Alimentación

¿Son saludables los productos ‘verdes’ de Mercadona? (parte I)

La noticia de que Mercadona había introducido cambios en sus lineales para acceder a un público vegano y vegetariano, me había llegado en repetidas ocasiones bajo la pregunta ¿son realmente buenas opciones? Reconozco que llevaba mucho tiempo sin comprar allí pero la curiosidad me empujó a hacer revisión de esos productos y darme un paseo con el móvil en modo cámara (y un personal de seguridad intrigado siguiéndome).

Parece que el veganismo y el vegetarianismo, el flexitarianismo incluso, son tendencia en las redes. Nuestro interés por una forma de vida sostenible y saludable (y seguramente los millones de fotografías de comida que subimos a diario) despiertan cuanto menos curiosidad en los mercados e imagino que algo de reticencia por la dificultad de acceder a ciertos públicos. ¿Comes solo plantas? Yo congelaré tus frutas y te daré los pseudo-cereales cocinados.

Así es que Mercadona se subió al carro y ha comenzado a vender quinoa cocinada y congelada, soja verde edamame congelada o mango y frutos rojos congelados entre otros, que tan de moda están para smothies y batidos. Mercadona tiene un estudio de mercado envidiable. Y además, saben cómo conseguir una venta: ¿llevas una vida sencilla? Yo te lo facilito aún más y te lo doy cocinado. Si ya no puedes con la curiosidad, espera a que te diga que existe el perfil VEGADONA.

Personalmente, empecé a ver el estudio de mercado cuando las semillas de Chía aparecieron en sus lineales de semillas, acompañadas de las de lino, los frutos secos y semillas crudas y, sobre todo, cuando me encontré con el cilantro en bandeja y la col Kale lavada y troceada. Más claro agua: o estos señores han accedido a mi historial de Youtube o tienen un estudio de mercado de impresión. De unos meses acá comenzaron a aparecer productos difíciles de conseguir en supermercados tradicionales, productos de gran valor nutricional pero poco comunes en España o, cuanto menos, poco comercializados. De repente, Mercadona tiene Bimi, una hortaliza ‘reciente’ que resulta de la mezcla entre el brócoli y una col china. El superbrócoli le dicen. A mí los híbridos me dan miedo, pero está delicioso.

Smothies ya listos, batidos detox, fruta tropical a ojo de la cara el kilo y panes con diversos cereales (‘con’, que no ‘de’). Pero ¿cuánto de saludable se esconde en toda esta oferta? Hoy quiero hacer un análisis de lo que vi. Al margen de las inclusiones crudas que arriba te nombro, que me parecen excelentes opciones (ojalá vinieran con menos empaque de plástico y fueran locales #desnudalafruta), existen otros pre-cocinados o procesados no tan saludables.

Aviso a navegantes: los productos de Mercadona varían en función de la zona y ciudad. Yo vivo en una zona bastante humilde (pobre parece que queda políticamente incorrecto) pero sé que existen más novedades gracias a internet.

El embutido sin carne, sin gluten, sin lactosa, sin colorantes ¡y con azúcar!

Con vuestro permiso voy a empezar por el que me pareció más chocante, que no conocía hasta ahora y que me asustó de veras: Chóped y mortadela vegetariana. Pese a no estar fabricado con productos animales, no puede denominarse vegano por contener productos de procedencia animal como el huevo (claras de gallinas camperas). Te hablo de los productos Noel, una conocida empresa cárnica aliada con Mercadona para llegar a una mayor población. Igual estoy susceptible pero si el cliente en cuestión no consume carne por motivos de compasión ¿querrá dar su dinero a una empresa de jamones? Entiendo que aluden a los vegetarianos por salud. Pero a lo que vamos: ¿de qué se componen estos embutidos verdes? Los embutidos presentados como ‘0% carne’ llevan lo siguiente:

INGREDIENTES : albúmina de huevo (72%),agua,aceite de girasol,fécula de patata,maltodextrina,aceite de oliva (2%),antioxidantes (lactato potásico, ascorbato sódico),corrector de acidez (diacetato sódico, sulfato cálcico),sal,estabilizantes (carragenatos, pirotetrafosfato sódico, goma xantana, alginato sódico),aroma,concentrado de boniato,especias,extracto de levadura.

Sus tres ingredientes principales son, como ves, la albúmina o proteína de la clara del huevo, agua (como todo embutido procesado) y aceite vegetal de girasol. Le sigue el almidón de patata y maltodextrina, esto es, la glucosa resultante de hidrolizar la fécula de patata. Como sabrás, el proceso de hidrolización que encontramos en, por ejemplo, los cereales de los bebés, es lo que hace que el producto esté dulce por la creación de azúcares sin tener que añadirlos, asunto prohibido en bebés. Le siguen un 2% de aceite y los antioxidantes, ambos no nocivos. En los correctores, ambos químicos, el sulfato es un poco más controvertido y está bajo sospecha pero hasta el momento, vamos bien. Después nos llega la sal y el lío de los estabilizantes. Los carragetanos son peligrosos y de origen inexacto. El E-407 actúa como antinutriente y está prohibido en alimentos infantiles. Ha generado mucha polémica y aún no se sabe bien cuáles son sus efectos, aunque algunos estudios lo asocian a la creación de ulceraciones y tumores. Es decir, da miedo, pero más miedo te dará saber que están incluidos en una infinidad de productos, como los batidos de tus hijos. Los pirafosfatos que siguen también son peligrosos y de origen químico, la cuestión es que, como en todo, en pequeñas cantidades su uso comercial y alimenticio, sigue permitido. Después vemos a la goma xantana, otro azúcar asociado a problemas intestinales. Todo lo demás, ok. Yo no soy nada partidaria de consumir productos con una lista de ingredientes tan larga... y menos una imitación de carne. Lo ideal es que los ingredientes de tu comida procesada oscilen entre los 3 y los 5.

Ensalada de Quinoa con Pavo y Queso (Y cualquier otra proteína que se te ocurra)

De mercadona

Últimamente me encuentro la quinoa ya echa en varios supermercados, lo cual es bastante curioso siendo un pseudocereal que se cocina en unos 15 minutos. Si no tenemos ese tiempo en nuestras vidas ya es el remate del tomate. En este caso entiendo que es para tomarlo frío y por tanto para llevarlo fuera de casa. Este paquete lleva un 43% de quinoa y un 10% de fiambre de pavo, no pavo en sí. Al ser fiambre, este incluye leche, soja, azúcar, dextrosa (más azúcar), carragenatos y trifosfatos, otro tóxico químico. También lleva queso en un 10% y de este no sabemos su composición pero entendemos que será un queso barato con ingredientes en consecuencia. En menor cantidad le siguen las verduras: pimiento, calabacín, cebolla y maíz todos ellos asados. Y maíz. De la vinagreta no voy ni a hablar, lo mejor es que no la abras: azúcar, jarabe de sacarosa, glucosa, caramelo y goma xantana. También le podemos echar gominolas. 

Como estamos tan obsesionados con las proteínas, el mercado nos ofrece alternativas al filete, pero has de saber que no es aconsejable combinar las proteínas, cada una de ellas tiene una digestión diferente, todas ellas pesadas, imagina si las sumas. Bueno, no lo imagines, aquí tienes un ejemplo de cinco proteínas: Quinoa (que es una proteína completa), soja, pavo, queso y leche. Ligero, lo que se dice ligero, no creo que te deje. Esto lo envasa ‘Productos Naturales de la Vega’ y hombre, igual lo de ‘naturales’ necesita una revisión.

Ensalada de lentejas con azúcar de Mercadona

A estas alturas vais a pensar que tengo una obsesión con el azúcar y es cierto, obsesión justificada en la cantidad de productos que la llevan sin tener necesidad de ello. La misma empresa de la quinoa, fabrica esta ensalada fría para Mercadona de lentejas con bulgur. El bulgur es un cereal elaborado con trigo o espelta. Es rico en almidones, bajo en grasas y de fácil digestión. Se conserva por mucho tiempo así que da mucho juego para productos así. Esta ensalada lleva la etiqueta de vegana y en sí parece bastante buena considerando que el aceite y la sal son los últimos ingredientes, con lo cual estarán en menor cantidad. Ahora bien, lo mejor es no echarle la vinagreta encima. Contiene ácido ascórbico como antioxidante, proveniente del azúcar, dióxido de azufre (tóxico químico peligroso para la salud) y nuestros amigos el jarabe de sacarosa, glucosa y goma xantana. Creo que ya te he asustado bastante con las vinagretas.

Sin embargo, el Tabulé Oriental Hacendado está bastante bien, no todo va a ser malo. Tiene un solo conservante y no es nocivo. Eso sí, cuidado los alérgicos porque puede contener trazas de mostaza, huevo, moluscos, crustáceos, soja, leche, apio, sulfitos y pescado.

Traeré otros productos interesantes en otro post para no alargarme demasiado hoy pero me quiero despedir con el hummus en su receta original. Hacer hummus es de lo más sencillo con garbanzos tahini, limón, sal, comino, ajo y pimentón pero si te ves vago, este es un hummus sin azúcar (sí, hay otros con azúcar vete a saber por qué). Tiene el mismo conservante que el tabulé, no nocivo y dos acidulantes que aunque señala de origen vegetal, son producción química pero en principio tampoco son dañinos. Además doy fe, está muy bueno. En casa lo preferimos casero pero este nos convenció bastante. Como veis recomiendan consumir legumbres unas 2 o 3 veces por semana (si eres vegetariano seguro que consumes más) pero os diré que hay gente que no las comen nunca. Y viven. De hecho hay quienes piensan que son dañinas, por ejemplo en la dieta paleo. Son ricas en beneficios pero también contienen antinutrientes. Lo importante es ¿cómo te sientan a ti?

Recuerda que tú decides lo que consumes y tú decides lo que le das a tu cuerpo. Lo más saludable no está empaquetado ni precocinado. 

Puedes leer la continuación de este post aquí.

[mc4wp_form id='2449']

14 comentarios sobre “¿Son saludables los productos ‘verdes’ de Mercadona? (parte I)

  1. Buenos días «Mama Valiente»; desde luego tu artículo, es cuanto menos, interesante e invita a la reflexión. Desde luego debemos reflexionar a cerca de aquello que ingerimos y si es más o menos «natural», y si es o no conveniente/necesario consumir alimentos pre-cocinados y demás. Totalmente de acuerdo con tus reflexiones. Ahora bien, soy ingeniero técnico agrícola y desde un punto de vista estrictamente técnico, agronómico o si quieres científico y por tanto independiente, puedo asegurarte que no hay ningún temos o miedo por una variedad hortícola «híbrida», de hecho en la naturaleza los híbridos son de lo más habituales, me explico: En el caso que planteas de Bimi, la explicación es bien sencilla; es un híbrido resultante del cruce natural de dos especies pertenecientes a la misma familia agronómica, las «brassicas», es decir, un brócoli polinizado naturalmente por una especie de col china. Se trata de dos «crucíferas» que de estar juntas al aire libre en un campo abierto en cualquier lugar del mundo, se pueden cruzar por polinización abierta, es decir, por efecto del viento y dar como resultante un híbrido. Por tanto, mi reflexión es….¿que temor debe darnos esto?, no hay base científica alguna para ello, de hecho no se trata de ningún organismo modificado genéticamente, sino de un cruce natural entre dos variedades o especies de la misma familia agronómica, más natural es imposible. Espero haberte ayudado y quedo a tu disposición para cualquier aclaración o explicación que necesitaras. Gracias por tu blog, muy interesante.

    1. Me encanta cuando la vida me da un tirón de orejas y me dice: aprende, mosquita. No sabes cuánto agradezco tu información y la manera tan noble y agradecida de contarlo. En internet abundan los mensajes hostiles cuando das tu opinión. Evidentemente, me falta información y me parece muy bonito saber que el bimi puede darse de manera natural en campo abierto. Es muy lógico lo que dices y no lo es mi posición (creo que parto de los cruces de perros jaja). Gracias, gracias de corazón. Voy a tener que probar el bimi 😉

    2. Pppfff disculpa que te diga esto, pero ¿estas seguro de ser técnico agrícola? Estas comparando manzanas con peras. Una cosa es el cruce natural que se produce en la naturaleza y se crean nuevas variedades, incluso el cruce de variedades en el laboratorio en cuanto al Reino vegetal lo comparto, porque el clima y la alta población impulsan a tener evolución en nuestros alimentos. Otra cosa muy distinta es cuando procesas los alimentos y le agregas químicos para convertirlos en por ejemplo mortadela veggie. Cada vez aumenta el número de enfermedades incurables, bebés que nacen con intolerancia al huevo, a la leche y muchas cosas más. Entonces estamos en todo nuestro derecho de dudar de la procedencia y los químicos en los alimentos.
      Y te lo digo yo que soy Ingeniero Agrónomo con un máster en Agroalimentación.

      1. Gracias por tu aportación. Creo que has definido la posición de hoy en día: ‘nuestro derecho a dudar’. Lo que está claro es que hay muchas personas despertando y haciéndose preguntas. ¡Eso ya es genial!

  2. Hola, me ha encantado tu artículo, me parece muy interesante, sobre todo xk nos dices los ingredientes, y lo del azúcar, k al igual k a ti me preocupa sobremanera, sobre todo xk no entiendo xk la ponen en algunos artículos innecesariamente. Quería decirte algo k a mi me preocupa, yo consumo copos de avena y harina de avena, pues yo me hago mis propias hamburguesas, salchichas, etc. Y les incluyo está harina, k para mí es proteína y muy sana, además de cenarla. El caso es k tanto la harina como los copos contienen gluten, y yo me pregunto, xk???? No es un producto k la lleve originalmente, xk la añaden???, Si al moler o empaquetar duchas harinas lo hacen con otras y ese es el resultado, no deberían hacerlo, pues si consumimos avena debería estar libre de gluten, al igual k la harina de maiz o la polenta, o la de garbanzos. Ahí t dejo esta reflexión mía, a ver k puedes investigar para ayudarnos. Mil gracias por tus maravillosos artículos.
    Un saludo

    1. Hola Patty, la avena tiene proteína pero no es lo más significativo a nivel de porcentaje. La avena no tiene gluten, tan solo lo puede contener por contaminación cruzada pero si no eres alérgica no debe preocuparte. No obstante existe la avena libre de gluten donde te aseguran que en el proceso de precoccion de los copos no han tenido contacto con ningún producto con gluten. Espero que puedas encontrarla, es algo más cara pero no demasiado. Eso sí, si no eres alérgica no merece la pena porque la probabilidad de encontrar gluten es ínfima. Eso sí, la avena tiene avenina, su propia proteína que para algunas personas también da problemas digestivos. Espero te ayude esta información, abrazos

  3. Hola!
    Tengo en la mesa la mortadela veggie de Noel, despues de leer tu análisis creo que ya no la voy a comprar más, sobretodo porque mi gato se la come con ansia y eso me genera bastantes dudas respecto a si lleva o no algún producto cárnico ?

    1. Tengo entendido que no lleva carne, pero no es vegano tampoco. Es vegetariano porque su composición está hecha a base de albúmina de huevo. Igual lo que enloquece a tu gato es el azúcar (maltodextrina). ¡Lamento haberte fastidiado el almuerzo! jaja Abrazos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *