en una gama de colores recurrente, será más fácil combinar las prendas sin necesidad de grandes esfuerzos. Pero esto no quiere decir que renuncies al color o a los estampados: basta con tener unos básicos con los que hacer combinaciones y seguir disfrutando de la ropa que te gusta.
  • De mínimo impacto. Esto me parece muy importante en el estilo de vida minimalista. Porque no creo que sea minimalista vestir de Inditex. Minimalismo es obtener más de lo menos así que no puede consentir la explotación de seres humanos o el maltrato de los recursos de la Tierra. Que valga menos no significa que cueste menos, porque estamos ciegos ante el coste humano y natural de la prenda. No tiene sentido reducir tu armario para simplificar tu vida a costa de la complicación de otras vidas humanas.
    Pero esto tampoco quiere decir que debas vestir solo marcas de Comercio Justo o veganas. Aunque estaría bien, puede que no te lo puedas permitir y existen otras opciones. Como no comprar tanto, aprovechar lo que tienes o empezar a utilizar ropa de segunda mano. Mi amiga Lorena me ha descubierto una marca de ropa que rescata stock antiguos para recuperarlos y ponerlos de nuevo en el mercado. Me ha encantado, se llama SusiSweetdress.

Algunos trucos

Si quieres ser fiel a una forma de vestir minimalista porque te hace sentir mejor, te aconsejo que recicles los catálogos de ropa que llegan a tu casa pasando por el importante paso de no leerlos primero. Si no puedes evitar recibir publicidad en el buzón, tal como lleguen, recíclalos. No los abras, porque estos catálogos son como un señor llamando a tu casa para venderte un colchón que ya tienes. Es lo mismo pero con una bella iluminación, retoques digitales y escenarios idílicos. Deshazte de lo que no necesitas.

Para los zapatos, basta con un par pero dependerá de tus actividades. Lo que mejor funciona a nivel de versatilidad, son los tonos tierra. Échale un vistazo al calzado ecológico de Juana Barranco.

Ojo con las frases en la ropa. Pueden ser cansinas o puedes arrepentirte de lo que dicen. Piensa si de verdad te definen.

Con un estilo de ropa minimalista puede que no tengas ropa para cada ocasión pero si te invitan a una fiesta de disfraces o a un cóctel de medio día, podrás llamar a tus contactos y hacer más humanas tus relaciones dejando claro que los necesitas. Vas a estar más unido con el que te preste eso y tu atenderás su prenda con mimo porque habrás de devolverla. Esto es una tontería que me hace feliz. Cuidar lo de otros porque con ello me cuidan a mí.

armario minimalista

¿Cuál es tu idea de armario minimalista? Anímate a compartir el artículo si compartes mi visión de vivir sin uniforme.

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto cada 15 días .

11 comentarios sobre “¿Existe la ropa minimalista?

  1. Muy buen artículo, además me gustaría añadir un enlace muy interesante sobre la ropa fabricada con algodón orgánico, que recomiendo que leáis, porque personalmente cada día me empapo un poco más sobre todo lo natural que podemos aportar a nuestra rutina, y precisamente todos tenemos a mano una tienda muy accesible en cuanto a precios para vestir mamas, papas y niños con ropa orgánica. La tienda es C&A, y el enlace del artículo que os recomiendo es el siguiente: https://www.c-and-a.com/es/es/corporate/company/sostenibilidad/bio-cotton/ .
    Un saludo!!

  2. Hola Bea: En está ocasión no puedo estar muy de acuerdo contigo y lo siento.
    Yo ya tengo 74 años, Jesús mio, así escrito suena a un montón, y aunque me interesa la sostenibilidad , en el vestir me resulta muy difícil. En general la ropa ecológica tiene un diseño y hechuras no muy bonitos.
    Pienso que sin nosotras saberlo éramos en mi niñez y juventud infinitamente más ecológicas que ahora. Benditas modistas.
    Un abrazo muy cariñoso.

    1. Rosa María, aunque creas que no, estamos en total sintonía. Entiendo lo que dices, la ropa ecológica no es la más bonita. Yo de hecho no visto ropa ecológica (a excepción de alguna prenda). Me visto con ropa de segunda mano que viene de mucho más atrás, ya ves lo intemporales que son algunas modas y por eso hablo de la intemporalidad. Ahora mismo llevo una rebeca de cuando la ropa ponía ‘Made in Spain’. No sabría decirte el año pero por el estilo… años 60 / 70. ¡Y es lo más calentito del mundo! gracias por tu comentario y por la alabanza a las modistas ¡olé por ellas!

  3. Me gustan los colores las texturas bonitos oufits con accesorios. La verdad no pude ni terminar de ver el video de lo aburrido en los colores. En lo personal aplico el minimalismo en tener solo lo que me gusta y uso aunque a veces sea mucho. Lo que no me gusta o no va conmigo. Se va

  4. Buenas tardes. Me gusta mucho tu articulo, ¿Cómo haces con la ropa de los niños? ¿Tienen ropa o armarios minimalistas? te lo pregunto porque también tengo mellizos y se ensucian mucho, lo que me hizo lavar más y al final la ropa termino llena de motas, ¿Tienes algún truco?

    1. Hola Andrea, para los niños usamos sobre todo ropa de segunda mano, aquí tienes post sobre ello:
      http://www.mamavaliente.es/2017/09/07/como-seleccionar-la-ropa-prestada-minimalismo/

      http://www.mamavaliente.es/2016/10/21/el-armario-de-tus-hijos-se-ha-escrito-un-crimen/

      http://www.mamavaliente.es/2016/06/21/como-beneficia-a-tus-hijos-vestir-de-segunda-mano/

      Aunque el gran secreto es… dejar de preocuparte por las manchas. Forma parte de su infancia y no tenemos eventos con la realeza. Espero que te sirvan los enlaces, saludos.

  5. Hola. Tienes algún artículo sobre los tejidos de calidad y tiendas q los vendan? He leído lo del lyocell pero no se q tiendas los trabajan.
    Estoy muy interesada pq estoy harta de ropa q en dos usos coge mal olor q no sale con nada y tengo tirar. Amén de las bolitas o los ritos q aparecen en ” nah y menos” de tiempo.
    Las últimas unas camisetas de ” algodón orgánico” de HyM. Un día y les salieron agujeros.

    Si tienes algún artículo, hazme un favor y remiteme a ellos porque no los encienene.

    Aprovecho para hacer.un offtopic. Me ha parecido leer de pasada en alguna entrada de tu blog q no usas aceite de coco. Pq? He leído q es buenísimo para todo y quería q fuese mi próxima compra xa desmaquillante, crema corporal, de manos y más cosas.

    Acabo de conocerte, se nota? Te freiría a preguntas jajaja

    1. Bienvenida, Mónica. Tengo una entrevista a Verde Moscú, una tienda sevillana con este tipo de tejidos donde explican qué es el lyocell:
      http://www.mamavaliente.es/2017/05/16/ropa-ecologica-y-de-comercio-justo-entrevista-a-verde-moscu/
      El problema de muchas tiendas que usan algodón orgánico es que las condiciones de trabajo siguen siendo injustas: cuidamos la flora y fauna y descuidamos al ser humano.

      No uso aceite de coco porque intento evitar los productos que vienen de muy lejos. Yo vivo en Sevilla así que el aceite de coco necesita una logística enorme hasta llegar aquí. Si queremos tener menos impacto en el planeta, el primer paso es solucionarnos la vida con lo que tenemos a mano. Aquí en España existen otros aceites con buenísimas propiedades como el aceite de oliva (yo nací en Jaén, tierra de aceite). Para la cara uso el de sésamo por razones de medicina ayurveda y mi biotipo corporal, lo probé y me encantó. Sí he usado antes el aceite de coco, y mucho, pero la clara muestra de que no está hecho para España es que se solidifica con el frío. Los alimentos tropicales son fantásticos en el trópico y aquí tenemos otros ideales para nosotros. En resumen, llevo un tiempo intentando consumir cosas de cercanía y esta es una de ellas. Otra es que encontrarlo virgen es bastante más caro.
      Sé bienvenida a tu casa

Deja un comentario