Entrevistas·Ser múltiples

Mindfulness en embarazo, parto y crianza: María Ortega Estepa

Mindfulness en embarazo
Un claro inesperado (I)
Acrílico, Papel, tintas, rotulador y óleo.
170 x 120 cm

Mi amiga María es una mujer rellena de amor y de bondad. Siempre he pensado que personas con tanta luz, deben traer niños al mundo y enseñarles con tiento a ver lo que ellos ven, pero engrandecido. María Ortega Estepa (Córdoba, 1983) es artista y arteterapeuta. Sus actos están ligados a la acción social porque a humana no la gana nadie y por si sus dones fueran pocos, acaba de ser mamá de mellizas. Su embarazo y su parto me llenaron de alegría y saber que pudo aplicar sus conocimientos de mindfulness en el proceso me hizo querer entrevistarla como una auténtica ‘Mamá Valiente’. Os dejo con la entrevista y con fotografías de sus proyectos.

¿Cómo definiría María el concepto mindfulness?

Para mí consiste en un proceso de observación en uno mismo/a relacionado con el momento presente: el aquí y el ahora. El tiempo se detiene y aparece una toma de conciencia corporal y mental acerca de uno/a mismo/a y lo que le rodea.

Crecer también duele
Acrílico/madera

Tu formación en arte te lleva hasta la función social de la arteterapia y de ahí a la aplicación del mindfulness. ¿Podrías contarnos cómo una rama te lleva a la otra?

Dentro de la profesión de Arteterapia existen muchas vertientes y herramientas de intervención, una de las principales trata acerca de la toma de conciencia del aquí y el ahora -principio básico de la terapia Gestalt- para trabajar desde uno/a mismo/a en el momento presente: cómo me siento en el ahora, qué necesito, qué observo en mí… etc, muy en relación al concepto de Mindfulness.

En las sesiones de Arteterapia utilizo el arte como herramienta para trabajar a un nivel terapéutico: Acompañando, observando, sosteniendo, escuchando o haciendo las preguntas adecuadas a la persona con la que estoy elaborando ese trabajo. Estas son algunas de las características de un/a arteterapeuta. Acompañar adecuadamente el proceso de creación de otra persona, requiere tener la suficiente capacidad de adaptación a cada momento, estando siempre atento/a a qué es lo que está sucediendo, cómo, en qué orden, sin dejar de prestar atención a nuestra propia voz.

En tu biografía destaca el contenido social, humanitario y educativo de tus actuaciones. Has trabajado con niños saharauis, niños con autismo, personas adultas con diversidad funcional… ¿Acogen por igual todos estos grupos la arteterapia o has tenido sorpresas?

La intervención con la herramienta del Arteterapia nunca es igual de un colectivo a otro, incluso de una sesión a otra siendo la misma persona la que la recibe. Cada día somos seres diferentes, en constante crecimiento y cambio y transitamos por muchas emociones dentro de un mismo día. El efecto “sorpresa”, es continuo, cada vez que planteo una sesión de Arteterapia trabajo con lo que cada persona trae ese día, en ese momento. Con este último planteamiento volvemos al concepto de que trata esta entrevista: Mindfullness.

Mi pretensión trata de generar una movilización interna en la persona a través de sus recuerdos o experiencias sensoriales, y este trabajo conlleva un pensamiento crítico dependiendo del colectivo con el que trabaje y como plantee la intervención. No tengo una fórmula exacta para llevarlo a cabo, mi fórmula es la escucha y la demanda de las personas con las que trabajo.

Escuela de los campamentos de refugiados del Sahara Occidental

Verdaderamente el arte tiene un punto de rehabilitación. ¿Lo tiene también en la proyección y la formación de un niño? ¿Dirías que es una ‘necesidad’ educativa?

Por supuesto que sí. El Arte en todas sus vertientes debería de estar presente en la vida de todo ser humano desde que nace.

Mediante el arte lxs niñxs se comunican, observan la realidad, expresan sus emociones y se divierten de una forma natural y espontánea. Es importante en su crecimiento, el trabajo en equipo, ofreciendo a cada niño/a cierta libertad al desarrollar su creación de manera que estimule su expresividad e imaginación, sus habilidades psicomotrices y su capacidad espacial.

Lo que el Arte enseña, está tan influido tanto por lo que se enseña como por la manera de enseñarlo y trabajar a través de él. Lo interesante y constructivo para el niño y la niña es el trabajo con la propia historia personal que trae consigo, que es la que realmente está interaccionando con lo que se enseña o se trabaja. El Arte debería de estar presente en las escuelas desde Infantil hasta la propia facultad, y no abandonarlo a nivel educativo a los 8-9 años.

¿Cómo aplicas el arte en la práctica de la atención plena o mindfulness?

Concibo el binomio Arte-Vida como un todo. Creo que mi proceso personal ha sido progresivo en función de mi formación y experiencia en proyectos. El orden natural comenzó por mi formación en Bellas Artes unida a 11 años de profesión como artista, hasta que mi obra comenzó a enlazarse con mi formación en Arteterapia y proyectos educativos a través del Arte. Siempre he tenido muy presente que -además de mi aspecto formativo- provengo de familia de educadores y educadoras así como psicólogos/as. (Mis padres, mi abuela materna y mis tías), por lo que de una forma natural y coherente, mi obra y mi trabajo han ido poco a poco uniéndose a mis sensaciones y deseos personales y profesionales. Siendo a día de hoy lo que quiero ser, lo que amo, siento y quizá tenía que ser.

De estos orígenes viene mi forma de ver la vida, de ver el arte y de estar en el mundo, aprendí a hacerlo hace mucho tiempo desde la atención plena, pues lo aprendí de mis padres, así que lo natural es que continúe haciéndolo en mi faceta artística y personal, es una herramienta incorporada en mi día a día, y ahora intento trasladarlo a mis hijas.

Has sido mamá recientemente ¡y de mellizas! ¿Aplicaste la atención plena en el momento del parto? ¿Cómo fue tu experiencia?

Desde el embarazo -y creo que les pasa a todas las mujeres embarazadas- te imaginas una y otra vez cómo será el momento del parto: Dolerá, si no dolerá, si sabrás distinguir las contracciones, si el bebé vendrá bien…etc.

Yo me imaginé siempre que mi parto gemelar sería de forma natural, focalizaba toda mi energía en que sería posible. Y esa energía que puse se cumplió.

Otro aspecto que era importante para mí era vivir el parto desde el disfrute, no desde el dolor. Iba a ser una vez en la vida (o dos, quién sabe…) y quería estar plenamente atenta a todo lo que me iba a ocurrir: cómo me iba sintiendo, cómo respondía mi cuerpo y cómo me enfrentaba al dolor.

Para todo ello, el trabajo desde el Mindfulness fue importantísimo para mí, logré focalizar mis energías en mi respiración y en las emociones que iba sintiendo cuando llegó el momento, y desde el dolor tuve una sensación nueva y desconocida. Ahora me siento muy orgullosa de mí misma y de cómo se desarrolló todo.

María y sus dos princesas, J y L.

¿Cómo viviste el embarazo desde tus conocimientos en relajación y aceptación?

El embarazo en todas sus etapas lo he vivido observando los cambios físicos que se producían en mi cuerpo así como los de nivel emocional, aceptándolos desde el autocuidado y el cariño a mí misma. Si tenía cambios de humor, los acogía con amor y los dejaba estar, sintiendo que todo formaba parte del mismo proceso de cambio. Esos kilos de más eran bienvenidos con ternura, ya que albergaban a dos personitas a las que estaba alimentando (¿hay algo más bello?), esas ligeras estrías señalaban que venía una de las etapas más bellas de mi vida y qué mejor cicatriz para el recuerdo.

Imagino que te planteas una crianza en calma y un crecimiento en paralelo con ellas ¿has imaginado cómo será su educación en casa?

Como comentaba en alguna pregunta anterior, soy afortunada de venir de padres educadores y psicólogos, teniendo la suerte de haber ido evolucionando y descubriendo el mundo por mí misma desde una crianza desde el respeto y la libertad. De forma natural voy a transmitirle a mis hijas mi modo de ver el mundo para que sean ellas quienes lo vayan descubriendo también a su manera, haciéndoles ver la importancia de la escucha a uno/a mismo/a en el momento presente.

¿Qué tipo de herramientas o estimulación practicas ya con ellas a sus dos meses y medio?

Desde que estaban en mi barriga, mi pareja y yo ya les poníamos música de diferentes culturas. Debido a mi trabajo como arteterapeuta, dispongo de mucha música que utilizo para las relajaciones y las sesiones terapéuticas, por lo que les íbamos poniendo desde música africana a música árabe o bandas sonoras.

Ahora solemos ponerle la música a la hora de baño o cuando estamos con ellas en el salón a final de la tarde. Estamos comenzando a hacerles algunos ejercicios de estimulación con objetos en blanco y negro (en estos primeros meses es lo que más les llama la atención, las luces y sombras y el blanco y el negro o los grandes contrastes) y trabajando con ellas también con sonidos leves.

Me parecía importante hablar en esta pregunta acerca de la lactancia en tándem. Cuando estaba embarazada me dediqué a leer mucho sobre el tema y a plantearme si quería o no intentarlo. Luego estaban los comentarios de mucha gente: Vas a ahorrar tiempo, es lo mejor porque acabas antes… etc y todo lo relacionado con la reducción del tiempo. Cuando llegaron las pequeñas, comencé a ver que cada una de ellas tenía unas necesidades diferentes que debía escuchar. L comía y come rapidísimo, se engancha al pecho como si no hubiera un mañana y termina mucho antes que su hermana. J, sin embargo, necesita mucha tranquilidad, se toma su tiempo hasta que empieza a succionar y tarda mucho en terminar de comer.

Yo no necesito ahorrar tiempo, sino disfrutar y poner toda mi atención y cariño a cada una de ellas atendiendo con cariño a lo que necesitan de manera individual.

En mi opinión, haría bien la inserción del mindfulness en la preparación al embarazo, parto y crianza ¿cómo crees que se podría llevar a cabo? ¿Qué tipo de medidas podemos tomar nosotros ya o qué sistema ideal haría falta encontrar en el Servicio público de Salud?

Durante mi embarazo tuve la suerte de encontrar a una persona que trabaja desde la conciencia corporal centrada en el suelo pélvico, con el plus de que las sesiones no trataban únicamente de elaborar un trabajo a nivel físico (la preparación al parto unida a la respiración), sino que había una parte importante de toma de conciencia del momento presente. Yo recomendaría buscar a profesionales que se dediquen a esto -que desgraciadamente no son muchos/as-, pero que por algo se empieza y desde el boca a boca se puede ir implantando esta manera de vivir en el momento más bello de la vida de una mujer que desee tener un hijo/a.

Con respecto al Servicio público de Salud, lo ideal sería que estas personas pudieran tener un hueco en las clases de preparación al parto, ya que estas se centran más en otros aspectos -también importantes- que en el trabajo con una misma.

Pintura mural en los campamentos de refugiados del Sahara Occidental (ARTIFARITI)

¿Podrías compartir para todas las mamis de mellizos alguno de tus trucos anti-estrés?

Pensar y sentir que lo estás haciendo bien: Lo haces desde el corazón y todo está bien. Habrá momentos que te superen pero párate, respira hondo y piensa que sólo crecen una vez, que ese día en el que sólo tiene un mes y medio, siete o dos días de vida sólo ocurrirá una vez.

Acepta que todo ha cambiado y está bien. ¡Disfruta de ese cambio! Organiza y sobre todo prioriza, no pasa nada si la cama se queda un día sin hacer, mejor cambiarla por un paseíto al sol con tu pequeño/a recién nacido/a, ahora descubrirá el mundo, el sol, la luz, los pájaros, las copas de los árboles y todo lo que comienza a ver desde la posición del cochecito.

Encuentra tu propio método para encontrar la calma y practícalo. Pon atención a tu respiración en los momentos en los que te apetezca, y baja el ritmo de hacer cosas, no pasa nada y menos es más.

Cuídate, quiérete y traslada ese amor a tus hijos/as.

Por último, ¿nos recomendarías algún libro para adentrarnos en el mindfulness, bien para los adultos, bien con aplicación infantil?

Recomiendo una serie de libros relacionados con la relajación y meditación infantil que utilizo desde hace muchos años en las sesiones de Arteterapia y estoy deseando empezar a leerle a mis hijas. Son pequeñas historias de bosques y naturaleza que te trasladan a universos mágicos.

La autora es Maureen Garth y tiene varios títulos, algunos de ellos son “Rayo de Sol”, “Rayo de Luna” o “Luz de Estrellas”.

Gracias María, por compartir tu paz y enseñarnos a disfrutar la realidad del hoy.

 

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto una vez al mes.

4 comentarios sobre “Mindfulness en embarazo, parto y crianza: María Ortega Estepa

  1. Acabo de encontrar tu blog y me encanta! Y está entrada me ha parecido genial. Yo descubrí el mindfulness hace alrededor de dos años, y desde entonces lo aplico dentro de las clases de preparación al parto. Me parece una herramienta genial, y no solo para el proceso de parto,si no para toda la vida, y en especial para la crianza. Un abrazo

    1. Gracias Maribel, hacia mucho tiempo que quería que María nos dejara su huella en esta casa. Gracias por venir y ser generosa con tus palabras. Y qué bueno lo que cuentas de las clases de parto, eso es lo que hace falta.
      Abrazos

  2. Hola!!! Muchas felicitaciones por tu blog. Mi nombre es Alejandra, soy psicóloga clínica, instructora de mindfulness y madre de mellizas. Vivo en Chile y aquí hay muy poca información acerca de la crianza de mellizos. Me encantaría tener contacto contigo y tu amiga para compartir experiencias y recopilar información para un libro de crianza de mellizos que estamos intentando hacer con una amiga. Muchos cariños!!!

Deja un comentario