Ayudas y trucos

Limpiar sin tóxicos ¿De verdad es posible?

limpiar sin tóxicos

Hace dos años que decidimos limpiar sin tóxicos en casa. En estos dos años de ensayo y error hemos modificado y adaptado varias cosas. De hecho, no hemos sido capaces de renunciar a todos los químicos. Pero ya sabes cuál es mi leitmotiv: La mirada en el progreso, no en la perfección.

Salva de ecoplatea y yo queremos darte opciones para limpiar tu hogar sin tóxicos. Desde soluciones caseras a soluciones respetuosas y biodegradables listas para su uso. El dinero o el tiempo dejarán de ser tu excusa para dar a tu familia un hogar libre de tóxicos.

¿Por qué dejar de usar los productos de limpieza tóxicos en casa?

Actualmente vivimos en una sociedad donde predomina el “cuanto más mejor”. Tendencia que incluso afecta a los productos de limpieza. Así, cuanto más potente, más desinfectante, más antibacteriano… mejor. Pero ¿realmente somos conscientes de las implicaciones que esto conlleva?

Para conseguir esas propiedades desinfectantes o antibacterianas, los productos de limpieza se formulan, por ejemplo, con pesticidas que matan bacterias y virus. Debido a estos ingredientes y a otros similares, los productos de limpieza se cargan de químicos peligrosos. Químicos que rara vez son necesarios para obtener una casa, una oficina o edificios limpios. Si bien, lo que se está consiguiendo, por ejemplo, es estimular la aparición de superbacterias resistentes a los antibióticos. Con todas las consecuencias negativas que esto tiene sobre nuestra salud.

¿Quién no ha experimentado alguna vez picor de ojos o irritación de garganta cuando ha usado o se ha expuesto a los productos de limpieza convencionales? Esto solo es la punta del iceberg. Ya que, los efectos sobre nuestra salud, debido al uso continuado de estos productos, son mucho más peligrosos. Y así lo ponen de manifiesto numerosos estudios realizados. Más adelante te expondré diversos ejemplos al respecto.

Y si hay un grupo especialmente sensible a los efectos negativos derivados del uso de estos productos son los niños. Ya que los peques presentan un sistema inmune en formación. Su piel es más vulnerable y permeable a las sustancias tóxicas de su entorno que la de un adulto.

Desgraciadamente, tenemos el concepto de que, cuando acabamos de limpiar una habitación, ya es 100% segura para nuestro peque. Ya le podemos dejar jugar en el suelo con total tranquilidad. Pero la realidad es otra bien distinta. Debido a que los vapores liberados durante la limpieza ordinaria pueden contaminar el aire de la habitación e influir negativamente en su salud.

Problemas de salud relacionados con los productos de limpieza

Asma u otros problemas respiratorios, cáncer, problemas reproductivos, problemas de desarrollo… son algunas de las enfermedades que han sido asociadas con el uso de productos de limpieza por diferentes estudios científicos. Y no solo afectan a las personas que manipulan dichos productos, sino también a cualquiera que estudie, trabaje o viva en los espacios interiores que están siendo limpiados.

Así, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) considera a los productos de limpieza como uno de los inductores del asma. Una enfermedad que en España ya la sufren el 12% de los niños.

Otros ejemplos serían los estudios realizados por Sherriff 2005 y Henderson 2008. Estos arrojaron resultados preliminares que sugieren que la exposición del feto a los productos de limpieza del hogar puede afectar a la salud respiratoria. Así, los niños nacidos de mujeres que utilizaban con frecuencia productos de limpieza en su propio hogar durante el embarazo presentaban una mayor probabilidad de función pulmonar reducida y sibilancias persistentes. Además, este riesgo persistía durante un mínimo de 8 años después de dicha exposición en el útero.

Otros de los riesgos para la salud que presentan los productos de limpieza están asociados a las sustancias que liberan o a las impurezas que presentan sus ingredientes. Por seguir con los ejemplos, te voy a hablar de dos sustancias muy peligrosas:

  • Formaldehído. Es una sustancia química clasificada como cancerígena por los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Dicha sustancia se libera tras usar productos de limpieza que contienen ciertos ingredientes, por ejemplo, el bronopol (2-bromo-2-nitropropano-1,3-diol).
  • 1,4-dioxano. Se trata de una impureza que se forma en los procesos industriales que elaboran ingredientes sintéticos que posteriormente se usan en productos de limpieza, como los detergentes líquidos. Dicha impureza ha sido clasificada como un carcinógeno humano probable por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos. Y ha sido detectada en numerosas marcas de detergentes líquidos según el estudio realizado por Steinman en 2010.

La cantidad de estudios sobre este tema es muy extenso y necesitaríamos unos cuantos posts para darles cabida. Estos ejemplos son suficientes para mostrar la problemática existente con el uso de productos de limpieza cargados de tóxicos. Si te interesa conocer más estudios, o ampliar información al respecto, solo has de indicárnoslo y te ayudaremos en todo lo que esté en nuestra mano.

El efecto de los tóxicos sobre el medio ambiente

Los tóxicos utilizados en los productos de limpieza también causan un impacto muy negativo sobre el medio ambiente. Debido a que algunos de ellos son difícilmente degradables, incluso resisten los procesos de depuración de las aguas residuales. Y pueden llegar a permanecer en el ambiente durante años o bien descomponerse en contaminantes dañinos para la salud de los animales y/o de las personas.

Por ponerte un ejemplo, el nonilfenol se usa principalmente en la elaboración de productos de limpieza. Es un ingrediente muy habitual de los detergentes de ropa. Pues bien, esta sustancia tan común en los hogares españoles es calificada por El Registro Estatal de Emisiones Y Fuentes Contaminantes de España como muy tóxica para los peces y otros organismos acuáticos. Además, indica que no se degrada con facilidad y que puede tardar muchos meses o más en biodegradarse, tanto de la superficie del agua como de los sedimentos del suelo. Y no solo eso, sino que es bioacumulativa en organismos acuáticos y en pájaros.

Alternativas saludables para limpiar sin tóxicos

Te presentamos formas económicas y ‘ecoamigables’ de respetar a tu hogar, tu familia y el medioambiente. No menosprecies los pequeños cambios.

  • Multiusos y limpiacristales: es importante que sepas que los cristales se pueden limpiar con un paño de microfibra con agua. Después secas. ¿Simple, verdad? Si no te convence tanta sencillez, puedes usar un espray casero de vinagre diluido en agua. Pero no lo podrás usar en mármol. Ecoplatea tiene una opción de Biobel a base de alcohol vegetal sin perfumes ni alérgenos.
  • Detergente: Seguro que ya conoces las nueces de lavado pero si no va contigo, también te conté una receta aquí para hacer detergente en polvo. Puedes darle aroma con el aceite esencial que más te guste. Si prefieres algo hecho, tienes detergentes ecológicos e incluso opciones para prendas delicadas o pieles sensibles. Si vas a comprar, la mejor opción es optar por un envase grande que reduzca el uso de plástico. Para lavar a mano, escoge un jabón natural. Como quitamanchas yo dejo actuar el vinagre o una mezcla de percarbonato y agua caliente. También tienes quitamanchas en espray ecológico aquí.
  • Lavavajillas: En este post te contaba una receta casera. La usamos durante meses y fue fenomenal pero… ¡el lavavajillas dejó de funcionar! Así que una vez compramos otro, decidimos que este sería uno de los productos que no haríamos en casa. En ecoplatea encuentras opciones ecológicas para el lavavajillas, el abrillantador o la sal.
  • Ambientadores: Esto es algo que hemos eliminado de forma rotunda. Cuando queremos dar aroma a la casa, usamos incienso natural. Para quitar un olor (como en el baño), prendemos y apagamos una cerilla.
  • Desinfectantes: Esta fue una de mis grandes lecciones a asumir. Que un hogar sin bacterias no era una buena opción para las defensas de mis hijos. Y que no vivía en unos urinarios públicos: el nivel de suciedad de una casa no es lo que nuestra cabeza imagina. Dejé de usar lejía para los baños. En los sanitarios uso jabón natural, vinagre y agua. Para lo que se incrusta o el retrete, dejo actuar bicarbonato y vinagre. Si necesitas algo ya hecho, tienes una opción aquí. Para la tabla de la cocina, bicarbonato y limón.
  • Limpiador de horno: Este es uno de los productos más agresivos para el cuerpo. De nuevo basta con usar bicarbonato de sodio con agua para hacer una pasta que elimine los restos del horno. Además, lo dejas sin olores y desinfectado.
  • Limpiador de tejidos: Calienta agua (sin que hierva) y vierte una cucharada de percarbonato. Puedes usarlo en espray si te apetece y pulverizarlo sobre los tejidos. Es fuerte, me ha retirado manchas de hacía años, pero si frotas en exceso puedes llevarte el color de algunos tejidos. Es un inventazo.
  • Suavizante: No hace falta. Esta es una de esas necesidades creadas. Pero si sientes que algún tejido queda mejor con suavizante, puedes echar vinagre en el cajetín del suavizante. La ropa no olerá a vinagre (tu casa tampoco).
  • Suelos: El suelo se limpia perfectamente con agua. Sé que nos han convencido de que los suelos tienen que oler a algo pero… ya basta. Si crees que hace falta más empeño puedes usar jabón natural diluido en el cubo. Y si el suelo no es de mármol, puedes usar vinagre en el cubo. Si quieres un aroma, usa aceite esencial. Si quieres desinfección, aceite de árbol del té.

¿Por dónde empezar a limpiar sin tóxicos?

Mi recomendación es que no tires todo lo que tengas en casa. Te propongo estas opciones:

  1. Recicla en el punto limpio más cercano. Estamos hablando de tóxicos y plásticos.
  2. Regala o vende a las personas que los usen. Yo los vendí en Wallapop. Pero ¿esto no sigue generando el problema? Yo me encargué de hablar con los compradores y decirles por qué los vendía. Les conté los efectos en la salud y en el medio ambiente. De esta manera transmití una información que se que no cayó en saco roto. No puedes tomar decisiones por los demás, pero puedes darles otra perspectiva.
  3. Gástalos y después diles adiós. Los procesos son largos y lo importante es llegar al punto de no retorno donde tomas una firme decisión de salud.

 

Toda mi gratitud a Salva por escribir conmigo este artículo.

Y tú ¿cómo limpias en casa? Agradeceré todas tus ideas en los comentarios.

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto cada 15 días .

8 comentarios sobre “Limpiar sin tóxicos ¿De verdad es posible?

  1. Hola Bea,

    Gracias por estos post tan necesarios, a veces una quiere tener el piso reluciente y compra todo tipo de productos de limpieza y no se da cuenta que está haciendo todo lo contrario. Mi madre sin ir más lejos, se proclama una superrecicladora y que cuida el medioambiente, más allá de estas palabras y por mucho que quiera que entre en razón, una persona que sigue utilizando amoniaco para limpiar la cocina (me tengo que ir cada vez que lo hace ), desengrasantes, lejías de todo tipo,…que no quiere utilizar bolsas de rejillas para comprar la fruta o la verdura, que por mucho que recicles, si realmente no reduces el consumo de plástico, el esfuerzo se queda a medio hacer,…dice mucho de la información que tenemos al respecto de lo que es cuidar el planeta y de todo lo que podríamos hacer por él y por nuestra salud misma. Es una pelea casi perdida que tengo con ella, al menos yo pongo mi granito de arena.

    En un post anterior tuyo, no recuerdo cual, ya comentaste respecto a los productos de limpieza tóxicos, desde entonces he reducido el número de los que tengo. Pero creo que con este post y después de ver todo el catálogo de productos ecológicos que tiene EcoPlatea, aunque sean algo más caros que los normales, voy a eliminar definitivamente todos los productos que pueda, por mí, por los míos y por todos.

    Gracias Bea.

  2. Hola mamá valiente!! como siempre un tema superinteresante….estoy metida de lleno en la reducción de tóxicos en casa!!! nosotros, de momento, optamos por la opción de ir gastando lo que tenemos e ir sustituyendo por productos mas naturales. Yo opto por la opcion de vinagre y bicarbonato! sencillo y economico! que mas se puede pedir? IDEAL!
    En mi barrio venden el vinagre a granel, asi que eso que gano! Te queria comentar, en este post no lo pones pero, si no recuerdo mal, en otro post pusiste un multiusos eco con vinagre, alcohol y arbol del te, se puede usar para baños y cocina? ya lo tengo preparado!!
    El otro dia pedí a mi suegra jabón de castilla (jabón natural que hacen en el pueblo como de toda la vida) y lo quiero probar para la colada!! 🙂

    Todo empieza con pequeños cambios.

    Un saludo!

    1. Ah!! comentas que para las manchas usar agua tibia+percarbonato o prepararlo en spray…pero en esta segunda opcion ya el agua no estaria tibia….funcionaria igual???

      Gracias!

Deja un comentario