Alimentación

BLW con gastroenteritis

 

bowl-1404665_1280

Limón y Mandarina siguen con Baby Led Weaning, cada uno en un escalón bien distinto. Mientras Mandarina come de todo, prueba de todo y se enfurece si comes y no le ofreces algo (incluidas cosas prohibidas como helados o chocolate), Limón prefiere la teta sobre cualquier manjar del planeta y la comida es un trámite para esturrear comida hasta recibir su pecho.

Con el verano, la piscina, las vacaciones y los viajes, ha llegado un virus a casa que los tiene con gastroenteritis. ¿Qué hacemos con la comida? Si no tienen apetito, no forcéis, la teta es el mejor remedio para tenerlos hidratados, bibi si ya no dais el pecho, procurando siempre tomas cortas y espaciadas sin moverlos demasiado para que no vomiten todo lo que ingieren.

Con este calor, puedes darle agua fresquita a pequeños sorbos (en vaso o biberón si prefieres) e incluso algo que se nos ha ocurrido hoy: meter la leche extraída del pecho en la nevera para que la beba fresquita (esto es un capricho veraniego, lo mejor es la teta directa pero quien esté libre de pecado…). ¡Mantén a tu bebé hidratado!

Pero ¡ojo! Hidratado no con cualquier cosa. Nuestra pediatra destroyer nos ha regalado un suero (de sus negocios con la farmacéutica) que reza: complemento alimentario con azúcares y edulcorantes. ¿Perdón? ¿Los azúcares no estaban prohibidos en su dieta? ¿Y también edulcorantes artificiales? Creo haberme perdido algo. Una receta mejor nos ha llegado a casa desde la tribu de mi vecina: dale a tu bebé el agua resultante de hervir arroz. La cuelas y adiós a la diarrea. Esto es medicina minimalista y de aprovechamiento porque con ese arroz hemos comido los grandes y los pequeños (puedes ofrecérselo en cuchara si ves que no atinan con la mano pero déjalos experimentar primero).

Arroz solo no es divertido. Hemos añadido patatas y zanahorias al vapor (gracias Thermomix por simplificar mi vida), un recurso fácil para añadir las verduras un día que tu comida no sea muy apta para ellos. Y como el papi estaba haciendo pollo a la plancha para su dieta, le hemos añadido la proteína por ahí. Un menú económico, sencillo, completo y para toda la familia (separa sus porciones y adereza lo tuyo a posteriori).

¡Suerte con los virus de verano!

[mc4wp_form id='2449']

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *