Desarrollo personal·Lactancia

Amamantar ¿cada tres horas?

189273_a_1
Fotografía de Liana Fischer Ferreira.

Existe una tendencia generalizada que se escucha también en hospitales, sobre que el pecho debe ofrecerse al bebé cada tres horas. Con la misma laxitud te aseguran que has de amamantar a demanda, esto es, cuando el bebé te reclame: esta es la única manera de adaptar la producción de leche a las necesidades de tu hijo. Ambos consejos encierran más paradojas que los viajes en el tiempo, pero cuando eres primeriza no tienes dudas, tienes sobreinformación, así que te parece correcto y supones que tu bebé te demandará aproximadamente cada tres horas. Luego en casa, al escucharlo llorar, alguien hará la pregunta más enigmática de la lactancia materna: ¿Le toca comer?

Limón y Mandarina comen aproximadamente cada 90 minutos en la actualidad, pero no es una norma fija. A veces prefieren dormir y de noche, por ejemplo, comen cada dos horas. A veces el sueño es profundo y aguantan esas tres horas, pero si tuviera que hacerlos esperar esas tres horas durante el día, se oirían gritos de película. La oferta de libre demanda del pecho significa exactamente que tú ofrecerás el pecho ‘cuando al bebé le de la gana’, y como aún no conoce el calendario solar ni los husos horarios, esto será tan arbitrario que podrá comer diez minutos después de haberlo hecho.

¿Por qué escuchamos entonces la regla de las tres horas? Esto es una confusión de digestiones y me explico: mientras que la leche materna se digiere en alrededor de hora y media, el biberón de leche artificial tiene una digestión más lenta [COSA QUE NO TE CUENTAN]. Además, en bebés prematuros y recién nacidos, no conviene que sus niveles de azúcar desciendan, es por ello que recomiendan, si se amilanan, despertarlos cada tres horas para ofrecerles el pecho.

Si como yo, das el pecho a mellizos, la corta frecuencia de las tomas no debe preocuparte: un niño único se alimenta de un pecho y luego de otro. En el caso de los múltiples, cada uno recibe un solo pecho y, aunque con una subida de leche adaptada a sus necesidades, dos siempre son más que uno y saciarlos será, lógicamente, más complicado. Si deseas prolongar la lactancia, mi recomendación no pasa por sumar un biberón después de la toma como he escuchado, sino por dar el pecho a la frecuencia con que lo piden: la agotadora y tierna demanda.

Así, cuando te pregunten ¿le toca comer? Limítate a decir ¡seguro! y compruébalo ofreciendo la teta.

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto una vez al mes.

6 comentarios sobre “Amamantar ¿cada tres horas?

  1. Dichosa preguntita…a mí se me ponían los pelos de punta cada vez que la oía… y era peor cuando me decían… otra vez le das el pecho? llora porque tiene sueño… menudos expertos están hechos todos…Me ha gustado mucho el post.

  2. Buenas guapa, te dejo otro comentario en otra entrada, bueno la cosa es que te hago este para preguntarte algo ya que no veo correo ni nada para enviarte uno.
    Veras lei que te dijeron que los multiples salen por herencia de madre porque ovulas mucho o mas o algo asi era.
    La cosa es que mi abuela materna tuvo uno o dos embarazos de trillizos y unos 4 o 6 de gemelos o mellizos quien sabe, se le morian a los pocos meses o al año no se sabe porque, y tuvo varios abortos por culpa de la sangre cosa que ahora nos pinchan para ello…
    Ninguna mujer de mi familia a sacado mas de un bebe por embarazo y solo quedamos 2 o 3 que creo que podriamos tener esa herencia de nuestra abuela.

    Mi pregunta es, me toca esa herencia a mi? me es posible que me pase? o me preocupo por nada? tambien pense en una inseminacion o invitro y se que hay si que puede ser mas seguro que salga pero queria preguntarte por embarazo normal…

    Gracias, un beso!!

    1. Tienes todas las papeletas, Jessi, pero no quiere decir que vaya a ser una ley, de hecho ya ves que mi primer embarazo fue único y el segundo doble. La genética de mellizos y trillizos es la misma, porque implica que hay una ovulación superior a un óvulo si mes y es difícil saber si ovularás doble, triple… De cualquier forma también el papi tiene culpa porque por mucho que ovules, esos óvulos tienen que ser fecundados y si ya es difícil acertar en uno, acertar en tres es una proeza y ocurre bastante poco. Las probabilidades de tener mellizos aumentan con el número de embarazos y con la edad. Ah, y es una genética femenina: el padre puede trasmitir el gen pero no puede tenerlos, es decir: mis hijas pueden tener mellizos, pero mi hijo no, aunque sí podrán sus hijas. Un misterio Jessi, te deseo suerte aunque no me ha quedado claro si deseas múltiples o no.

  3. La vedad es que yo no seguí la lactancia materna a demanda, me explico, los dos primeros meses si le ofrecía el pecho cuando lloraba pero poco a poco le fuimos poniendo una rutinita ,flexible por supuesto, nos fuimos dando cuenta que en muchas de las veces que lloraba no era por el pecho sino por mimitos así que le dábamos mimitos ambos papi y mami, fue aguantando cada vez más e incluso por la noche se despertaba una o dos veces como mucho. Yo tenía que volver a trabajar pronto y no podía ser exclusivamente pecho, quería que aprendiera a calmarse también con papi, sin necesidad de ponerle al pecho cada vez que lloraba. La verdad es que nos fue bien, por eso pienso que para las mamis que no trabajan y pueden llevarlo a cabo y quieren, me parece genial, lo mejor. Pero para aquellas que debemos seguir pronto con nuestras tareas también hay otras opciones que también son adecuadas. A veces las chicas como yo nos sentimos un poco atacadas por lo de la lactancia a demanda (no lo digo por ti eh, que me ha encantado tu post), y duele porque te hacen sentir un poco mal cuando no es así. Un besito y te sigo desde ya.

    1. Me entusiasman las historias de las madres que sois capaces de regular las horas de los bebés. Para mí son un tsunami incontrolable y soy yo quien me amoldo. Te admiro por ello. Lo del ataque al pecho es criminal, lee el post anterior sobre que dar el pecho puede ser un infierno, gano sobre dicho ataque en las redes. Gracias por pasar por mi casa, que desde ya es la tuya.

Deja un comentario