Alta Sensibilidad·Gestión de tiempo

Cómo decir NO sin que nadie se enfade

decir NO

Llevo años trabajando cómo decir NO sin conflictos. Rehúyo de las confrontaciones y al mismo tiempo no quiero dejar de cuidarme. Hay temporadas en que estamos sobrecargadas, sin tiempo de ocio y nos cuesta frenar.

¿Tienes alguien que te pare los pies? ¿Podrías tú misma frenarte o coger menos cosas?

Este mes de vértigo, con la mudanza y otras miles de cosas, he dicho que NO a mucho. Aunque no lo suficiente ¡y estoy pagando el precio!

Hoy te dejo recopilación práctica de formas de decir no a más trabajo o más eventos sin que haya conflicto.

Decir NO sin herir

  1. Utiliza la forma ‘al mismo tiempo’ en lugar del ‘pero’. Esto es un sencillo truco de la Comunicación No Violenta que tanto me gusta. Cambiar las palabras es algo simple y ayuda. En lugar de decir: Me gustaría pero no tengo tiempo, puedes decir: Me gustaría ayudarte y al mismo tiempo, necesito parar un poco. De esta forma le expresas que no estás en contra de lo que te ofrece, sino que se pisa con otra necesidad tuya.
  2. Platea tu situación. Realista y sin dramas: Ahora mismo llevo muchas cosas adelante y no puedo involucrarme en más. Con la verdad se llega a todas partes y es mil veces mejor que tirar de excusas.
  3. Si existe la posibilidad y lo que te ofrecen te interesa, pospón: Ahora mismo no es mi momento ¿Crees que podríamos verlo el mes que viene? Porque puede ser que no quieras descartar la propuesta, sino que a día de hoy necesitas priorizarte.
  4. Ofrece personas alternativas (delega): Yo no puedo ayudarte ahora, creo que encontrarás recursos con… (x). Si es una oportunidad de trabajo, seguro que estás favoreciendo a otra persona. No eres única en el mundo, pueden sustituirte una vez. Pero si te extenúas, tendrán que sustituirte para siempre ¡Mejor cuidarnos a tiempo!
  5. Tienes derecho a decir que NO sin más. Faltaría más… y sin dar explicaciones. Pero sé que te cuesta por temor a que el otro pueda sentirse herido: hazle saber que comprendes la importancia de su petición, de su proyecto, de su idea… ‘Esto que me has dicho podría ser muy útil y tu punto de vista ofrece novedad. Yo no puedo involucrarme ahora y eso no quiere decir que no sea válido’.

No vas a perderte nada por decir NO de vez en cuando. No van a dejar de quererte por hacerlo. No vas a perder clientes a mansalva y no van a dejar de invitarte. Respira.

De hecho, si es posible, deja que tus hijos oigan decir que no a lo que te ofrecen. Puedes enseñarles mucho. Como que mamá importa y sobre todo SE importa.

Libro recomendado para acompañar este post:

Resolver los conflictos con la Comunicación No Violenta, de Marshall Rosenberg.

[mc4wp_form id='2449']

Un comentario sobre “Cómo decir NO sin que nadie se enfade

  1. A mí antes me costaba mucho decir no, era horrible sentir la sensación de estar fallándole a los demás, aún cuando no tenías obligación de hacerlo. Acudir con mi psicóloga me ayudó a subir mi autoestima y lidiar con ese problema, ya que a menudo me exigía demasiado por gente que no estaba dispuesta a darme lo mismo. Desde entonces puedo decir que me siento mejor y tengo más tiempo para mí y mi bebé.

    Si alguien tiene el mismo problema, les recomiendo que busquen ayuda, además de seguir los consejos del post. Hablar con un profesional es muy liberador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *