Minimalismo

30 tips para simplificar la vida con hijos

Hoy te dejo algunos trucos que nos han ayudado a simplificar la vida con hijos. Ahora que vienen las vacaciones y los niños están en casa, se hace mucho más necesario facilitar los días para no llegar agotados y enfadados.

Como sabes, soy defensora de que el minimalismo no solo es posible con familia numerosa, sino que es necesario. A menudo encuentro tips minimalistas que se enfocan en el espíritu de la simplicidad y van más a la forma de pensar. Hoy quiero dejarte tips prácticos sobre las cosas que tenemos o las actividades que llevamos a cabo.

¡No todo tiene que ir contigo! Pero con que un par de estos trucos te funcionen y puedan traerte un poco más de alivio en casa, me quedo contenta.

30 tips para simplificar la vida con hijos

  1. Practica la no interferencia. Mi marido y yo aprendimos este nombre de Wayne Dyer, aunque era una cosa que ya estábamos aplicando. Piensa si le vas a decir al niño ‘no’, ‘cuidado’ o ‘ya lo hago yo’ por simple comodidad o si el niño de verdad corre peligro. Decimos ‘No’ con demasiada frecuencia. Y a veces es solo para evitar tener que limpiar después, o recoger, o cansarnos. No vayas corriendo a ayudar al niño y permite que se equivoque o intente resolver los conflictos.
  2. Comed lo mismo por dos días. Cuando cocines, coge mejor la olla grande y deja que sobre para una cena o la mitad de la comida del día siguiente. Esto es una cuestión de hábitos, muestra a tus hijos que está bien repetir y que la casa no es un restaurante. Cuando algo está rico, repetir mola.
  3. No hace falta que los bañes cada día. Sé que para algunos os resulta una rutina que favorece el sueño o la calma. Pero a veces los papás estamos agotados o se hizo demasiado tarde. No pasa nada por no bañarlos hoy ni por no bañarlos por dos días. Ni tres, créeme. La mayoría de las veces no hay suciedad real, sino hábitos o esquemas de higiene aprendidos.
  4. Compra dos veces la misma camiseta. Si algo os encanta, no lo dudes, cómprala doble. Si los dejamos, los niños llevarían su camiseta favorita día tras día a cada evento.
  5. Repite la ropa interior. Sobre todo si tienes hijos del mismo sexo, resulta muy cómodo que cada uno tenga las braguitas o calzoncillos de un color base o un modelo. Así evitas el caos a la hora de repartir la colada.
  6. Deja que duerman juntos. Si tienes más de un niño, sé flexible si quieren compartir la cama un día o incluso intercambiársela. Esas cosas para ellos son mejores que ir al circo y a ti no te cuesta nada.
  7. No los fuerces a comer. Ni siquiera a desayunar para ir al colegio. Los niños tienen una mejor regulación de la saciedad que los adultos y saben distinguir el hambre a la perfección. Si sale fuera y tienes miedo, mándale algo de comer, pero no le fuerces a engullir si su cuerpo no está listo. Si no hay ninguna enfermedad, lo único que conseguimos con esto es una pelea y un disgusto.
  8. Domingos en pijama. Si no tenéis plan, sea domingo o sea cuando sea, estar en pijama está bien incluso para comer. Es de los grandes placeres de ser niño (y tú como padre bien puedes imitarlo).
  9. En invierno, usad nórdico. Deja de quejarte porque el niño no hace la cama: un nórdico no requiere más que estirarlo sobre el colchón. Ten una sola funda y deja el nórdico sin funda mientras se lava (calienta igual y evitas dos fundas).
  10. Si tienes bebés, colecha y da teta. Siempre que esto te resulte agradable, es el pack perfecto para tener más sueño y descanso.
  11. Comed del mismo plato. Hay muchas recetas o comidas que no necesitan ser servidas en un plato individual. De hecho, no tienes más que ver otras culturas. Tenedores y a pinchar. Recoger la cocina nunca se hizo tan fácil.
  12. Déjalos comer con las manos. Que aprendan qué cosas manchan y cuáles no tanto, Enséñale a usar los cubiertos, sí, pero tampoco le pongas etiqueta en cada comida en casa.
  13. Pueden vestirse con la ropa de ayer. O con la que durmieron. Igual esto último te parece demasiado pero piensa en el body de un bebé al que le cambias el pañal. ¿De qué se ha manchado ese body? En invierno, acuesto a mis hijos con ropa interior y camiseta íntima limpios y a la mañana les pongo el uniforme. Al no desnudarlos del todo, pasan menos frío y están de mejor humor
  14. Id descalzos por casa. Esto es más común en muchas casas pero además, te evita tener que comprar zapatillas de estar por casa. Solo necesitas suelo limpio en verano y un calcetín en invierno.
  15. No planees cada tarde. Deja que los planes surjan. O que no surja nada y sea un día de descanso. Sal a la calle y deja que ellos elijan si derecha o izquierda, si pasar por debajo de los soportales o ir a la plaza. Conocer tu calle es tan válido como ir a un taller creativo para niños.
  16. Deja que elijan tu ropa. Y que se vistan ellos. Pon la ropa en los cajones que puedan manejar según su altura y no critiques sus elecciones. El mundo va a seguir donde está aunque lleve un zapato desparejado.
  17. Encuentra un solo jabón para todo. Opta por un jabón y champú sólido todo en uno que aceleren la ducha y dejen más espacio en el baño. Es más, podéis compartir todos el mismo.
  18. Usad el suelo para sentaros. Soy una enamorada de las alfombras. Han permitido que podamos estar muchos en casa, ver películas, jugar a juegos, bailar… pero sobre todo que no haga falta tener veinte sillas o un sofá gigante.
  19. Días sin cena. Antes era muy reacia a saltar la última comida del día. Después fui consciente de que algunas meriendas son muy copiosas y en los días cansados a los niños les alimenta más el sueño que la comida. Igual es suficiente para ellos con un yogur, con una fruta o una bebida vegetal.
  20. No tengas nada bajo las camas. Ni sobre las mesas. Facilita la limpieza. No tardo ni cinco minutos en limpiar los dormitorios porque no hay nada sobre las superficies horizontales y nada que ir quitando o despejando del suelo. Este es un tip mágico que te recomiendo ya. Además, con esto ganan más espacio para el escondite.
  21. Dale a cada niño una libreta tamaño folio. De esta manera me evité tener que estar recogiendo folios sueltos por toda la casa. Cuando quieren regalar algún dibujo, lo arrancan. No solo está ordenado sino que lo cuidan mejor porque cada uno se hace responsable de su libreta.
  22. Agrupa todo el material creativo en un solo lugar. Durante mucho tiempo tuve pinturas en cada planta y nos íbamos a volver locos. Procura que sea un contenedor, cajón o soporte que se pueda desplazar pero ubícalo todo junto: lápices, ceras, goma, acuarela, trapos, pinceles, tijeras, pegamento…
  23. No vayas de compras con los niños. En la medida de lo posible, evita hacer ciertas compras con ellos o acabarás comprando más de lo que pensabas. O cosas totalmente innecesarias pero que brillan mucho o tienen luces… Ya hay muchos supermercados con ludoteca gratuita para el ratito de compra. Esto te ahorra muchos dolores de cabeza y muchos ‘Déjalo donde estaba’. Eso sí, de vez en cuando incorpóralos en esta rutina para educarlos y recibir su ayuda.
  24. No pasa nada por no hacer los deberes un día. No es ningún drama. Nada que manden en el mismo día es tan inminente como parece. En casa se hacen a primera hora, después de comer, pero si alguna vez se nos olvida y se hace de noche… ya no es cosa que nos angustie.
  25. Ten tus manos libres. Rachel Macy Stafford tiene un libro titulado Hands Free Mama donde habla precisamente de esto. Es una guía para quitarte el teléfono móvil de las manos y olvidarte de la lista de tareas. Si tu hijo te ve siempre ocupado cuanto te llama, se quemará. Y acabarás preguntándote por qué te contesta de esa manera… Tu vida sencilla repercute en SU vida sencilla.
  26. Moveos. Al menos una hora de movimiento al día impedirá que estéis de mal humor o sin energía para hacer las cosas que os gustan. Estar en el sofá lo complica todo por cada hora que pasa hasta llegar a la noche.
  27. Ten un cesto de ropa en cada planta. Si tu casa es grande o tiene varias plantas, no te calientes la cabeza y deja que vayan llenándolos con la ropa sucia.
  28. Plancha lo mínimo. En casa tenemos dos toallas por persona y dos cambios de sábana por cama. Tendiendo bien, no hace falta planchar ninguna de estas cosas. Fíjate en la ropa que compras porque este detalle te ahorrará mucho tiempo. Igual con las fundas de sofá: elige las que puedan meterse en lavadora y no necesiten plancha.
  29. Viaja aprovechando las siestas de los niños. Todos sabemos que los niños en el coche son un reto. Por ello organizar la hora de la salida con la hora en la que suelen echar una cabezadita es tu mejor baza para simplificar un viaje.
  30. No hables de la vida sencilla. Al igual que ocurre con las peleas sobre la comida, del minimalismo no se habla. No los agobies con la vida minimalista y simplemente propón cambios ajustados que les resulten fáciles y divertidos.

 

Otros artículos que pueden serte útiles este verano:

Organizar comidas con minimalismo

10 tips para ahorrar tiempo en la limpieza del hogar

5 preguntas para reducir los juguetes

 

Más sobre vida minimalista en mi libro:

 

Ni todo tú ni todo hoy

 

Agradezco que compartas esta lista que tanto respiro ha dado a nuestros días.

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto una vez al mes.

13 comentarios sobre “30 tips para simplificar la vida con hijos

  1. Hola Bea. Me ha encontado esta publicación. Genial. Algunos ya los venía realizando, con otros puntos me relajaré mas jaja. Un súper gusto leerte. Un abrazo.

  2. Hola Mamá Valiente, leyendo este artículo me he dado cuenta de que practico el minimalismo sin saberlo, he llegado a casi todos los tips que mencionas a base de ensayo y error, pero me va bien tener esta lista a mano para recordármelo. Eso me recuerda a dos frases que dice una amiga y que me encantan que son: «sin estreses» y «sobre la marcha vamos viendo». Ella también dice que no hay ser «apretado» en el sentido de que debemos ser flexibles. También me fue muy bien aplicar el método Marie Kondo con los objetos y quedarnos solo con lo necesario. Otra cosa que me ayudó es un libro que se llama «Simplifica tu vida» que ya tiene sus años pero sigue siendo muy vigente. Luego está aquello de tener que hacer planes constantemente para que los niños estén ocupados con lo felices que son ellos en el parque o armando un puzle con sus papá. En fin, gracias por tu ayuda. ¡Un abrazo!

  3. Hola Bea me gustaría saber sobre los esquemas de higiene aprendidos pero que no son necesarios. Me parece importante. Antiguamente se lavaban muy poco y ahora la mayoría de los problemas de piel es por lavarnos demasiado y ponernos demasiados potingues. Hay muchos puntos del post que sin darnos cuenta mi marido y yo hacemos con la peque. Besos

    1. Tienes toda la razón. Le pregunté un día a mi abuela cómo hacían y me contó que de lavaban el pelo muy poco, como una vez a la semana y entre medias usaban a polvos de talco. Cosas así te hacen replantearte los mensajes de los anuncios. Es verdad que hemos mejorado en calidad de vida pero algunas cosas… Son intereses. Como el hecho de que para lavarte los dientes baste el tamaño de un guisante y en los anuncios llenen el cepillo abundantemente para que creas que es así como debes hacerlo…

  4. Yo también les preguntaba eso a mis abuelas. Antes costaba mucho sacar agua, porque en las casas no había y tenían que ir a las fuentes para conseguirla es por eso que también se lavaban menos. Igual se me a quedado corto el comentario , no quiero decir que haya que lavarse tan tan poco como antes pero tampoco como ahora , lo que dices de la pasta de dientes es verdad y como eso muchas cosas y muchos productos innecesarios. Mis abuelas tenían una piel y un pelo de cine y con la edad que tenian apenas tenían arrugas. Tampoco sufrieron nunca de infecciones bacterianas y no solo mis abuelas se de muchas personas de aquella época. También lo que comían aunque no era variado y en menos cantidad pero era todo más sano, más casero por así decirlo, no había químicos en la comida y se hacía muchas conservas que guardaban. En muchas cosas creo que se apañaban mucho que mejor que ahora, aún teniendo hoy días más comodidades y más cosas por así decirlo. Lo unico que en medicina pues si que habia atraso no es como ahora pero lo demas ….Es mi opinión.

  5. Me ha gustado leer todos estos tips en un solo post, la verdad te hace una idea del camino que llevas y lo que puedes seguir mejorando y cambiando , llevo realizando introducciones en el minimalismo en casa 1 año y la verdad me sorprende que cosas que me daban miedo a ellos les resulte lo mas. Muchas veces seguimos patrones solo porque nuestros padres por desconocimiento o siguiendo patrones adquiridos de nuestros abuelos, pero la vida cambia continuamente y no todo le viene bien a todas las familias. Desde que hago algunas cosas que nombras en este post me siento mas libre, menos presionada y creo que mis hijos igual.Gracias

  6. Una maravilla! Pero porqué tips? Si no hubiese palabras en castellano, pero si la hay son consejos. Estamos olvidando nuestro lenguaje tan rico a base de anglicismos.

Deja un comentario