Ser múltiples

¿Puedo portear gemelos? Sí y no

d44246755296333cb44d9e655e25af55
Etsy.com

Fresa se pasaba el día en el fular, así que cuando llegaron los mellizos, una de las primeras preguntas que se me vino a la cabeza fue ¿podré portearlos? y encontré por internet artículos muy motivadores como este y me vine arriba. En casa teníamos un fular semielástico precioso y bien amortizado, un Caboo Carrier gris. Como deseaba portear a los mellizos, mi hermana me prestó su bandolera y le pedí a mi cuñada que me regalara otra por el nacimiento de los bebés. Ya tenía mis dos bandoleras para irme a la calle con los tres enanitos.

Por lo que había podido ver en diversas webs, mientras fueran muy bebés, podría meter a ambos en el fular, uno junto al otro. Antes de nada quiero decir que, personalmente, no recomendaría probar el porteo con dos si no has porteado antes a un niño (no un muñeco) y te ves con soltura. En mi caso, Fresa aún usaba el fular pasado el año de vida así que me vi con el manejo como para liarme la manta a la cabeza y probar con dos. Allí estaba yo metiendo a los dos micos en el saco y bueno… poder se puede pero cómodo no es. Todo mi anhelo era poder desenvolverme con ellos por la casa pero lo cierto es, y son varias las madres que lo atestiguan, que este método de tener a los dos en un fular 1) solo lo puedes hacer mientras son recién nacidos porque de lo contrario se molestarán muchísimo -y has de tener en cuenta el peso y tamaño con el que vengan tus bebés- y 2) sirve únicamente para estar sentada. Es decir, que aunque puedes andar… lo más aconsejable es que lo uses para estar parada, acariciándolos, mimándolos… Precisamente el tiempo en que pueden estar juntos en un solo fular, es en su momento postparto y ese es el momento de mayor fragilidad de la madre. Como además en los partos múltiples existe un alto índice de cesárea, puede que te veas como yo, con las grapas y poco espíritu de movilizar a los dos a la vez. Portear es todo un arte y, si conseguir tener a uno en la postura ergonómica correcta es complicado, imaginad dos.

Bueno, tal vez no era la tela más idónea, no desistí y, con algo más de peso, los metí a cada uno en un bandolera. Limón a un lado, Mandarina a otro. Y, aunque esto es factible y te da cierta movilidad, lo cierto es que tampoco es lo más idóneo. Si bien con la bandolera puedes tener un niño en cada cadera, la realidad es que la postura ideal de la bandolera, pese a atarse en el lateral, es llevar al niño en el pecho. Para llevar a dos, has de montar una bandolera sobre otra, lo que puede hacer que alguna extremidad de uno de los gemelos se vea más aprisionada. Además, lo ideal es que las anillas queden arriba cuando usas bandolera, para que tu espalda descanse y ni notes que tienes a tu bebé encima: para llevar a los dos sin que se monten demasiado uno sobre otro, las anillas tienen que bajar de la posición ideal del hueco de la clavícula, con lo que tu espalda va a sufrir. De nuevo ahí estaba yo, andando un poco y después, al sofá. Ni remotamente me imaginaba yendo a un parque así sin tener que visitar a un fisio (que de hecho tuve que visitar). Además, tardaron muy poco en pegarse patadas: mamá, quiero que me portees, pero a mí solo. Con respecto a esto vi esta foto en internet:

porteo-de-gemelos
foto extraída de http://www.pajaritopinzon.com/blog/wp-content/uploads/2014/07/porteo-de-gemelos.jpg

Y, aunque embarazada me pareció precioso y empoderador, cuando lo probé me di cuenta de que me reventaba la espalda y de que, como se ve en la foto, sujetar las cabezas con las manos continuamente no me daba mucho margen de movimiento. Vale, es bonito para hacerlo sentada pero… cuando te sientas sus rodillas y pies van a la cicatriz. Y no te digo más.

Una opción más factible, que aún no he probado pero en la que confío algo más es tener a un bebé en la espalda con una mochila o un fular y otro delante con, por ejemplo, una bandolera. De hecho en ‘Monitos y Risas’ proponen varias combinaciones posibles. Al llevar uno delante y otro detrás, hay una distribución real del peso y otro gallo canta.

¿Qué es lo que mejor nos ha funcionado? Que el papá portee un bebé y yo al otro. Él se maneja mejor con la Caboo y yo me he hecho muy amiga de la bandolera por dejarme uno de los brazos totalmente libres y por, además, la comodidad de poder tumbarlos para que mamen directamente en la tela sin tener que descolgarlos o sacarlos. La realidad es que nunca he salido a la calle porteando a los mellizos a la vez, pese a mi deseo de hacerlo, pero no descarto que con uno detrás y otro delante me anime. Sí los he sacado a la calle con un porteo individual, llevando uno en silleta simple, otro en el pecho para aquellos sitios donde no es posible acceder con el carro gemelar. Eso sí, Limón pesa como un saco de hormigón y Mandarina es una pluma así que la descompensación está asegurada.

En resumen, PORTEAR A DOS ES POSIBLE, pero mi experiencia no ha sido cómoda ni tan operativa como llevar a uno solo. Con uno solo puedes hacer DE TODO y lo más importante, sin dolor. Somos madres y somos muy capaces, levantamos pesos increíbles pero una carga de dos bebés simultáneos a diario, puede dejar una huella en tu alineación y tu energía física.

No obstante existen asesoras de porteo que lo exponen muy dignamente y cuyos testimonios pueden ayudaros a empoderaros y probar:

Pajarito Pinzón

Red Canguro

Monitos y Risas

Gemelos al cuadrado y aquí

Kangura

Mi saquito mágico

 

Mi consejo si no sabes portear y con los videos te haces un lío o quieres tener plena seguridad con tu manera de hacerlo, es que contactes con RED CANGURO. Ellos te ayudarán a portear a tu bebé sin miedo, sea cual sea la tela que elijas y sea cual sea tu circunstancia. En mi caso me ayudó una chica que se llama Teresa, un amor y muy paciente. Lo hizo totalmente gratis, vino a casa y trajo sus propios fulares y un muñeco pesado para hacer pruebas (todas las que hicieron falta). No dudes en contactar con tu Red Canguro más cercana.

Por cierto, existe una mochila portabebés para gemelos que podéis ver aquí. Pero es tan enorme que he leído comentarios que dicen que está diseñada para mujeres alemanas… Todo es cuestión de probar, sobre esta mochila no tengo opinión propia aunque no soy amiga de las mochilas en bebés pequeños.

¿Tienes experiencia con el porteo gemelar? Me encantaría aprender de ti, cuéntame en los comentarios.

 

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto una vez al mes.

2 comentarios sobre “¿Puedo portear gemelos? Sí y no

Deja un comentario