Ser múltiples

Amamantar mellizos a la vez. Cojín de lactancia gemelar Sonora Baby

Amamantar gemelos o mellizos a la vez o en tándem, no solo es posible, sino aconsejable:

  • Para la mamá, porque reducirá las tomas a la mitad
  • Y para la producción de leche. Si los primeros días das el pecho por separado, el pecho que no está amamantando estará expulsando leche por el reflejo de eyección que podría estar tomando uno de tus bebés. La leche subirá más rápido si tus dos bebés maman a la par.

Esta es la segunda vez que doy el pecho a mellizos a la vez. La primera vez me dijeron que sería misión imposible con la cesárea y los dos pequeños. Esta vez, el personal médico estaba convencido y feliz de que sí que se puede. Y si estás leyendo esto con gemelos, puedes convencerte de ello.

Eso sí, sería mucho más difícil sin la inestimable ayuda de un cojín gemelar de lactancia. Los primeros días, necesitas ayuda de tu entorno, obviamente, pero en adelante, podrás organizarte tú sola con un cojín de lactancia gemelar. Este año nosotros estamos usando el cojín de lactancia gemelar Sonora Baby. Hoy te cuento cómo lo uso y qué tal nos ha resultado este modelo de fabricación artesanal y marca española.

Cojín de lactancia gemelar Sonora baby

Vendí mi anterior cojín porque no pensaba que pudiera quedarme embarazada de mellizos otra vez. En esta ocasión hemos puesto a prueba un cojín español hecho a mano, el cojín de lactancia gemelar Sonora Baby con algo que era para mí imprescindible: un refuerzo para la espalda. Como ves en las fotos, el cojín de la espalda no está atado, con lo que no tienes que estar atando cinturones como en otros modelos de cojín de lactancia gemelar. El relleno interior es firme y sin ahuecados (otros modelos tienen formas que no tienen por qué ajustar con tus bebés…). Esta firmeza hace que puedas tener a los bebés encima no solo para amamantar a los mellizos a la vez, sino también para estar con ellos, acariciarlos o leer un libro mientras duermen pegaditos a ti. Los cojines demasiado flexibles o abiertos no son una buena solución si tienes gemelos o mellizos porque no serán un soporte real.

Créeme si te digo que lo de la espalda no es ninguna tontería. Tras mi anterior parto gemelar, tuve que ir varias veces a mi fisioterapeuta. Tenía la espalda rota de dar el pecho porque no la apoyaba bien. Así que ahora uso este mini cojín de la espalda hasta para ver la tele sin niños, de manera que mi espalda descanse lo más posible entre tetadas.

Es igual de útil si en vez de amamantar mellizos a la vez lo que te interesa es darles el biberón a la vez. No tienes que preocuparte por las gotas, la tela es 100% algodón y la funda es lavable. Además la espuma interior está protegida con tela impermeable. Esto te asegura que tengas cojín hasta el final de tu lactancia y que la inversión merezca la pena.

Pero lo que más me gusta del cojín es conocer a Sara, la mamá que cose los cojines y que empezó a crearlos después de tener a sus mellis. Puedes seguirla en su podcast sobre maternidad aquí o a través de su Instagram.

Cómo amamantar mellizos a la vez con un cojín gemelar

Las posturas son variadas y dependerá mucho del peso de los niños así como la edad. En un primer momento, la más cómoda es la posición ‘de rugby’ donde coges a cada uno de los bebés cual balones de rugby bajo tus brazos. Las cabezas quedan delante y los pies apoyan en el sofá. De esta manera puedes amamantar mellizos a la vez sin forzar la espalda o necesitar montañas de cojines.

Si tienes poco pecho como en mi caso, los bebés nacen pequeños, o ambas circunstancias, es probable que los primeros días necesites subir un poco el cojín hacia tu pecho para no inclinar la espalda demasiado. Eso puedes hacerlo cruzando las piernas, poniendo un cojín sobre tus pies para tenerlas alzadas o bien metiendo un pequeño cojín entre tus rodillas y el cojín. Yo he tenido que hacerlo al comienzo de la lactancia gemelar en las dos ocasiones. Pero conforme los niños aumentan de peso, ya solo necesitas el cojín de lactancia sin nada más. Después de todo, el cojín está adaptado para todas las mamás. El hueco interior para mamá se adapta muy bien al cuerpo, sea que al principio sigas teniendo barriga de embarazada, sea que vayas reduciendo el abdomen.

Otra postura bastante útil es tomarlos de lado, teniendo ambos bebés la cabeza hacia una dirección, o bien derecha o bien izquierda como ves en las fotos. De esta manera, uno de los cuerpos queda bajo la cabeza de su hermano y necesitarás usar tus manos para dirigirlos. Para mí, la más cómoda es la postura de rugby, porque te deja las dos manos libres (y así puedo atender a los hermanos mayores).

Y ¿cómo los coloco? Al principio, lo ideal es que tú te sientes y alguien amorosamente te coloque a los bebés hasta que te vayas familiarizando y te encuentres fuerte. Una vez puedas levantarte y coger peso, puedes hacer lo siguiente: Deja a uno de los bebés en un lado del sofá. Serán unos segundos y cuida siempre que no haya posibilidad de caídas. Después coge al otro bebé con una mano y el cojín con la otra (el cojín pesa muy poco). Colocas el cojín y al bebé que tienes en el brazo y subes al bebé que te espera en el sofá. Otra opción es dejar uno en la minicuna mientras colocas al otro y después montarlo.

 

¿Has usado o usas cojín de lactancia gemelar? ¿Has descubierto una postura más cómoda para amamantar mellizos a la vez? Cuéntame y aprendemos juntas

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto una vez al mes.

Deja un comentario