Altas Capacidades

¿Y si resulta que mi hijo no es alta capacidad y solo es amor de madre?

no es alta capacidad

¿Y si mi hijo no es alta capacidad después de todo? ¿Y si estoy siendo poco objetiva? Esta es una pregunta que me hacen mucho los padres sobre sus hijos. Su temor es emprender una lucha que no tenga sentido. En este escrito pretendo dar respuesta a esta duda común y deseo que podamos entrar en debate.

Todos los niños deberían orientarse hacia su excelencia, no a su rendimiento básico. Las altas capacidades son una potencialidad que no podremos ver desarrollada en talento hasta más adelante en la mayoría de situaciones. Luego ignorar el potencial en espera de ver alguien super talentoso es un gran error.

El profesor no lo ve y ya estoy en duda

Los niños de altas capacidades no se desarrollan solos como algunos maestros piensan. Algunos esperan localizar un niño que le haga fácil su enseñanza. Y esperan y que descubrirlo sea tan fácil como encontrar al prodigio en primera fila resolviendo a tiempo y con éxito todas las tareas.

Pues no es así. Dado que más del 90 por ciento de niños están sin identificar, podemos deducir que el asunto no es tan somero ni simple. Se trata de localizar a aquellos niños con potencial de llegar a ser. Un potencial que puede abarcar uno o diversos talentos. Que se evalúa en la medida del grado y no del tener o no tener. Por la misma razón por la que todas las tartas son tartas y no hay un punto de esponjosidad que las haga menos tartas que otras o descarte alguna.

Quiero decir con esto que se hace común negar una adaptación o estimulación hacia la excelencia a un niño con potencial que no visibiliza un talento desde ya. Si con 7 años no eres un genio en algo, no creo que vaya a serlo después’. Ese niño que ‘podría ser’ por curioso, por activo, por creativo o por su tesón… se descarta porque su nota no es la más alta según el profesor o en determinados niveles según la batería de test aplicados. Y así es como se pierde el talento en nuestro país ¡olvidando que los niños están en desarrollo cognitivo y que no irán solos y por arte de magia a donde deben ir!

‘Su hijo no es alta capacidad, ya se lo digo yo’

Recuerdo una tutoría en la que lloré hablando de las altas capacidades. De las mías y de una de mis hijas. Fue la última vez que insistí hasta que más tarde ofreciera un programa de formación en altas capacidades al colegio (que no realizó NINGUN profesor). Después de eso, cuando el tema ha surgido por h o por b, me he encontrado con la frase ‘¿Pero no creerás que tu hija lo es, no?’ y otras de la misma guisa. En la última recibí la sentencia de que tener alta capacidad creativa no servía de mucho en la escuela y en la vida. Esto después de señalar que había dado percentil 99 en una prueba de creatividad gráfica.

El caso es que seguimos anclados en el viejo término de la superdotación cuando en zonas como en Estados Unidos, a la cabeza de las AACC, se habla de niño dotado o gifted y nunca se pone el ‘súper’ por delante. No buscan un niño que destaque en todo, ni siquiera que haya sido precoz necesariamente o que sea un genio notable en ninguna de sus competencias. Buscan un potencial y a partir de ahí, se trabaja. ¡Se trabaja!

Es por eso que no has de tener miedo a poner en su mano el trabajo del potencial de tu hijo, sea cual sea (fútbol, artes culinarias, geografía o música). Porque el verdadero problema sería haber perdido ese potencial.

El término es lo de menos. Lo de más es ayudar al niño.

Luego si nunca obtuvieras un diagnóstico para tu hijo tal y como esperabas cuando tenía 3 o 6 años ¿cual es el problema? Seguramente esta búsqueda te ha llevado a aportar al niño más material, más escucha, más estimulación e incluso más respeto por su cognición. ¿No es esto la maravilla que merecen todos los niños? Ojalá todos los padres vieran la dotación potencial de sus hijos y los animarán a ser su mejor versión y no a cumplir el básico de un perfil homogéneo de un colegio.

No pasa nada por intentar descartar o tener diagnóstico cerrado con tu hijo. Dejemos de criticar a los padres que buscan dar una atención adecuada a sus hijos con epítetos como ‘creídos’ o ‘superiores’.

Un padre tiene la responsabilidad de creer en su hijo. Y tiene el derecho de dar luz a lo que intuye.

Porque si algo no falla y lo veo en cada una de mis consultorías, es la intuición de los padres.

WEBINAR GRATUITO ALTAS CAPACIDADES

Hoy jueves 23 a las 19.00 de la tarde tendremos webinar gratuito con la web Cuentos para Crecer.

Inscríbete aquí para formar parte y lanzarme todas tus dudas. El lunes 27 de enero comenzamos una nueva edición del curso Niños de Altas Capacidades para docentes, padres y todo aquél interesado en saber cómo manejar las emociones de estos intensos niños. Yo seré tu tutora y podrás hacerlo a tu ritmo desde la plataforma online.

* Si tienes dudas y necesitas saber si tu hijo tiene indicadores de altas capacidades, o cómo ayudarle en su intensidad, podemos hablar aquí.

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto una vez al mes.

Deja un comentario