Crianza

La importancia de respetar el dibujo del niño

dibujo

En vacaciones tus hijos van a pintar más si cabe y es importante darnos un toque para respetar el dibujo del niño. Si jugar es su trabajo, los dibujos son los informe de empresa de su cabeza. Observa lo que dibuja tu hijo porque ellos tienen una forma de expresión innata y tienen una cultura comunicativa menos viciada que los adultos. En nuestra mano está no poner vallas a esta creatividad innata y aprender de su mundo interno. Mi hija Fresa dice que a veces siente ‘una tormenta’ dentro de sí y en lugar de darle un paraguas, elijo enseñarle a disfrutar la lluvia.

En mi caso el paraguas sería la ‘deformación profesional’ porque soy doctora en Bellas Artes y cuando mi hija vino al mundo ya tenía una casa llena de materiales plásticos profesionales (antes del minimalismo, A.M.). ¿Cómo iba a hacer para no condicionarla? ¿Para no decirle cómo ‘eran’ las cosas o cómo se ‘debía’ dibujar? Cortándome las manos yo no se las cortaba a ella. Ni tampoco a los hermanos que vinieron después, a los que les tocó vivir el arte desde lo salvaje (cero patrones).

Qué hice para respetar la creatividad de Fresa

  • En primer lugar, nunca ‘la puse a dibujar’. No le ofrecía materiales que no pidiera, al estilo destete: No ofrecer, no negar. Después de la pregunta ¿pintas mucho a tus hijos? la que menos me gusta es ¿Tu hija también pinta bien? Hay profesiones que condicionan más a la herencia familiar que otras y la mía, lo sé, es disfrutona para los niños. Pero mis hijos no tendrán nunca que hacer la profesión de sus padres gracias a que los padres tuvimos la libertad de elegir la nuestra. Creo que mi hija ha sido la niña que menos dibujaba de su colegio. Hasta que un día empezó ella sola y no pudo parar.
  • Nada está mal. En casa evitamos los juicios sobre el dibujo, tan subjetivo que sería osado creernos con la verdad absoluta. Después de vivir el mundo del arte contemporáneo sé que no hay bueno ni malo, feo o bonito: hay evocación o falta de ella. En 2015 hice una pintura irónica sobre esto, sobre la idea de que lo bonito es lo realista (puedes verlo aquí). Una obra te gusta o te disgusta, pero los juicios del tipo ‘eso lo hago yo‘ olvidan la importancia de las ideas. Las ideas de los niños son limpias y dignas. Cuando una persona se comunica no decimos que usa verbos feos o preposiciones bonitas, escuchamos el mensaje. La forma de comunicarse de un niño en fase pre-lectora es la expresión plástica. Y no es fea ni bonita, es su vocabulario. Evitamos frases como ‘Eso no es así’, ‘Eso no se parece’, ‘Demasiado grande/pequeño/negro/colorido/etc’, ‘¿Te enseño a hacerlo bien?‘ o ‘Vaya birria’. Te comparto el video de mi amigo y fabuloso artista Felipe Ortega-Regalado, ‘El dibujo es libre y personal’, al que espero tener en el blog pronto:
  • No todo es fantástico. Esto es, que no juzguemos sus dibujos y no llamemos feas a las formas que no nos agradan, no quiere decir que nademos en aplausos con todo lo que hace. El estímulo es bueno si tiene coherencia, pero si el niño observa que sin tesón ninguno consigue la admiración de los padres, perderá el interés en mejorar su forma de comunicarse. Ni tanto ni tan calvo. Si un niño excelente en el dibujo deja de ver su trabajo como reto, perderá el interés de forma paulatina. Podemos usar frases como ‘El que hiciste ayer me gustaba más‘ sin herir los sentimientos del niño.
  • Prevalencia del papel blanco sobre el libro de colorear. El libro de colorear es muy cómodo y yo misma he rellenado cientos. Pero está hecho de límites y contornos. Eso es una valla de dos metros para la imaginación de un niño. Cuando los utilizamos, solemos darle una vuelta al libro haciendo un ‘markers challenge‘ donde eliges 3 colores a ciegas y tienes que valértelas para rellenarlo (al estilo Picasso que dijo: ‘Cuando no tengo más rojo, utilizo el azul‘). O hacemos sombras, puntillismo, recortes y collage, continuamos el dibujo con un rotulador negro simulando el original… etc.
  • Le proporcionamos estímulos externos. Materiales estimulantes, libros de pintura, libros de dibujo, imágenes de internet, exposiciones. Pero como todo estímulo con medida. No soy partidaria de pasar los domingos en el museo si no viene al caso. Traigo libros de la biblioteca y copiamos lo que nos emociona (cualquier cosa vale, una boca, un niño, una casa). No tienes que comprar nada, también los panfletos publicitarios dan mucho de sí si le das la ocasión al niño.

El dibujo sana

Si tu hijo es además alta sensibilidad o alta capacidad, de lo que sabes que hablo mucho en el blog, tienes además una herramienta sanadora en el dibujo. Y dado que ambas personalidades son autocríticas en extremo, corregirlos no les hace ningún bien. Ellos mismos se bastan para juzgar como insuficientes sus trabajos (he visto a Fresa rajar papeles, tirar dibujos y llorar por dibujos que no le salían). La intensidad de su mundo necesita una válvula de escape que encaja perfectamente con la expresión plástica. Pero es necesario nuestro respeto, o de lo contrario invadiremos su propio espacio de terapia, invadiremos su conversación personal.

Con el dibujo los niños resuelven problemas libres de matemática, solucionan conflictos en su cabeza con los que después podrán lidiar en la realidad. Generan fantasías y batallan pesadillas. De verdad, no tenemos ni idea de cuán importante es esta herramienta para el desarrollo personal del niño. Un niño que ve belleza es un niño desbordado y reproducirla será sumamente complejo para sus manos de niño. Si en este proceso nos interponemos con críticas, consejos o goma de borrar, estamos frustrando una vía más que digna de comunicación y limpieza mental.

El dibujo es una suerte de meditación que pueden aprovechar todas las edades. Sea cual sea la dificultad de tu niño (y aún si es una alegría extrema), el dibujo puede conducirlo por caminos de calma, conectarlo con el estado de flujo del que hablara Csikszentmiháyi. El dibujo puede ayudarle a rebajar su frustración, a desinhibirse y a fortificar su personalidad.

Te invito a respetar los dibujos de tu hijo, a no decirle cómo se tiene que coger el lápiz: yo lo cojo fatal. Pasé meses practicando con una de esas bolitas por recomendación del colegio hasta que mi madre dijo que ya estaba bien, que los lápices son como cuchillos y que si sé cortar con ellos, es suficiente.

 

Si te interesa conocer más sobre la creatividad en niños, déjame en comentarios tus preocupaciones, me gustaría trabajar más este mundo apasionante.

 

No me quiero ir sin decirte que hemos encontrado una cosa bellísima que regalaremos a mi sobrina. Fue elegido juego creativo de 2017 y lo puede llevar a todos lados. Es una bolsa de algodón 100% de la marca Les Skewies, de Bélgica. Dentro tiene un libro con rotuladores para que vayas a todos lados con tu libro para tus creaciones. No tengo ninguna relación con la marca pero me gusta tanto que quería compartirlo contigo. La tienes en muchos colores aquí.

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto cada 15 días .

17 comentarios sobre “La importancia de respetar el dibujo del niño

  1. ¡Qué tema tan importante y que tanto dejamos de lado! Tengo ganas de regalarle a miniJ una pizarra que se enrolla y con la que puede pintar con tiza en cualquier parte. ¡Lo que le vais a regalar a tu sobrina también mola! A ver si este peque sale con más habilidades pictóricas que sus padres… No es difícil, jajaja! Besos

  2. Hola Bea, muchas gracias por cada una de tus publicaciones, puedo sentir todo tu esmero y amor en cada una de ellas. Con respecto al dibujo, tengo una preocupacion. Tengo un hijo de 13 años. Desde muy pequeño dibujaba y pintaba como el queria. Luego fueron pasando los años y puede ver que habia perdido totalmente el deseo de dibujar y hacet manualidades. Cuando yo le preguntaba porque no dibujaba, El solia decirme que no lo hacia porque El no era bueno en eso. En una ocasion descubri que habia calcado el dibujo de un amigo y lo habia presentado como suyo. En otra ocasion hizo lo mismo con un dibujo sacado de la internet. Su respuesta siempre ha sido que sus dibujos son feos y siente verguenza de ellos por eso no se atreve a seguir haciendolos. Como madre he tratado en pocas ocasiones de motivarlo a seguir practicando, pero sin exito. Se niega a dibujar. Por favor, me gustaria recibir un consejo tuyo. Como puedo guiarlo en este tema. Te envio un abrazote.Muchas gracias Bea

    1. Gracias Rosa por tus bonitas palabras.
      Al contrario de lo que pueda parecer, ese criticismo tan férreo puede venir porque tiene una percepción superior de cómo son las cosas. En ese caso, es posible que el ambiente escolar (y la prisa por crecer y adaptarse a nuevos roles) hayan minado su creatividad poniéndole cepo. Sería bueno preguntarle si alguna vez ha recibido alguna crítica que le haya hecho daño acerca de sus dibujos. O si alguien está recibiendo hartos elogios por sus dibujos en clase. Es importante no obligarlo a dibujar pero sería interesante ver lo que otros hacen en el mundo del arte. De hecho, te diré que no todos los grandes artistas saben dibujar. Muchos de ellos crean las ideas que otros llevan a cabo, como en los talleres de antaño. Lo importante es que tu hijo sea capaz y consciente de que pueda crear ideas. La forma de expresión que use es indistinta. Algunos escriben (e inevitablemente dibujan algo entre las letras), otros cantan, otros bailan, dialogan con locuacidad, o hacen bromas ingeniosas. EL ingenio se expresa de formas muy distintas. Está bien que sepa que no hace falta dibujar bien para ser artista. Hace falta tener ideas.
      Este artículo puede arrojarte algunas ideas de por qué los niños viven este proceso: https://www.lavanguardia.com/estilos-de-vida/20140328/54404149668/por-que-dejamos-de-dibujar.html
      suerte

  3. Que post más interesante! Me encanta leerte. Tengo una pregunta, ¿qué libros recomendarías a futura mamá primeriza? Voy a ser mamá y me siento abrumada con tanta información y consejos del exterior

  4. Muy interesante! Mi hija, alta sensibilidad, le encanta pintar, dibujar y todo lo que sea poner color e imaginacion con sus manos. Cuando era mas pequeňa, nos hemos pasado horas dibujando (a peticion suya) y ahora lo utiliza como herramienta para expresar lo que siente. Cuando se siente triste, euforica, enfadada,…ella sola se va a su “cueva” y dibuja y pinta, ya que le cuesta mucho expresarse con palabras. Despues ya se siente mejor. Y, solo mirando el dibujo, se sabe que queria expresar. Es magico.
    Gracias por regalarnos tus palabras. Un abrazo!

      1. Pues es tanto fisico como de actitud. Ella es capaz de entrar en su “cueva”, a pesar de que a su alrededor esten pasando otras cosas.
        Antes no necesitaba un espacio fisico, pero ahora que tiene un hermano, su habitacion es su “cueva”

  5. Hola Bea!
    Has dado en “mi” punto debil..
    A mi hijo no le gusta dibujar, ni colorear, ni plastilina, ni hacer puzzle … nada por estilo. Tampoco quiere que le lea cuentos… ?Que se te ocurriria si uno de tus peques presentara estas caracteristicas?
    Esta claro que cada uno es como es.. pero… a mi me inquieta… uf, no se..

    un abrazo muy fuerte

    1. ¿Qué edad tenía tu hijo? Presionar es siempre peor, los niños pasan por etapas en las que vuelcan su ilusión en otros descubrimientos. También mis hijos tienen épocas de no querer libros y no les fuerzo. Pero es como con la comida: mi deber no es que se lo coman, sino ofrecerle lo mejor para que lo hagan. Así que yo voy a la biblioteca y les traigo libros cada semana, ‘se los coman o no’.
      Seguro que si piensas ves lo que hace feliz a tu hijo y no es un juego estandarizado. Las pasiones son caprichosas.

      Abrazos

  6. Buenas!! Yo en verano suelo comprarle a mis hijos una libreta de folio (sin cuadrícula ni rayas) para q tengan libertad para hacer lo q quieran, no todos tienen el mismo interés, algunos se dedican a recortar hojas, otros hacen dibujos, cada uno lo q considera oportuno…. es algo sencillo y económico así no saquean la reserva de folios de casa, cosa importante en las familias numerosas….. este verano los mayores me han pedido q les de un poco de “clases” de dibujo, supongo q como están en la adolescencia siente q les falta algunos medios para expresar lo q desean, entre otras cosas les estoy haciendo ejercicios de Betty Eswards, creo q yo aprendo más de ellos q ellos de mí en este sentido….

Deja un comentario