Altas Capacidades

TDAH, Altas Capacidades ¿o los dos?

Muchos padres tienen dudas sobre si su hijo tiene diagnóstico de TDAH, altas capacidades o si de hecho comparte ambos diagnósticos en lo que llamamos ‘doble excepcionalidad’. En este artículo vamos a ver por qué pueden confundirse las altas capacidades intelectuales con la hiperactividad o con el déficit de atención y cómo podríamos distinguir someramente uno de otro.

Nadie resolverá mejor esta duda que un psicólogo clínico experto que pueda trabajar directamente con tu hijo pero sé que hasta llegar a eso, muchos padres sienten la necesidad de confirmar o desechar sus sospechas. Por ello veremos brevemente indicadores para diferenciarlos.

TDAH, altas capacidades ¿en qué se parecen?

No es nada raro que un niño de altas capacidades intelectuales sea diagnosticado como TDAH o trastorno por déficit de atención e hiperactividad. ¿Cómo puede suceder esta confusión?

El patrón de ambos niños, TDAH y altas capacidades puede llegar a ser muy similar en algunos casos: Un niño distraído que parece no escuchar, se aburre pronto de todo y pasa de una tarea a otra, molesta a sus compañeros o el ritmo de la clase y tiene una energía desbordante.

Veamos algunas características de niños con altas capacidades que podrían parecer TDAH:

  • Se concentran muy bien pero solo si la tarea es de su interés.
  • Aprenden muy rápido, por lo que pueden de la misma manera, aburrirse pronto y buscar nuevos incentivos y estímulos.
  • Son desafiantes, no se conforman con cualquier explicación, son retadores.
  • Suelen tener mucha energía y necesidad de estimulación motriz. En los 60 a esto se le llamaba sobreexcitabilidad psicomotriz y coincide con la necesidad de estar en movimiento, tener algo entre las manos… pero también le puede costar permanecer sentado en la silla, evitar morderse las uñas o estar callado.
  • Pueden tener dificultades para dormir y sostener el sueño.
  • Pese a la creencia popular, puede tener un bajo rendimiento escolar.
  • Su perfeccionismo le puede llevar a dejar a medias los proyectos.
  • Tienen un umbral de frustración bastante bajo.
  • Ambos son muy creativos.

Cuando las características de la dotación se solapan con las de TDAH puede resultar complejo realizar un diagnóstico acertado. Además, Whitmore describió muy bien la hipersensibilidad de los niños dotados: “El sistema nervioso supersensible requiere mucha actividad y el niño necesita ayuda para aprender a descartar algunos estímulos y concentrarse (…)”.

Diferencias TDAH, altas capacidades

«Las personas con TDAH no pueden inhibir lo más fascinante para dirigir su atención a lo más importante. Son como polillas que siempre se sienten atraídas por la luz más brillante»

Martin L. Kutscher, Niños conectados.

Veamos algunas diferencias:

TDAHAACC
Problemas de atención para seguir instrucciones, terminar tareas y proyectar a largo plazoProblemas de atención en situaciones específicas que le aburren
Se agota con facilidad ante tareas que requieran un esfuerzo mental prolongadoGran capacidad de abstracción y concentración si la tarea le atrae
Salta, trepa o corre en situaciones inapropiadas, muy activoAlto nivel de actividad pero con mayor capacidad de control
Interrumpe conversaciones, le cuesta respetar el turno de palabraMuy verbales mas buenos oyentes
Poca consciencia del peligroConsciencia del peligro y de las múltiples posibilidades pronunciada
Problemas de conducta constantesProblemas de conducta en situaciones específicas
Rendimiento inconsistenteMuy motivados en su área de interés
Le cuesta recuperar la concentraciónVuelve al trabajo con facilidad
Periodos cortos de atenciónPeriodos de concentración prolongados

Lo cierto es que las dos condiciones de neurodiversidad pueden coexistir en un mismo niño, es decir, tener déficit de atención y unas altas capacidades. Esto se conoce como doble excepcionalidad y ya te hablé de ello aquí.

Cuando esto ocurre, debemos trabajar ambas cosas y prestar atención tanto a sus talentos como a sus dificultades. Necesitará más ayuda con la organización y las estructuras así como que se favorezca el aprendizaje por imágenes.

Curso Niños de Altas Capacidades

Si sospechas que tu hijo tiene altas capacidades o ya tenéis un diagnóstico y te preocupa el marco emocional de la convivencia y su desarrollo, ya tienes en abierto el curso Niños de Altas Capacidades que imparto en la plataforma de formación para padres y profesores Cuentos para Crecer. Tienes toda la información y el temario aquí. Coordina María Mateo y yo seré tu tutora. ¡Nos vemos dentro!

Dos libros para saber más:

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto una vez al mes.

Deja un comentario