Desarrollo personal

El amor no se acaba

amor no se acaba

El amor no se acaba. Si existe, se manifiesta de forma incondicional y solo es posible que se esfume si lo hemos cambiado por el uso de la otra persona. ¿Se puede querer a alguien que no cumple con mis expectativas? ¿Se puede querer a alguien que no satisface mis deseos? Se puede y si eres madre, ya sabes la respuesta.

Hacia los niños experimentamos una suerte de amor perfecto y sin condiciones, un amor que no se acaba, por mucho que nuestros hijos nos hieran, sean incómodos o no nos reconozcan. En el video de hoy de hecho, aparecen dos mini ayudantes para hacer esto más explícito. Bien es verdad que son tan risueños que no han sido capaces de aguantarse la risa… pero vas a entender mi analogía.

El amor no se acaba

El amor, para mí, es lo más parecido a Dios, es la forma más divina de expresión entre humanos. Y tiene una única forma de ser o manifestarse: es incondicional. Es magnánimo. No existe un amor parcial, interesado, bajo condiciones… Eso es otra cosa. Son contratos, es el uso de personas, el intercambio de intereses… No es amor.

Que sea magnánimo quiere decir que es ¡grandioso! y desprendido y benevolente. Y generoso. Con lo que no amamos para recibir. Sino para dar. No te quiero para que me devuelvas. Te quiero sin más y no espero. ¿O acaso no queremos así a los hijos? Ellos nos dan la suerte de experimentar un amor elevado que podemos trasladar a cualquier otra persona. No hace falta ser madre ni padre para experimentar el amor incondicional.

¿Has trabajado ya el libro ‘Menos expectativas más felicidad’? Te recuerdo que puedes descargarlo gratuito aquí. O si te interesa en formato Kindle, aquí.

 

«Pero dejad que los vientos del cielo dancen entre vosotros.
Amaos el uno al otro, pero no hagáis del amor una atadura.
Que sea, más bien, un mar movible entre las costas de vuestras almas.
Llenaos el uno al otro vuestras copas, pero no bebáis de una sola copa.
Daos el uno al otro de vuestro pan, pero no comáis del mismo trozo.
Cantad y bailad juntos y estad alegres, pero que cada uno de vosotros sea independiente.
Dad vuestro corazón, pero no para que vuestro compañero lo tenga,
porque sólo la mano de la Vida puede contener los corazones.
Y estad juntos, pero no demasiado juntos,
porque los pilares del templo están aparte.
Y, ni el roble crece bajo la sombra del ciprés ni el ciprés bajo la del roble.”

KHALIL GIBRÁN

 

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto una vez al mes.

4 comentarios sobre “El amor no se acaba

  1. Que bonito mensaje, gracias por recordarlo. También experimenté con mi pareja la sensación de que «se me acabó el amor» y un tiempo después me di cuenta de que a pesar de que no cumplía mis expectativas, como comentas, seguía sintiendo algo profundo, lo seguía amando… Gracias

Deja un comentario