Entrevistas·Minimalismo

Esto no es minimalismo. Entrevista a Adri, de MINIMALISTAMENTE

no es minimalismo
Aviso navegantes, esto NO es minimalismo

Si practicáis el minimalismo SEGURO que habéis dado con una de sus mayores exponentes en español, Adriana Coines (Adri) con numerosos videos sobre la aplicación del minimalismo en pro de una vida sencilla y con su web Simple Bienestar.

Adri se define como una persona feliz que dio un giro a su vida al descubrir la filosofía del minimalismo. Al cumplir los 30 y tras sufrir una depresión durante años, dejó su trabajo y su casa, puso en venta todo lo que tenía y volcó toda su energía en su pasión: el coaching. Su punto fuerte como coach es ayudarte a dar ese cambio de vida que necesitas, a empujarte a ese salto para el que tú solo no encuentras valor y hacerlo desde la sencillez.

Recientemente publicó en su canal un video sobre los malentendidos del minimalismo y sobre las ideas equívocas que se ha formado frente a este etiquetándolo como moda. Este es el video en cuestión y a continuación vamos a profundizar más sobre su experiencia personal con estos mitos:

Minimalismo no es un método para ordenar tu casa

  • El libro ‘La magia del orden’ de Marie Kondo está totalmente asociado al minimalismo pero, aunque comparte muchos puntos en común, no es un tratado minimalista. Es evidente que cuantas menos cosas tienes, más sencillo es tenerlo ordenado, pero a veces esperan ver en tu casa organizadores de diseño o encontrarla siempre como una portada de revista. ¿También hay caos en las casas minimalistas?

El caos es una faceta más de la realidad, y como tal, es natural que lo encontremos en nuestra casa. Un hogar minimalista no es una excepción. Yo lo he aceptado: soy desordenada… ¡y lo seré siempre! He integrado esta realidad en mi vida y he dejado de luchar para ser una persona que no soy. El minimalismo no es como el hechizo de Mary Poppins para que la casa se ordene como por arte de magia. Sí, las cosas siguen saliendo de su sitio y quedando tiradas en cualquier rincón, especialmente si hay niños pequeños, como bien sabe Bea, pero la diferencia es que en una casa minimalista resulta fácil y rápido volver a ordenar.

No es tener menos

  • Coincido contigo en que las competiciones por saber qué minimalista tiene menos se convierten en el absurdo, pero todo son procesos. Recuerdo que al principio miraba muchos artículos sobre los japoneses o los mochileros y ¡me frustraba! Luego comprendí que tengo una casa de seis personas… ¿Te has visto alguna vez contando la ropa que tenías o comparándote con las pertenencias de otros minimalistas?

Lo reconozco, de vez en cuando abro el armario y pienso: ¡Cómo me gustaría llevar toda mi vida en una mochila, como mi amiga Brittany! Y me frustro y siento envidia, pero mi vida y mis circunstancias son diferentes a las suyas. Estoy aprendiendo a utilizar estos pensamientos de forma constructiva, a usarlos a modo de brújula que me orientan y me dicen en qué dirección quiero evolucionar. Pero a mi propio ritmo.

No es ahorrar dinero

  • Parece que minimalismo aporta modelos contrarios: el minimalista adinerado con pocas posesiones pero de diseño exclusivo y el minimalista de corta economía que subsiste gracias a una vida sencilla. Pero minimalismo es para todo el mundo. No obstante, cuéntanos ¿te han dicho alguna vez que eras una ‘rata’ que en realidad no quería gastar dinero o que es un capricho de ‘niña rica’?

De hecho, me dicen de todo, desde “hippie perroflauta” hasta “niña mimada”, lo cual es una interesante muestra de cómo cada uno ve la realidad a través de su filtro y de sus propios miedos. Hay personas con más recursos y personas con menos, y cada cual vive de acuerdo con su capacidad. Lo mismo ocurre con los minimalistas. No es una cuestión de cuánto dinero tienes y gastas, sino de cómo inviertes el dinero que tienes.

minimalistamente

No es una moda

  • Esto no es un reto de 30 días para ti ¿qué razones fundamentales crees que te hacen seguir apostando por el minimalismo como tu filosofía de vida y no como tu forma de agendarte o vestirte? ¿Cómo contestas a las críticas a este respecto?

Estoy segura de que mi estilo de vida cambiará a medida que yo cambio con el paso del tiempo, pero los principios del minimalismo me acompañarán siempre, adaptados a cada nueva circunstancia. El minimalismo me ha ayudado a encontrarme a mí misma, a vivir de forma coherente con mis valores y deseos profundos. Una vez que lo has experimentado, es imposible volver atrás. No hago esto para ganar la aprobación de nadie, y tengo muy interiorizado que tanto el que me critica como el que me aplaude me ve a través de su propio filtro, y en el fondo se está viendo a sí mismo.

No es hacerse nómada digital 

  • Como hemos visto antes, la mochila reducida parece ser un icono del minimalismo pero como dijo Lucía Terol en su charla ‘Minimalismo: Claves para un nuevo estilo de vida’, existen casos como el de Leo Babauta, con una familia sedentaria de ocho miembros y minimalista. ¿Conoces otros ejemplos menos tópicos de minimalistas?

Conozco a muchas personas que tienen un puesto de trabajo fijo, una casa y una vida sedentaria, y están transformando su vida aplicando los principios del minimalismo. De hecho, los cambios más importantes no los experimentan a nivel material, sino en otras áreas de su vida, como sus relaciones, su forma de pensar, su salud, etc.

No es un sacrificio

  • Algunos optan por no separarse de sus libros, de ciertas colecciones, actividades de ocio o de fotografías de sus hijos. En mi caso, tenemos dos coches porque la logística obliga y no renunciaríamos al WiFi. Y no creo que esto me haga ser menos minimalista puesto que a día de hoy nos facilita una vida sencilla y feliz. ¿Puedes hablarnos de algo que es esencial para ti y a lo que no has renunciado pese que a para otros sea opcional?

Mis intrumentos musicales. Tengo una buena colección de violines, guitarras, cuencos tibetanos y otros tantos. En ocasiones siento que son una carga, cuando tengo que moverlos, y a menudo me pregunto si hay alguna forma de aligerar esta área de mi vida. Sin embargo, siempre llego a la misma conclusión de que mis instrumentos son mis bienes más preciados y enriquecen mi vida de forma profunda. Al final, el minimalismo consiste precisamente en identificar aquello que más valor te aporta, y cuidarlo.

No es un dogma

  • ¿Alguna vez te has sentido hipócrita en alguna de tus decisiones frente al minimalismo? ¿De qué manera o con qué herramientas renuevas tus conocimientos y exploración del minimalismo? (Libros, experiencias, contacto con otras personas o culturas…). Me encantaría que nos dejaras una recomendación.

Por supuesto, cada día me doy cuenta de pequeñas o grandes incoherencias entre lo que hago y lo que predico, pero de eso se trata, de ir aprendiendo y evolucionando a base de ensayo y error. No es fácil, y supongo que este es un proceso que no termina nunca. Lo bello del minimalismo es que siempre puedes profundizar un poquito más.

Sí, leo todo lo que puedo sobre minimalismo y sigo a otras personas que lo practican, pero la mejor herramienta sigue siendo prestar atención. Cada vez que me siento mal, que algo me molesta, que me encuentro cualquier dificultad, observo con atención de qué manera he perdido el foco y como puedo volver a centrarme. La propia vida te va mostrando el camino. Dicho esto, la experiencia que más me ha marcado en este sentido es viajar sola a lo mochilero, porque es donde he entendido que no necesitas nada material para vivir grandes aventuras, y he descubierto una fortaleza interior que no sabía que tenía.

***

Gracias Adri por este ratito juntas, mis mejores deseos de sencillez para ti. Has sido sincera y emocionalmente desprendida y desde Mamá Valiente te lo agradecemos mucho.

Si te gustó leerla, también la encuentras en Instagram y Facebook.

Y ya sabes que encuentras más sobre minimalismo, gestión de tiempo y vida sin agobios en mi libro Ni todo tú ni todo hoy.

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto cada 15 días .

2 comentarios sobre “Esto no es minimalismo. Entrevista a Adri, de MINIMALISTAMENTE

Deja un comentario