Minimalismo

Minimalismo y feminismo: Las mujeres necesitan menos

feminismo

¿Tiene algún efecto el minimalismo sobre el feminismo? Estoy convencida. Convencida de que el minimalismo es especialmente oportuno para liberar a las mujeres y procurarles igualdad. En el video de hoy te hablo sobre algunos estudios que señalan el cerebro femenino como algo diferente al masculino. Sin embargo, otros estudios recientes advierten de que esto no es real sino que más bien se presume un ‘hermafroditismo cerebral’.

Sin embargo no somos iguales

El feminismo persigue la equidad, esto es, que mujeres y hombres accedan a idénticas oportunidades, reciban el mismo respeto y que los éxitos de ambos sean valorados. Pero no pretende decir que somos iguales, porque esto es falaz desde la propia biología. Igualdad sería dar un mismo rasero para todos en todo sin contemplar las características y necesidades individuales, lo cual, por ejemplo, obviaría conceptos como la maternidad.

Pulsa sobre el video para visualizarlo

¿Qué tienen que ver minimalismo y feminismo?

El minimalismo da una respuesta liberadora a los patrones culturales y sociales aprehendidos. Nos enseña a decir ‘no’ a las expectativas infundadas sobre lo que debe hacer una mujer o cómo debe ser una mujer. El minimalismo da una respuesta de suficiencia a la mujer y la empodera desde lo pequeño: porque no necesitas más para ser mejor. No necesitas más para ser tú.

En el video te hablo de estudios como los de Louann Brizendine o el de la Universidad de Pensilvania, todos ellos coincidentes en que los hombres y las mujeres procesamos la información de una manera diferente. Este tipo de estudios chocan con uno más reciente en el que se asegura que ambos cerebros, femenino y masculino, tienen más semejanzas que diferencias. Pese a las investigaciones, seguimos adheridos al concepto de que la mujer es  multitarea y que el hombre es bueno para cazar por su sencilla acción-reacción.

No eres una mujer pulpo

Lo cierto es que hacer más cosas no te hará más productiva (ni más mujer), sino que te hará estar más ocupada. Y a menudo en cosas que no te gratifican o no suponen crecimiento para nadie sino simplemente una apariencia. Cuando asumes el minimalismo como un baremo con el que medir tus prioridades, un medidor de energía para no desperdiciar tu precioso talento, empiezas a comprender que es hora de liberar tu agenda. Es hora de liberarla de compromisos y de personas vacías. De actividades ‘de escaparate’ que solo continúas haciendo porque dan buena imagen de ti o porque se espera que cumplas con ellas.

No tienes 8 brazos ni los necesitas para ser feliz. Puedes hacer menos cosas y poner tus dones desbordantes en aquellas cosas que haces y por las que te entregas. Porque otra cosa no, pero entregadas somos un rato. Tenemos pasión y no dispersarnos nos ayudará a crear cosas increíbles. 

No necesitas comprar nada

El minimalismo es esa puerta de atrás por la que huyes del consumo contemporáneo. Es una despedida silenciosa y a la francesa de las marcas, la moda, el sobre-estímulo, la sobre-oferta. Es decir adiós al incesante pensamiento ‘lo necesito‘. O a los rótulos de ‘nuevo, más compacto, más sexy, más joven‘. ¿Y quién es el objeto principal de los comerciales? Las mujeres. Bien porque somos más susceptibles (qué vivan las sorpresas hormonales), bien porque somos las encargadas de la compra de suministros en casa. Seguro que más de una de mis lectoras se encarga de comprar su ropa, la de sus hijos y la de su marido. De comprar la comida, los muebles e incluso de cerrar las vacaciones.

El minimalismo es el descargo mental de saber que no necesitas nada para ‘repararte’ o ‘mejorarte’. Que no eres un proyecto a medias con el que te han ‘enmarronado’. Eres una persona completa, lúcida y vital que sabe que los objetos no harán más que frenarla y que no tiene que aceptar ningún compromiso que no se alinee con su felicidad.

Eres libre, mujer. Y te bastas.

 

 

¿Quieres saber más sobre mi viaje minimalista? Lee ‘Ni todo tú ni todo hoy‘.

¿Lo compartes con esa mujer de talento que te vino a la cabeza? Gracias.

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto cada 15 días .

6 comentarios sobre “Minimalismo y feminismo: Las mujeres necesitan menos

Deja un comentario