Lactancia·Minimalismo

Proyecto 333 con lactancia materna

ropa1.jpg

Como fan incondicional de Valentina Thörner, más conocida en redes como ValeDeOro, tenía que probar el Proyecto 333, 3 meses con 33 prendas de ropa y nada más. Una vez introducida en el minimalismo, realmente hasta 33 me parecen muchas si ves cómo se maneja Ariana Schwarz con 10 prendas en ParisToGo. Como hay soluciones para todo, también tenemos a Caroline Rector con 37 prendas, si 33 no te ajusta bien, de hecho esta blogger ya no se limita a 37, lo importante es tener lo justo sin preocuparte de la cantidad. Todos estos movimientos consisten en tener en tu armario solo aquellas prendas que te hacen feliz, solo aquellas que te quedan bien, aquellas con las que brillas. Y para no tener demasiado, lo ideal es que estas prendas combinen entre sí, para lo que funciona moverte entre los colores que mejor te sientan y olvidarte del resto. Así, eliminaremos aquellas prendas que hace mucho que no nos ponemos porque no nos sientan bien, están desgastadas, nos recuerdan un mal momento, o no tenemos nada con qué combinarlas. Con el proyecto 333 simplificas tu vida eliminando la frase ‘no tengo qué ponerme’, porque todo te encanta y es combinable entre sí. ¿Hacer las maletas? Facilísimo.

Por si alguien aún desconoce el proyecto, quiero señalar que entre estas 33 prendas no se cuenta la ropa interior, los pijamas, la ropa de deporte (si es para hacer deporte realmente), la ropa de fiesta (bodas, ceremonias) o la ropa de andar por casa (si no sales de casa con ella). Pero sí se cuentan los bolsos, los pañuelos, los accesorios… Esto último es bien sencillo para mí porque no uso pendientes, pulseras… lo único que llevo y que tampoco se cuenta es el reloj y la alianza (no se cuentan los objetos de este estilo que no te quitas ni para dormir). En cuanto al bolso, solo cuento el que veis a continuación, porque lo normal es que vaya con los mellizos y use el bolso gemelar del carro, que no cuento como una prenda mía, obviamente.

ropa3.jpg

Al escoger mis 33 prendas, tuve que tener  en cuenta la utilidad para la lactancia, por lo que no veréis vestidos en mi lista. Cuando entre el verano, sustituiré la chaqueta de cuero por algún vestido de tirantes que me sirva para dar el pecho, porque siempre tendremos en cuenta la regla de ‘entra uno, sale uno’. Si quieres incorporar una nueva prenda, deberás sacar otra. Que no tienes por qué tirar, sino guardar para la próxima temporada. No necesitas 33 prendas cada 3 meses, lo normal es que muchas de estas prendas permanezcan en la siguiente lista de temporada y solo sustituyas la ropa propiamente estacional como los tirantes en verano o los jerséis en invierno.

Pues bien, para dar el pecho a mellizos con comodidad, son ideales las blusas o camisas así como las faldas altas que permiten que la camiseta se levante para dar el pecho rapidísimamente. Los zapatos que uso son bien cómodos, con tres niños solo llevo unos tacones bien seguros para ocasiones especiales. Los colores que he escogido para esta temporada son el amarillo y el azul (celeste y marino), acompañados de los clásicos blanco y negro para combinar. Hay prendas que incorporan otros colores como el rosa o el beige, pero son perfectamente combinables con más de 3 prendas de mi armario. Le doy importancia a los tejidos, pero mi economía no siempre me lo permite. Aunque intento optar por el algodón orgánico o al menos 100% y por el lino, los sintéticos son favorables a la economía del hogar…

ropa2.jpg

Aquí va mi lista de mis 33 prendas:

  1. Vaqueros oscuros tobilleros (high waist)
  2. Vaqueros elásticos
  3. Cropped amarillos
  4. Bermudas vaqueras
  5. Leggins negros
  6. Falda acampanada rosa
  7. Falda acampanada amarillla
  8. Falda acampanada negra
  9. Blusa negra con print de pintalabios
  10. Blusa blanca con rayas azules
  11. Blusa blanca con print de bailarinas
  12. Blusa negra con estrellas blancas
  13. Blusa azul claro sin mangas
  14. Rebeca negra
  15. Rebeca beige
  16. Chaqueta cuero marrón Levis (recuerdo inolvidable de mi luna de miel en N.Y.)
  17. Camiseta de manga larga blanca con rayas negras
  18. Camiseta  de manga larga negra con rayas blancas
  19. Camiseta de manga larga blanca con lentejuelas
  20. Bolso marrón
  21. Camiseta azul con encaje
  22. Camiseta tirantes blanca con encaje
  23. Camiseta amarilla de Mickey Mouse
  24. Camiseta de tirantes estampado de burritos
  25. Jersey manga corta verde con pedrería
  26. Camiseta de lino blanca
  27. Camiseta de tirantes estampado de barcos
  28. Camiseta negra con frase ‘Wildness’
  29. Botines negros
  30. Botines marrones
  31. Tacón rosa
  32. Bailarinas amarillas
  33. Sckechers negras.

ropa4.jpg

La ropa que no usaré esta temporada la he guardado y la que no usaré nunca más, la he donado o la tiene mi hermana (te quiero guapa).

Y desde que mi armario está infinitamente más vacío, he recibido más piropos, salgo a la calle con más alegría, tardo mucho menos en vestirme, me siento más segura con lo que llevo y no, nadie se ha dado cuenta de que he reducido el armario. De hecho repito mucha ropa, combinándola de diferente manera y parece looks totalmente distintos.

Yo soy más feliz. Y tú ¿te atreves con el reto 333?

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto una vez al mes.

11 comentarios sobre “Proyecto 333 con lactancia materna

  1. Me encanta la idea!!! Yo tengo que hacer una limpieza a fondo del armario y quiero aplicar todo lo que leí en ese libro que ha cambiado nuestra forma de ver el mundo del orden jejeje. Realmente creo que 33 es un buen número, puedes combinar mucho. Un abrazo!! Ya nos irás contando 🙂

  2. A mi también me encanta la idea. De hecho me he propuesto no comprar nada de ropa este verano, como no tendré que hacer nada más que estar de post parto he decidido no gastar nada en ropa ni complementos, ya bastante tengo con un recién nacido… Un saludo.

  3. Buen post, Bea! Yo entre el cambio de estación y la barriga incipiente no lo tengo fácil, pero en cuanto acabe el proceso mudanza sigo con mi proceso de eliminación, siguiendo el método KonMarie. Cuanto menos bulto, más claridad y más felicidad. Besos!

Deja un comentario