Embarazo, parto y posparto

Diástasis abdominal: Recupera tu abdomen sin cirugía

diástasis
Imagen propiedad de Fisioterapia Vicetto®

Recibo a menudo la pregunta a mi correo sobre si se puede recuperar la diástasis abdominal. En anteriores artículos he contado mi experiencia y mi evolución y hoy tengo la suerte de contar con la voz experta de Rafael Vicetto. Rafael es el fisioterapeuta creador del método STOPDIASTASIS en la Clínica Vicetto de Madrid. Ha sido tan generoso de brindarme abundante información sobre la diástasis abdominal y contestar a todas mis dudas. Con todo ello, quiero proporcionarte más información y contestar algunas de tus dudas sobre esta afección tan desconocida y tan frecuente. ¿Sabías que un 80% de mujeres sufre diástasis tras el parto? Si pensabas que lo tuyo era una rareza, hoy cambiarás de opinión.

¿Por qué tu abdomen no se recupera?

Si pasado el posparto aún pareces embarazada de cuatro meses, puede que sufras de diástasis de los rectos abdominales o DRA. El 100% de embarazadas sufren una separación de sus músculos abdominales y desplazamiento de sus órganos internos para dar espacio al bebé. Esto ocurre a partir de las 30 semanas de gestación: la línea alba se expande y se produce la diástasis. Algunas mujeres no se recuperan de forma natural y tienen problemas tras el parto: dolores lumbares, problemas digestivos o de suelo pélvico. También hernias, problemas de estreñimiento, dolor en las relaciones sexuales y debilidad de musculatura. Además de la preocupación estética que supone un abdomen sin contención.

Los abdominales clásicos perjudican la recuperación. Es importante que esto esté en conocimiento de todas las madres. Me reí mucho al saber que Rafael Vicetto los llama LOS ABOMINABLES.

Si quieres saber si tienes diástasis abdominal, puedes ver un video breve y preciso aquí.

¿A quién afecta la diástasis?

A decir verdad, ya tuviste diástasis en tu infancia. Los bebés nacen con un tejido inmaduro que les hace tener esa barriguita que tanto amamos. Con el tiempo el abdomen se cierra y se fortalece. También ocurre en hombres y mujeres asociado a la ganancia de peso. Y, aunque te sorprenda, también puede ocurrir por un exceso de trabajo abdominal. Por lo que una persona que acuda rigurosamente al gimnasio y no haya estado embarazada podría padecer diástasis. Esta es una de las razones por las que no se recomienza hacer esfuerzos con el abdomen durante la gestación, puesto que empeora la diástasis.

Si has tenido un embarazo gemelar, la diástasis es más probable: mayor volumen, mayor separación. En mi caso, como sabéis, tuve una separación de casi cuatro dedos. Desde la clínica Vicetto nos dicen lo siguiente:

“Un porcentaje elevado de mujeres tienen una recuperación completa de su abdomen de forma natural pasados los 7 meses después del parto, pero un porcentaje muy elevado necesitarán de ayuda para recuperarse y ponerse en manos de un profesional especializado en abdomen.”

Entre las seis y las ocho semanas posparto hay un 52,4% de mujeres que disfrutan de una recuperación espontánea. Aún después de medio año del parto, hay mujeres que se recuperan de forma natural. Pero el resto, necesitará tratamiento especializado. Que no siempre es con cirugía, como verás a continuación.

¿Se puede recuperar la diástasis abdominal sin cirugía?

Esta es la gran pregunta. Cuando descubrí lo que le ocurría a mi abdomen y me hicieron el diagnóstico entré en pánico porque mi separación era candidata para quirófano después del embarazo gemelar. Leí sobre la operación, la malla metálica, el postoperatorio… ay Dios. Así fue como me puse en mano de fisioterapeutas especializados y me mentalicé del cambio que sufrió mi cuerpo: el cierre completo no iba a ser posible así que ¿qué es que lo yo deseaba? ¿Se trata simplemente de estética?

Con un trabajo de aceptación física, comprendí que lo importante no era la barriga flácida en sí, sino la necesidad de no tener digestiones comprometidas y poseer mayor fuerza abdominal. Para cosas tan básicas como empujar el carrito de la compra ¿te suena? Y esto lo podía tener sin cirugía en mi caso personal.

En esta búsqueda también encontré el tratamiento STOPDIASTASIS de Rafael y creo que es importante que tengas más opciones de recuperación que los ejercicios hipopresivos y la dieta.

No importa el tiempo que haya transcurrido desde el parto. Desde la clínica Vicetto me hablaban de casos de partos de hacía 15 años. Tan solo necesitas constancia y dedicación.

¿En qué consiste STOPDIASTASIS?

Es un tratamiento de 18 semanas: 6 semanas intensivas y un mantenimiento de otras 12 semanas. Llevarán un seguimiento fotográfico de tu caso para que veas la mejora y medirán tu abdomen cada 3 semanas para controlar la evolución.

Es un programa pionero y original en España basado en la práctica de ejercicios específicos y el uso de una faja patentada por Stopdiastasis además del seguimiento por parte del equipo de especialistas. Suena mejor que el quirófano ¿verdad?

No recibo comisión del programa, simplemente creo que la abdominoplastia no es la solución a todos los problemas de la mujer y que existen formas menos invasivas e hirientes de recuperar el físico y la fortaleza. Evidentemente existen casos extremos, pero sé que muchas de las que me leéis tenéis diástasis que se pueden trabajar.

Este tratamiento se puede complementar con INDIBA, una tecnología puntera para recuperar el tejido dañado. Si quieres más información entra en la web de Fisioterapia Vicetto. O contacta con su Facebook.

¿Te gustaría ver fotos de la evolución de casos reales?

Todas las fotografías son de casos reales de Stopdiastasis y puedes ver más fotos aquí.

¿Y qué debo evitar para agravar la diástasis?

Rafael nos da unos consejos mientras ponemos remedio a la diástasis. Estos son grandes enemigos para tu abdomen:

  • Ejercicios de flexión e hiperpresión abdominal: los abdominales clásicos de toda la vida. Perjudican y aumentan la diástasis.
  • Levantarnos de la cama con un movimiento de flexión: En lugar de esto, procura poner de lado y ayudarte con los brazos.
  • Ciertas posturas de yoga y pilates producen estos efectos en la pared abdominal. También deportes de torsión como el tenis o el golf.
  • Estreñimiento: con él, sometemos al abdomen a una hiperpresión cuando empujamos para ir al baño. Evítalo cuidando tu alimentación, hidratación y movimiento físico.
  • Coger peso: Cuando esto ocurra, existen movimientos para proteger el abdomen activando el transverso. ¿Puedes notar qué músculos se activan cuando toses ligeramente? Esos son los que debes activar antes de movimientos comprometidos.

‘Eso es normal’

En la sabiduría popular, se ha entendido como normal cosas como sentir dolor en las relaciones tras el parto, tener pérdidas de orina o quedarte con tripa. Pero ¿y si no era más que desinformación? Muchos de los procesos entendidos como típicos en el posparto ocultan una diástasis abdominal. La mejor noticia es que se puede solucionar de la mano de especialistas. Sé perseverante, pide ayuda y acepta cada uno de los bellos procesos de ser mamá.

__

Este artículo ha sido escrito gracias a la información y los contenidos que me brindó Rafael Vicetto, al cual agradezco enormemente su ofrecimiento y su esfuerzo por difundir el conocimiento. Todas las fotografías son propiedad de su clínica y está reservado su uso.

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto cada 15 días .

2 comentarios sobre “Diástasis abdominal: Recupera tu abdomen sin cirugía

  1. Hola Mamá valiente!!

    que gran artículo! o tenia ni idea de esta opción y me parece muy muy buena ya que el someterme a cirugia la verdad que lo veia excesivo.y encima veo que también hay curso on-line!! yo soy de Barcelona…
    En mi caso me ha quedado una diastasi abdominal de 2 dedos y una hernia despues del embarazo…no se si en este caso, al tener la hernia se podria seguir este método…..de todas formas, quiero un segundo hijo….con lo que esto me lo guardo como ORO!!

    Muchas gracias por compartirlo! Creo que muchas mujeres no son conscientes de que sufren de diástasi y también es una pena que demos por hecho que por haber estado embarazadas ya nos tenemos que conformar con esa barriguita flácida, si, es estética pero reconozcamosnos, a todas nos gusta sentirnos guapas. Una cosa es no poder tener de nuevo los cuadraditos(si se tenian) o una figura de escándalo y otra es aceptar que no puedes mejorar el fisico porque has parido, eres mamá y eso ya es un segundo plano. Como bien dices hay que aceptarse, pero no creo que se deba renunciar a verse bien y guapa y a aceptar esas ‘imperfecciones’ pq si.

    Saudos!

Deja un comentario