Alta Sensibilidad·Altas Capacidades

Tics en Altas Capacidades

tics en altas capacidades

‘Mi hijo se chupa las manos, ¿son estos frecuentes estos tic en altas capacidades?’. Algunas de vosotras sentís temor ante determinados movimientos repetitivos que hacen los niños sensibles y dotados. En especial a partir de la etapa de primaria. ¿Por qué hace esto el niño? ¿Debo corregírselo? Hoy te traigo un video donde abordamos el tema desde la neurodiversidad.

Te adelanto que es algo normal, no tiene ningún peligro (siempre que el tic no sea autolesivo) y se acaba modificando o desapareciendo con el tiempo. Las razones son básicamente dos:

  • Necesita más estímulo (niños con un sistema neuromuscular sobreescitable, necesitan estímulo sensorial constante).
  • Necesita menos estímulo (algunas conductas y movimientos son regulatorios y buscan la calma).

También los utilizan para concentrarse (aquí tienes el artículo sobre Rafael Nadal que nombro en el video) pero ¿por qué algunos están bien vistos y otros no?

Tics en altas capacidades

¿Por qué no podemos llamarlos estereotipias cuando se trata de lo mismo?

La neurodiversdidad es amplia y los cerebros que funcionan de forma diferente se parecen más de lo que se diferencian. Y es que estos tics o movimientos estereotipados se observan en personas sensibles, personas de alta capacidad, personas con TDAH, personas autistas, personas doblemente excepcionales y ¡personas neurotípicas!

Y si no me crees, atenta a la siguiente lista:

Algunos ejemplos de tics o estereotipias más comunes:
  • Mover la lengua sobre los labios
  • Morderse los labios
  • Sacar la lengua
  • Chupar objetos
  • Tener objetos en la mano para girar, apretar, estirar…
  • Resoplar
  • Parpadear con fuerza
  • Mover las cejas
  • Colocarse la ropa constantemente
  • Balancear la cabeza
  • Retorcer los dedos o las manos
  • Caminar de puntillas
  • Doblar los pies hacia fuera o hacia dentro
  • Tirarse del pelo o enrollarlo entre los dedos.
  • Hacer ruiditos con la boca abierta o cerrada
  • Apretar los dientes
  • Resoplar
  • Morderse las uñas
  • Rascarse, arañarse
  • Poner las manos frente a la cara y moverlas
  • Tocarse la cara
  • Rascarse la cabeza
  • Chuparse la ropa
  • Pellizcarse
  • Dar golpecitos con los dedos, con un boli, con el pie
  • Encogerse de hombros

Difícil no reconocerse en ninguno ¿verdad? Las estereotipias y tics son más comunes de lo que pensamos.

Abracemos la diversidad y permitamos el estímulo. Si te preocupa determinados tics en tu hijo, acude a un profesional (sobre todo si lo hace por más de un año). Pero sobre todo observa cuándo lo hace, para qué lo hace y qué efecto le provocan.

  • Importante: Que un niño tenga tics no lo convierte en un niño de altas capacidades intelectuales. Tampoco en un niño autista, con déficit de atención o doblemente excepcional. Apúntalo como un indicador más en la búsqueda del diagnóstico correcto.

 

¿Quieres tener acceso a contenido adicional? Mis suscriptores privados reciben un texto una vez al mes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *