Ayudas y trucos·Minimalismo

Cómo limpiar tu baño sin tóxicos

sin tóxicos
Mi lavabo minimalista

Planchar y limpiar los baños es con diferencia lo más pesado de una casa. Lo primero realmente no me disgusta pero lo segundo, teniendo 3 baños en casa se me acabó viniendo largo. Peregrinar de baño en baño con todos esos químicos no era mi mejor plan: un producto para los cristales, un antical, uno para el retrete, otro para el suelo, otro para el lavabo, bidé y bañera, otro para la madera, otro para el mármol, un aromatizador… Luego abracé el minimalismo y comencé a investigar cómo reducir ese lote de venenos, en especial porque tener tres niños curiosos en casa es bastante arriesgado con productos que tienen bonitos diseños de calaveras, cruces y llamas de fuego en su trasera. Además, la reducción de consumo de plásticos terminó por darme el empujón y librarme de todo aquello. ¿Quieres saber cómo limpio nuestros baños minimalistas ahora?

Hago la limpieza de los baños una vez por semana con algún repaso ocasional si ha habido un incidente o viene una visita, pero por lo general ‘limpio sobre limpio’ y no, dejar de usar los productos de limpieza del supermercado no hace que mi baño esté mal, huela mal, tenga moho, cal o cualquier cosa que os asuste. De hecho está mejor que antes: ya no tengo ni rastro de la cal que aparecía después de usar el producto ¿casualidad? Dímelo tú.

Y si te preocupa la desinfección, tampoco temas, existen aceites esenciales como el de árbol del té para sustituir la lejía. No obstante, en los baños de un  hogar no es necesaria esta desinfección industrial y abacteriana de los anuncios. La publicidad nos vendió esta idea de la mano de aquella que decía que había que llenar la longitud del cepillo de dientes de pasta. Error.

¿Qué productos uso para limpiar sin tóxicos?

  • Vinagre de vino blanco: en garrafas de 5 litros para reducir el consumo plástico en lo que esté en mi mano (aún no lo encuentro a granel en mi zona). Puedes encontrarlo en grandes superficies o tiendas especializadas para restauración.
  • Agua.
  • Bicarbonato. Tampoco lo encuentro a granel pero Ca la Font lo vende en envase de 5 kilos.
  • Aceite esencial de árbol del té. Este es el producto más caro pero en mi opinión es un must have de todo hogar porque sirve para desinfectar de manera natural, repeler piojos, mosquitos, picaduras, quemaduras y al usar tan poca cantidad, puede que lo compres tan solo una o dos veces al año.
  • Opcionales: Limón y otros aceites esenciales para aromatizar. 

¿Cómo limpio el cristal, espejos y cromados?

VINAGRE. Así de sencillo. Puedes diluirlo en agua o aplicarlo directamente. Yo utilizo un bote de spray manual reutilizado que he etiquetado yo misma. Lo uso para toda la casa: ventanas, cromados como griferías o campana extractora, espejos y cristales de todo tipo. Los trapos de algodón funcionan a las mil maravillas para esto pero también sé que muchos usan papel de periódico para las ventanas. Como no compramos periódicos, uso recortes de sábanas de hospital ¡Gloria bendita! Si quieres dar un toque de brillo de revista, puedes frotar medio limón sobre los grifos y después pulir con un trapo. Esto lo hago solo muy de vez en cuando porque el vinagre es perfecto.

¿Cómo limpio el retrete?

Esto es lo primero que hago porque necesita de reposo. Pulverizo vinagre del spray anterior en el interior del retrete. Después esparzo bicarbonato y dejo actuar. El bicarbonato y el vinagre crean una efervescencia que irá retirando la suciedad fácilmente. Cuando acabo de hacer el baño ya habrán pasado unos minutos, así que con la escobilla del váter froto para retirar la suciedad más profunda, tiro de la cadena y listo. Puedes dejarlo actuar toda una noche si necesitas una limpieza más profunda. El resto del retrete lo limpio con la mezcla casera que te dejo a continuación.

¿Cómo limpio los sanitarios?

El resto de sanitarios los limpio con una mezcla que guardo en otra botella de spray reutilizada. Los ingredientes son:  vinagre de vino reducido en el doble de agua (1/3 de vinagre), dos cucharadas soperas de bicarbonato y unas gotas de aceite esencial de árbol del té (entre 6 y 10 gotas máximo). Si quieres darle un olor característico, puedes usar otros aceites esenciales como el de lavanda, naranja, limón… etc. Añade el bicarbonato poco a poco porque junto con el vinagre, hace una reacción efervescente. Lo agitamos y listo para usar. 

¿Cómo limpio los azulejos?

De nuevo vinagre en spray y mano de santo.

¿Cómo limpio el suelo?

Mis suelos son de mármol así que no necesito más que agua. Puedes diluir algún aceite esencial si te gusta que huelan bien, como el de lavanda, que no mancha. Si tienes otro tipo de suelo, puedes echar vinagre al agua y estarás desinfectando sin dañar tus pulmones.

EXTRA: A veces estoy llena de energía y me gusta ver espuma cuando froto. No tengo más que frotar la esponja en jabón natural (el mismo que haya en el baño) y a continuación pulverizar los productos con vinagre. De lo contrario, esta forma de limpiar no produce espuma (ni inhalaciones tóxicas).

Para la limpieza del baño uso paños de microfibra, paños de algodón, una esponja que echo a la lavadora después de este uso y un cepillo de dientes viejo para limpiar perfectamente los sumideros y otros rincones.

Nada es dañino ni perjudicial para tu cuerpo y el de tu familia. Mandarina coge el bote de vinagre cuando me despisto. Me la encuentro chupándolo y riendo y no tengo que salir a urgencias escopetada porque tan solo se le pondrá cara de ensalada.

En resumen: tardo muy poco en hacer esta limpieza semanal, el mantenimiento es muy sencillo y tan solo cargo con dos sprays y el tarro de cristal donde guardo el bicarbonato. Minimalista, eco-amigable y respetuoso con tu cuerpo.

¿Te animas a limpiar tu baño de esta sencilla manera?

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto una vez al mes.

17 comentarios sobre “Cómo limpiar tu baño sin tóxicos

  1. Me encantó tu post!! salvo por alguna que otra diferencia yo uso exactamente los mismos ingredientes para la limpieza. Como en casa usamos baño seco entonces tengo un vaporizador con mitad agua, mitad alcohol y gotas de aceite esencial de tea tree. con eso y un poquito de papel le pasamos a la tapa cuando lo usamos y siempre huele rico.

  2. Estupendo post Bea! Cuando se me acaben los productos que tengo los sustituiré por el vinagre y el bicarbonato. ¿Qué tal otros post sobre la limpieza en la cocina, muebles de madera… ?

  3. Me ha encantado el post! El vinagre de vino blanco es el que se compra en el super? Me has leído la mente! Estaba pensando en terminar todos los productos que tengo en casa y enpezar a usar opciones más eco, así que genial! Espero impaciente post para la limpieza del resto de la casa, nosotros tenemos tarima flotante, alguna idea? Y muebles de formica en la cocina. Eres un sol compartiendo esta información, besillos!

    1. Estela, queda pendiente un post de limpieza más amplio, claro que sí, gracias por generar ideas. Para la tarima flotante agua en una fregona bien escurrida funcionará, o si lo prefieres un poco de vinagre. Mi encimera de hecho es de formica así que os mostraré como la desinfecto en un post dedicado a la cocina. Un abrazo 🙂

    2. Sí, es el vinagre de vino blanco de consumo para ensalada, tal cual. Hay quien prefiere vinagre de manzana por el olor pero en cualquier caso, vinagre. Ánimo con los productos, y sí, haré un post sobre limpieza en la cocina por ejemplo, puesto que también tengo encimera de formica. Para la tarima flotante, agua en fregona bien escurrida o un poco de vinagre en el agua. Abrazos 🙂

  4. Yo tambien limpio con vinagre bicarbonato y limon. Se quedan los baños brillantes y limpios. Mis suelos son de terrazo y los friego con agua y aceite esencial de lavanda huelen bien y me brilla.

Deja un comentario