Ayudas y trucos·Minimalismo

5 regalos para los niños que no son cosas

Si estás en el barco del minimalismo, buscar regalos para los niños se convierte en una cruzada. Te preguntas si merece la pena, si podrán conservarse, reciclarse o donarse entre otras dudas. Algunas familias optan por reducir el número de regalos o directamente por no regalar en determinadas fechas. En nuestra casa, el acto de regalar tiene una emoción indiscutible tanto para el que da como para el que recibe. Así que pensamos que el truco no está tanto en dejar de regalar como en elegir bien lo que regalamos.

La idea que abordamos hoy es la de dar regalos que no son precisamente objetos físicos en una caja envuelta. En casa ya hemos optado por algunos de estos regalos y tenemos el resto en mente ¿Tienes curiosidad? Toma nota

1. Una suscripción a una revista

Dependiendo de la edad del niño y de sus intereses, tienes mucho donde perderte. Y una suscripción anual puede ser un gran detalle para ese niño curioso. Puedes hacer el pago y domiciliar el envío del niño si es para alguien fuera de tu casa o suscribirte tú y llevarle las revistas a casa.

Cuando era pequeña, mis padres me suscribieron a varias revistas y el momento en que llegaban a casa era mágico. ¡Una carta enorme con mi nombre! Si quieres que tu hijo sienta que sus gustos son importantes y que es escuchado, esta opción es ideal.

¿Una sugerencia? Te voy a hablar de la revista a la que nosotros mismos estamos suscritos. Se llama PANTERA y tiene un coste de 25 € anuales por 3 números. Hemos suscrito a mi hija de siete por su amor a la vida y su sensibilidad artística. Es una revista sobre la naturaleza y su protección bellamente ilustrada por profesionales contemporáneos. Por cada suscripción, la revista planta un árbol y el envío es gratuito.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotografías del Instagram de Savanna Books de la revista Pantera.

2. Un fin de semana en una casa en el árbol

No es lo mismo que ir a un hotel. Esto es cien veces mejor. Tienes este tipo de cabañas repartidas por todo el territorio español y simplemente por la situación de la casa, ya es una idea mágica. Dormir en el campo ¡Bien! Dormir en un árbol ¡Mejor!

Las hay para familias de 5 y hasta 6 personas y algunas de ellas tienen acceso para discapacitados como estas de Cáceres. Las opciones son muchas y los lugares, mágicos.

Puedes imprimir algunas fotos de la casa que elijas para que el niño deje volar su imaginación hasta que llegue la fecha de pasar unos días allí. Es nuestro plan más cercano.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

3. Cursos online

Si a tu hijo se le queda corto el mundo y es de los de aprender por su cuenta y riesgo, internet nos lo pone fácil. Ahora hay muchas plataformas con cursos online para niños curiosos. No necesariamente tiene que hacer un curso ‘para’ niños puesto que uno de ilustración, por ejemplo, es para todas las edades. Las plataformas de cursos online son sencillas y funcionan a través de videos y trabajos finales que le puedes ayudar a enviar.

El listado de cursos no tiene fin. Desde fotografía hasta ilustración infantil, uso de programas informáticos, música, costura, diseño de patrones… etc. Nuestras webs de cursos gratuitos favoritas a día de hoy son Crehana y Domestika. Los precios son accesibles y puedes tener acceso a tarjeta regalo.

Como consejo: no les regales un curso de inglés o similar. Este no es un regalo para tener un certificado, sino para divertirse.

4. Experimentos a domicilio

La empresa Kiwico tiene un proyecto de lo más interesante y adaptado por edades. ¿Qué tal si cada mes llegara a tu casa una caja para hacer un proyecto sorpresa? Un proyecto de ciencias, de arte, geografía, ingeniería… Todo en tu domicilio, con los materiales y la guía para hacerlo. De 2 a 104 años, hay 6 modalidades de suscripción. Aunque a tu casa llega un objeto, el regalo en sí es una suscripción a las sorpresas de aprendizaje de cada mes. Y lo importante de estos regalos no es el qué, sino el como. No es el resultado, sino el proceso.

5. Hazle un carné o involúcralo en un proyecto para abrir su mundo

¿De qué? El carné de la biblioteca si no lo tiene ya, el carné de socio de su museo favorito, el carné vip para el parque de las ciencias o hazlo socio de un programa de conservación de la naturaleza. Por ejemplo, la WWF tiene una versión de socio juvenil donde se reciben revistas y se forma parte del compromiso con los hábitats y sus especies.

¿Y si lo haces socio de un proyecto con el que pueda involucrarse socialmente? Un proyecto social, medioambiental, sanitario… depende del niño y de sus preguntas ingeniosas. Explícale el proyecto y hazle ver cómo su aportación con este regalo puede cambiar el mundo. En Cáritas, por ejemplo, puedes aportar una cantidad eligiendo la periodicidad, el campo de acción (acción social, cooperación internacional, emergencias…) y elegir incluso la provincia a donde va destinada.

 

El mundo mejor comienza con regalos mejores.

 

¿Y tú, qué regalos se te ocurren que no son cosas? Gracias por compartirlo y trabajar por un mundo con menos cosas y más experiencias.

 

**Recuerda que está abierto el curso Crianza sin Agobios para hacerlo online y descubrir una forma distinta y relajada de educar a tu hijo y disfrutar de ser madre.

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto una vez al mes.

12 comentarios sobre “5 regalos para los niños que no son cosas

  1. que grandes ideas!!! la verdad que nosotros siempre buscamos una alternativa a comprar y comprar, un detallito a veces no esta mal, a todos nos gusta! Nosotros lo que hacemos por su cumpleaños es buscar alguna experiencia que le guste mucho, en elcaso de mi hijo los trenes!! y nos vamos a parques donde hay trenes de estos mas peques a pasar el dia!! se lo ha pasado pipaaaaaaaaaaaaaaaaaa
    si, en si son cosas que se pueden hacer cualquier dia…pero seguro q si es en el dia de cumple no se olvidan!! y eso que nos llevamos todos (yo tambien disfruté como una enana en el tren!)

    Gracias por las ideas!

  2. Me encanta las ideas de las revistas. Es algo que en casa nunca he visto y me parece una bonita manera de tocar sus gustos , infromarse , que lean ellos si pueden y todo muy variado! . me encantaría una entrada detallada si conoces más, aunque tengo algunas ideas 😉 pero para ampliar mi mundo, que se acerca el cumple del peque de manera inminente….

  3. Me encantan esas ideas y de seguro cogeré algunas para Reyes. A nosotros nos gusta regalar experiencias, solemos sacar entradas para algún evento que le guste tipo concierto. Para estás navidades tenemos entradas para el circo del Sol toda la familia. Primero porque vamos todos juntos y eso a ella y a los demás nos encanta, porque puedes ver su carita de emoción disfrutando del espectáculo. Segundo porque son momentos muy especiales haciendo algo que no realiza en su día a día y que sin embargo le encanta.
    Por otra parte, hace una par de meses probó lo que es darse un masaje en una sala de masajes e verdad y quedó alucinada. Posiblemente un bono de masajes también sea una opción a regalar. De hecho es algo que nos solemos regalar también los adultos 😁.

Deja un comentario