Alimentación

¿Qué he aprendido en 6 meses sin azúcar?

6 meses sin azúcar

Ya llevo algo más de medio año sin consumir azúcar blanca y cada vez estoy más feliz de haber dado el paso. No, no he dado marcha atrás con la idea y sí, he cometido alguna excepción, especialmente en Navidades, en casa de mi familia. No creo que consumir ocasionalmente algo que lleve azúcar blanca en sus ingredientes sea una traición a mis firmes decisiones: es aplicar la normalidad y la sociabilización. Tampoco puedo decir que no disfrutara de estas excepciones pero sí te diré que sufrí las inevitables consecuencias.

¿Por qué dejé de tomar azúcar?

Como ya te comenté aquí, desintoxicar tu cuerpo de azúcar blanco hace que, al volver a ingerirlo, tu cuerpo te alerte de aquello que cuando estaba dormido no sabía percibir: un químico extraño vacío de contenido alimentario. Si es un bocado no noto nada pero si es digamos un dulce entero, tendré dolor de cabeza asegurado para toda la tarde, me dolerán los dientes ipso facto y tendré algo de acné al levantarme por la mañana (te recuerdo que tenía un acné quístico bastante pesado). Además, tomar azúcar ocasional suele ir acompañado de hacerlo en un producto procesado, por ende cocinado y posiblemente con harinas blancas, lo cual recrudece mi digestión y para esto sí que soy sumamente sensible.

No obstante no vuelvo a tomar azúcar por miedo a la repercusión posterior, sino porque sé a lo que digo adiós si lo tomo. Digo adiós a la estabilidad emocional: sin azúcar no estoy ‘a veces amable a veces intratable‘. Soy positiva, soy paciente y hablo a los niños con sumo cariño (¡aunque todas tenemos límites, ya lo sabes bien!). Con azúcar digo adiós a la energía constante: sin azúcar y una alimentación alta en comida real (sobre todo frutas) no tengo bajadas de glucosa fulminantes, no quiero dormir siesta y, aunque sigo durmiendo muy poquitas horas al día (la lactancia gemelar infinita), no acuso cansancio o mal humor.

¿Qué aprendizajes nuevos he tenido estos 6 meses sin azúcar?

  • A más largo plazo soy consciente de lo poco apetecibles que me resultan ahora algunas cosas que antes me hacían salivar. El pasado sábado estuve en un cumpleaños infantil con al menos 5 tartas diferentes, donuts de chocolate y glaseados, cake pops, gominolas, bebidas azucaradas y batidos. Me dio algo de pena pensar en las alternativas poco saludables que tienen algunos niños cuando no hay una correcta información. Fresa parecía querer comerse el cumpleaños entero pero los mellizos no estaban familiarizados con aquello así que tomaron su fruta batida y sus galletas integrales sin azúcar ni aceite de palma (Gullón sin azúcares son las únicas galletas avaladas por la Sociedad Española de Diabetes).
  • Al reducir el consumo de azúcar blanco en Fresa, noto que no le afecta tanto su ingesta. Evidentemente, si no toma nada de azúcar blanco, vive sin rabietas ni cambios bruscos de humor pero ahora, una pequeña cantidad de azúcar ocasional no le afecta tanto ni tan fuerte a su actividad como ocurría antes.
  • Reducir el consumo de azúcar es mucho más sencillo con una dieta cruda basada en plantas, esto es evidente. Solemos asociar el azúcar a la bollería frita, los horneados de harinas blancas, los helados o las bebidas dulces. Al eliminar todo tipo de pasteurización o cocinado en mi dieta, el azúcar de las frutas es el más lógico, evidente y saludable. Ahora hasta los higos secos me parecen extremadamente dulces.
  • ¿Cuándo siento apetito por algo azucarado? Cuando no he comido suficiente. Cuando me falta ingesta de carbohidratos, he comido poco y comienzo a sentir hambre… es fácil verme tentada por algo dulce en la calle. Si por el contrario he comido de manera abundante y no he puesto límite a la entrada de frutas, no siento ningún deseo por tomar dulce.
  • He aprendido también que el exceso de grasas en nuestra dieta (sobre todo de las insalubres y saturadas) es lo que convierte el azúcar en grasa acumulada. Esto es, no te engorda el azúcar en sí, sino la suma de las grasas obstruyendo tu cuerpo e impidiendo la libre absorción de los azúcares en tu organismo. El azúcar es energía pero ¿qué tipo de azúcares ingerimos? Los azúcares simples de la fruta y las verduras pasarán directamente a nuestro organismo sin engordar si las grasas de los procesados no obstruyen nuestro sistema.
  • Escuchando podcast, leyendo y viendo videos sobre el tema (soy así de cansina) he aprendido verdades terribles sobre el azúcar en la alimentación infantil, como que más de la mitad del contenido de las cremas de cacao como la que ves a continuación, es puro azúcar blanco. Y que en el Cola-Cao, la cantidad se supera hasta un 78%: es decir, compramos azúcar con un poco de cacao a un precio bastante caro.
fotografía de sinazucar.org
fotografía de sinazucar.org
  • También he aprendido que la panela, extraída de la caña de azúcar pura, no es la opción perfecta como pensaba. Aunque ciertamente ya tampoco la consumía. Pese a tener intactas sus propiedades nutricionales (vitaminas y minerales intactos), queda en mejor lugar y con más nutrientes el azúcar de coco, pero hay que comprobar que no sea refinado. Ambos azúcares se obtienen por procesos de evaporación de agua y no por refinación y centrifugado. Dado que son procesos que uno no puede hacer en casa, al optar por una vida simple y elegir los alimentos tal cual proceden de la tierra, prefiero endulzar con plátano maduro, dátiles o pasas. En suma, el azúcar blanco proporciona calorías vacías. Pero, el azúcar panela y de coco, aunque proporcionan nutrientes, lo hacen en una tan pequeña cantidad, que no es relevante. Habría que consumir grandes cantidades para equiparar el aporte que proviene de otros alimentos. No merece la pena y, como siempre, todo con moderación.
  • Cada vez estoy más en contacto con el verdadero sabor de las cosas. Esto es algo que se recupera de forma gradual, si te animas a comprobarlo, lo verás con el tiempo.

Hace unas semanas me hicieron una entrevista sobre este tema junto a otro combatientes del azúcar para el periódico El Mundo que puedes leer aquí.

¿Cómo van tus avances con el azúcar?

Si quieres vivir sin azúcar blanco, descubre mi manual descargable aquí.

 

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto una vez al mes.

4 comentarios sobre “¿Qué he aprendido en 6 meses sin azúcar?

  1. Yo consigo tomar el café, las infusiones o yogures sin azucar, o si lo uso en casa tenemos panela. Pero no se como enfocar todo lo demás, me refiero a fiambre, yogures, que sugieres hacer empezar eliminandolos de la compra, reducir el consumo de semana. Yo tengo picos la verdad…es posible que consiga controlarme todo el día y luego por la noche, antes de irme a cama me entra un antojo de dulce, que a veces acaba en leche con cacao, galletas o chocolate. O sea fatal. Por cierto en Comercio Xusto yo encontré un cacao fantástico. Nada que ver con el Cola Cao.

    1. ¡Sí! Qué bueno, es el cacao que tenemos para Fresa cuando le apetece dulce. Si me pides sinceridad, lo más sencillo es llevar una dieta vegana sin procesados y desaparecen todos tus problemas de azúcar jaja. La transición es larga, no desistas, yo empecé a sustituir el postre por yogur natural con miel cruda, luego por yogur solo, luego por una infusión y finalmente no tomo nada detrás de la comida. El antojo de dulce da cuando comemos insuficiente a nivel nutricional. Si comes una dieta basada en comida sin procesar (desde verdes hasta frutas, legumbres, cereales, semillas…) bien combinado y completo, puedes comer hasta saciarte y con suficientes carbohidratos se acaba tu deseo de dulce exagerado. Para cuando ocurre, dátiles o higos son una gran opción. ¿Sabes que si rellenas un dátil con una nuez y un poco de crema de cacahuete (sin azúcar) sabe como una sneaker o un mars? Manzana untada con crema de almendras o mismamente un plátano. Haré un post sobre opciones y pasos. Por la noche te puede ayudar un vaso de leche vegetal y una onza de chocolate negro de comercio justo también, con azúcar de caña en bruto (en Lidl lo tienes super barato). Suerte bella mujer y mamá!

  2. Hola, estoy alucinando porque mi hija toma cola cao y ver esa imagen me ha impactado. Donde compráis ese cacao soluble de comercio justo? Podríais mandarme el enlace sines tienda on line? O decirme donde encontrsr cacao en polvo?
    Yo las infusiones, el cafe y los yogures los tomo sin azucar y aprecio mas su sabor, ahora no me losnpuedo tomar azucarados porque me resultan super empalagosos y desde que reduje el consumo de azúcar (entiendase pasteles, galletas, magdalenas…) noto que tengo menos dependencia. Eso sí, si un día me apetece un dulce me lo tomo y listo, pero ya no me apetece tanto como antes, es curioso…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *