Lactancia

Lactancia materna prolongada: 8 años de lactancia en tándem

lactancia materna prolongada

Una lactancia materna prolongada parece ahora cosa de superar el año con pecho. Lo de Laura Jiménez Peinado es harina de otro costal: ella lleva 8 años continuados dando el pecho a sus cuatro hijos. Y haciéndolo en tándem. Hoy la entrevisto para conocer más del perfil de esta mujer creativa e infundir ánimo a todas aquellas que dudan sobre la lactancia materna prolongada. ¿Estaré creando un trauma al niño? ¿Tendrá deficiencias alimenticias? Laura se despreocupa de estas cosas. Piensa en el amor, en el ejemplo natural de la vida, en lo sencillo.

¿Quién es Laura Jiménez Peinado?

Laura es mamá de cuatro niños: Laura, con casi diez años, Jesús de ocho, Sofía de cinco y Beltrán de dos y medio. Dejó de trabajar como enfermera con la decisión de cuidar 100% a sus hijos y no depender de nadie en su crianza. Apostó por su creatividad para buscar una forma de compatibilizar la maternidad con sus manos inquietas. Así creó Tilikihandmade, productos textiles manuales para el mundo infantil.

En la semana mundial de la lactancia materna contó que iba a cumplir 8 años ininterrumpidos de lactancia materna prolongada. Tengo una amiga valiente y quería presentárosla.

TILIKIHANDMADE

¿Siempre tuviste claro que darías el pecho? ¿Imaginabas una lactancia materna prolongada?

Pues siempre lo he tenido claro, ¡clarísimo! Desde pequeña, mi imagen como madre era dando el pecho. Y antes de tener hijos, muchas veces en sueños me veía a mí misma dando el pecho. Así que es algo que tenía interiorizado desde el principio sin haber tenido a mi alrededor a nadie dando el pecho. ¡Lo mío es instinto puro! Desde el minuto 0 me surgió muy natural. Siempre he sido muy cuidadosa pero no me ha dado apuro dar el pecho en público en ninguna circunstancia. Lo que nunca me planteé es lo que iba a durar la aventura. Por suerte, en todo este tiempo, solo tuve grietas la primera vez ( por inexperta) y no he tenido grandes problemas salgo dos veces “perlas de leche” que duelen muchísimo pero que tienen una solución tan fácil como desobstruir el  conducto. Cuanto antes, mejor, porque cuanto más se tarda, más duele.

Mi madre me dio el pecho a mí apenas un mes y, según ella, no sirvió de nada y yo siempre estaba llorando. Si te digo la verdad, siempre he tenido más comentarios negativos que positivos: lo atado que está uno, lo dependiente de los niños, las noches más movidas… Pero nunca he atendido a nadie en ese aspecto.
He hecho lo que me ha parecido mejor y no puedo decir que me haya ido mal. Volvería a hacerlo igual, sin reglas, la naturaleza es muy sabia.

¿Crees que la lactancia ha influido en tu relación con ellos? ¿De qué manera?

Pues no te puedo decir si ha influido o no porque no he podido comprobar cómo hubiera sido la relación en otro caso. Mis hijos son los cuatro muy madreros y están muy apegados. No sé si la lactancia habrá influido, ellos la habrán disfrutado a su manera y yo he disfrutado con ellos muchísimo. Con eso me quedo.

laura jimenez

¿También ha influido en la relación con el padre? ¿Cómo vive la lactancia tu marido?

Mi marido me ha visto siempre tan segura en este tema que nunca nos hemos planteado otra cosa. Además, para el también es más cómodo por la cantidad de preparativos que te evitas.

¿Qué niño ha tomado más pecho y cuál se destetó antes? ¿Sientes que existen diferencias entre ellos a razón de salud o apego?

El que más ha tomado el pecho fue el segundo, que tomó durante cuarenta y cinco meses (4 años menos 3 meses). El destete lo tuve que hacer un poco drástico porque ya tenía un nivel de dependencia muy alto y se ponía muy nervioso si le decía que no… No fue fácil ¡pero lo superó! Después, Sofia que tomó el pecho durante algo más de tres años. También me costó destetarla, pero menos que a Jesús. Y aún tengo a Beltrán, que va camino de los 32 meses. Laura, la mayor, como todo en su vida, lo hizo muy fácil y sin esfuerzo. Con 7 meses, según fue comiendo, fue dejando paulatinamente el pecho y fue muy fácil para las dos. A pesar de ser la que menos pecho tomó, no se ha puesto apenas mala y tiene una relación conmigo muy cercana.

Has practicado lactancia en tándem con niños de diferentes edades mientras otros ya estaba destetados ¿Has vivido los celos en casa?

He practicando tándem en dos ocasiones con 3 niños. Y Justo lo hice porque me parecía que era la manera más fácil de que los hermanos se aceptaran. Jesús y Sofia se llevan 28 meses. Jesús llevaba un par de meses destetado pero, cuando me vio con su hermana al llegar a casa, notaba que me miraba raro. Le ofrecí el pecho a la vez que estaba Sofia y en ese momento se relajó y yo sentí que Sofía ya era una más de “la manada”.
Compartieron lactancia dieciséis meses. Y a su vez, Sofia, compartió con Beltran 4 o 5 meses. Esto nunca me lo había planteado pero, cuando me vi con mis dos niños en la teta la primera vez me sentí muy madre, muy mujer, muy “empoderada”… Una sensación de plenitud… Y esos momentos en los que Jesús cubría con su mano el puño de Sofia mientras los dos mamaban y se quedaban dormidos así… ¡¡ay!! No quiero ni pensarlo, ¡qué ternura!
Creo que celos como tales no ha habido; quizás Jesús con Sofia, pero nada exagerado.

LACTANCIA EN TANDEM

¿Has dado el pecho estando embarazada? Para algunas mujeres esto supone un tabú o lo descartan por las posibles contracciones que la succión puede generar. ¿Cuál es tu posición en esto?

Pues una vez más era algo que no me planteé, ¡surgió! Me quedé embarazada dando el pecho (pero ya con regla) y continué con el pecho. Me remito otra vez a la naturaleza y a su sabiduría; si un embarazo va bien, va bien. Y si no tiene que ir bien, por mucho que te mires, te cuides y demás… Muchas veces no va bien así que sÍ, he dado el pecho durante dos embarazos completos y he tenido contracciones en los cuatro y no han tenido que ver con eso.

¿Y las noches?

Por las noches mis hijos han tomado el pecho como de día y han tardado en dormir la noche entera muuuchooo tiempo. Beltrán con 32 meses, aún no la duerme. Así que por mi comodidad y la del bebé empecé a practicar el colecho con la tercera y lo he disfrutado y sigo disfrutando muchísimo. Aunque cuando estoy sola en la cama o alguna noche hay un tirón largo de sueño también lo disfruto.

¿Ha afectado la lactancia materna prolongada a tus ciclos?

No, en el momento que he comenzado con la regla ya he sido un reloj. Salvo en este último embarazo que me vino la regla dos meses, se me retiró durante cinco meses y luego ya me ha vuelto a venir. Y eso, como un reloj.

Imagino que habrás recibido críticas y consejos de todo tipo. ¿Con qué te quedas y a qué haces oídos sordos?

Solo me quedo con quien me aconseja que haga lo que “yo quiera / sienta” a lo demás hago oídos sordos. Si no, no hubiera llegado donde estoy.

Que cada uno se sienta libre de hacer lo que le parezca mejor. Que no se juzgue tanto al que da el pecho, al que no, al que lo da mucho, al que lo da poco… Cada una tenemos nuestros motivos, nuestros institutos, nuestras circunstancias… y nadie debería estar poniendo “peros”.

LACTANCIA PROLONGADA

Puedes ver su Instagram aquí y su Facebook aquí. ¡Gracias, Laura!

*Todas las fotografías son propiedad de Laura Jiménez Peinado y han sido cedidas para este post.

¿Quieres una crianza sin estrés y haciendo caso a tu instinto natural? Echa un vistazo a Crianza sin Agobios, hazlo sencillo. Comenzamos el 28 de septiembre.

 

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto cada 15 días .

Deja un comentario