Alta Sensibilidad

Madres altamente sensibles en confinamiento

¿Cómo están pasando las madres altamente sensibles este confinamiento? A diario hablo con muchas de vosotras y sé a ciencia cierta que el problema no son los niños (benditos maestros), sino nuestras propias emociones.

A raíz de una conversación con Nereida de Made in Good decidí dejarte un podcast en nuestro canal de ‘Mujerdotadas’ para reflexionar sobre por qué con nosotras no funciona ahora mismo el yoga, la meditación, la lectura y todas las recetas de cuarentena que nos llegan. Y sobre todo de por qué nos sentimos culpables con esto.

Aquí te lo dejo para que lo puedas escuchar:

Madres altamente sensibles en confinamiento

Aquí lo puedes escuchar en YouTube

Aquí lo puedes escuchar en Ivoox

«Aceptar demasiadas expectativas es ahora una carga de culpa que no conduce a nada. La mujer altamente sensible es tendente a hacerse cargo de todo y de todos. Y esto incluye hacerse cargo de la culpa. Y entonces te sientes culpable de que los niños no hagan más deberes o de que no te hayas apuntado a ningún webinar o estés llamando a menos gente de la que te propusiste. O de que rechaces esa videollamada porque te sientes muy muy incómoda con esto. Además quieres que todos están bien. Alegres, felices, un poquito inconscientes de lo de fuera. Pero si tú no tienes esa mecha, no la puedes encender en otros.»

Las madres altamente sensibles somos permeables

«Quizá para nosotras no vaya a ser un tiempo de aprender, realizarnos o sentirnos poderosas. Creo que más bien nos va a poner de frente a nuestros miedos, al caos y a la vulnerabilidad. Y está muy bien porque, de otra manera, no solemos parar a atendernos ni un momento. Nosotras no solemos ser lo primero en nuestros días. Muy sensibles, muy empáticas, pero no las primeras. Somos de dar, de entregarnos, de ayudar, de sonreír para los otros, de buscar el enfoque bueno de las cosas.

Pero sobre todo somos permeables.

Tú no sabes ser frívola ahora. No sabes hacer un sálvese quien pueda y pensar que, como a ti no te toca, no va contigo. Contigo sí que va y, aunque a veces te gustaría quitarte esta bata de alta sensibilidad, otras agradeces estar tan profundamente dentro del mundo.

Tu mundo tiene costas y selvas y toca todos los continentes. No eres territorial, estos días estás viajando asustada por todo el planeta. Y encima quieren que hagas recetas nuevas o coreografías de moda.

Pues no, pues te plantas. Porque sabes que lo que recordarán tus hijos es la emoción en estos días y si mamá estaba bien o mal. Los deberes de la página 37 no los va a recordar. Ni las manualidades con cartón del papel higiénico.»

 

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto una vez al mes.

10 comentarios sobre “Madres altamente sensibles en confinamiento

  1. Gracias Bea, leer esto me hace sentir comprendida, es como el abrazo que una necesita en algun momento del día. Dejaré el podcast para disfrutar, en el momento que destiné para mí, haciando un poco de movimiento en caminata dentro de casa.

  2. Muchas gracias, tan acertada como siempre. Ahora entiendo por qué mí cabeza va a mil sin poder centrarme en nada , he intentado retomar la meditacion y se ve que es mal momento…queriendo aprovechar sin ser capaz porque encima es lo que tú dices, manda narices que encima que somos personas que vamos a otro ritmo y tenemos que dosificar energía, resulta que nos interesa de todo y nos da por apuntarnos a mil cosas, a mí esta época en la que vivimos con tantas opciones y oferta de todo tipo me agota ..Buf…Hoy una compañera de trabajo me hablaba con lástima de otra a quien al parecer le ha pillado este confinamiento sola en casa, ya que su pareja estaba por trabajo fuera de España y no tiene hijos, y yo le decía que yo estaría encantada en ese caso, la de cosas que haría madre mía y en silencio y a mí aire todo el día….No como yo con dos niños pequeños, la casa y teletrabajabdo a jornada completa ! Aunque bueno luego le dije que igual iba a tener cuidado con desear ciertas cosas, no vaya a ser que me arrepienta…Ja ja ja

    1. ja, ja, ja, te he entendido perfectamente. Nuestros niños son un tesoro pero cuando escuchamos a personas solteras quejarse de poco tiempo… Mi marido me decía: le cambiaba mi vida por 20 minutitos de nada para que viera el efecto contraste. Pero ciertamente, si nos dieran 24 horas para nosotras… tampoco nos daría la vida para hacer todo lo que rumia nuestra cabeza. O nos costaría horrores descansar pensando en todo lo que no estamos haciendo con los niños. Así nos va! Ánimo

Deja un comentario