Minimalismo

¿No tienes dinero para material Montessori? En realidad, no lo necesitas

material Montessori

Se acercan Navidad y vuelven a aparecer los anuncios de material Montessori por doquier. Todos hemos dicho alguna vez: No, si a mí me encanta esta pedagogía, pero ¡hace falta tener mucho dinero! Y nos quedamos tan panchos.

Para ‘solucionar’ esto, marcas como Lidl, Aldi o Ikea, recogieron los diseños de las grandes marcas Montessori, Waldorf y Pikler y redujeron el precio una barbaridad. Pero también la calidad. Y crearon un nuevo problema: Competencia desleal a empresas pequeñas que trabajan la fabricación de material de juego desde la producción responsable, artesanal y sin tóxicos.

Recuerdo una publicación en Instagram donde me hice eco de estas nuevas propuestas más económicas y recibí mensajes muy certeros que me abrieron los ojos: Bea, esta ‘gran idea’ hace que mi pequeño comercio las pase canutas.

Toda la verdad es que estamos poniendo el ojo en el bolsillo, que si más, que si menos, y bien podemos poner la mirada en la necesidad: que si necesito o que si ya tengo y no lo veo. Hoy vemos cómo muchas de las ideas que nos enamoran de material Montessori y otras pedagogías alternativas, en realidad ya están en tu casa.

Si María Montessori levantara la cabeza

Este año, BBC News publicaba un gran artículo sobre María Montessori, la italiana más conocida de la pedagogía infantil. El material Montessori con el que se trabaja hoy, parte de la creatividad infatigable de una mujer que se puso del lado claro de los que no tenían. De los que nadie escuchaba. De los que hoy nombramos como niños con necesidades educativas especiales, y que en el siglo de María eran los ‘retrasados’ y ‘subnormales’ (que me perdone la corrección política). Que es verdad que a la educación de hoy tiene un gran margen de mejora pero por entonces no había ni becas, ni información ni un concepto claro de los derechos humanos de los que hoy disfrutamos en países como el nuestro.

María no dio a ningún niño por perdido. Ni por sordo, ni por autista, todos podían aprender y podían hacerlo mediante el juego y de forma autónoma.

Por los requiebros del destino, un método que nació en un barrio pobre de Roma para los que no tenían ni ropa que ponerse, acabó siendo la didáctica del lujo. ¿Qué diría María si nos escuchara decir que nos encanta el material Montessori pero es cosa de ricos?

Ya tienes material Montessori en casa

Y si no lo tienes, lo puedes fabricar sin esfuerzo. Este confinamiento mis suegros se fabricaron un Mikado con los palillos de madera de los pinchitos… son la evidencia del  poderío que sacamos cuando queremos algo y no podemos comprarlo. Veamos algunas ideas de material de pedagogías alternativas (Montessori, Pikler, Waldorf, Reggio Emilia… ) del que ya dispones:

  • Cajas de colores Montessori: Bellísinas, de madera y con las gamas cromáticas que da gusto verlas. ¿Sabes a qué se parecen? A los hilos de tu caja de costura. En esta foto de @hodgepodgemom vemos un ejemplo de algo que ya tienes y con lo que puede trabajar tu hijo.
Fotografía de la izquierda, @hodgepodgemom. Fotografía de la derecha, Mumuchu.com
  • Arco Iris Waldorf: De lo más copiado por las multinacionales. El concepto de este juego es ‘apilar’ de muchas y variadas formas. ¿No hacen esto los bebés con los tuppers de la cocina? En casa tenemos unos cuencos de madera para sopa que han servido para todo tipo de estructuras de juego. Otra cosa que se guarda dentro de otra y se apila son las cajas de zapatos.
  • Mesa de luz: Todos hemos tenido una mesa de luz en nuestra infancia. Solo que se llama ventana. Ahí hemos calcado dibujos, pegado celofán y usado el caleidoscopio. Trabajar con la luz es fascinante, pero no olvidemos que la luz es gratis y entra en todos los salones.
  • Pizarra Montessori: Fenomenales para utilizar la tiza y practicar grafomotricidad. Otra idea más escolar y menos alternativa es una pizarra magnética pero en realidad, te basta solo tener el rotulador y usar un plástico guardafolios con un papel dentro que ponga el fondo. Tampoco es que necesites una pizarra imantada para muchos otros materiales: se pegarán igual en la nevera, en el lavavajillas y en la puerta blindada de tu casa.
  • Bandejas de material sensorial: Aquí volvemos a los tuppers, a los cuencos de casa, al bidé y al barreño con agua de toda la vida.
  • Tabla curva y triángulo Pikler: ¿Qué te digo? Que me encantan pero también es accesible una roca para hacer equilibrio y un pequeño árbol al que trepar sin mucha ayuda. Jugar a ‘El suelo es lava’ con cojines, toallas dobladas y sillas, también es potenciar el equilibrio.

Por si las dudas: Me gustan de veras los materiales Montessori, Waldorf, Reggio… dejan a los pies de los caballos a todos los catálogos que ya están llegando al buzón. Al mismo tiempo, como minimalista no me queda otra que preguntarme si todo lo que deseo es todo lo que necesito. Y así con mis hijos.

“Laura Ingalls, la increíble escritora estadounidense solo contaba para su aprendizaje con una tiza y un tablero que compartía con su hermana. Abraham Lincoln leía las fábulas de Esopo una y otra vez porque no tenía otro libro. Aprendió matemáticas haciendo sumas en una pala utilizando un trozo de carbón… A lo que quiero llegar: no hace falta una tonelada de materiales para educar en casa. Déjalo en lo básico y libérate»

Madalen Goiria en su blog, artículo ‘Homeschool minimalista’

Libros recomendados:

 

Gracias por compartir, me ayudas a llegar a más ojos.

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto una vez al mes.

Un comentario sobre “¿No tienes dinero para material Montessori? En realidad, no lo necesitas

  1. Cuanta razon Bea!! se nos va la cabeza en cuanto a consumismo se refiere y si ya nos hablas de metodologias educativas ni te cuento!!
    Sin mas, la semana pasada me llegaron los catalogos de los supermercados que comentas….una locura!!! y es verdad…en serio necesitan los crios tanto?? y nosotros??
    En casa somos bastante comedidos con los regalos ya que vivimos en un piso pequeño…primero se aplica la regla de: si han de entrar cosas nuevas han de salir las viejas!! (donadas a caritas o la guarderia, NUNCA se tira si esta bien)
    Y como bien dices, y la empresa pequeña que?? pues esta pandemia y confinamiento nos ha hecho apreciar, si aun cabe mas, al pequeño comerciante y el otro dia ya fuimos a reservar cositas para que la familia regale a los peques!! 4 cositas pero buenas y de proximidad!!
    Esperemos que el concepto de la Navidad se encamine a valorar lo que se tiene y no tanto al consumismo por que si y a acumular sin mas. QUe este confinamiento nos enseñe a apreciar y valorar las cosas.

    Por otro lado, tambien he de decir que a veces a los niños es dificil hacerles ver este concepto de minimalismo….pero yo creo que en el fondo lo entienden y aprecian! sin mas, yo creo q mi hijo, 4 años, ha desarrollado una imaginación BRUTAL con este confinamiento, y no es que no tenga cosas no…perooooo….jejeje

    Como siempre, un gran texto.

    Abrazos

Deja un comentario