Altas Capacidades

10 preguntas para saber si tienes Alta Capacidad

saber si tienes Alta Capacidad

Una de las preguntas que más recibo en Instagram es ¿Cómo puedes saber si tienes Alta Capacidad antes de pedir un diagnóstico? Y tiene sentido: el síndrome del impostor es muy fuerte en nosotras y temes pagar por un proceso de evaluación que te deje con la sensación de ser una engreída que ha leído mal las señales.

Te diré que no conozco a nadie cuya intuición le haya llevado a evaluación y le hayan dicho que no. Y no es por negocio. El psicólogo cobra lo mismo con un resultado que con otro. Lo que ocurre es que cuando tienes la sospecha, ya has indagado mucho y has evaluado todos tus procesos mentales y emocionales: para ti las cosas no son tan sencillas como ponerte medallas al tuntún.

Dicho esto, he pensado que sería muy útil darte 10 indicadores para saber si tienes alta capacidad intelectual y que puedas despejar dudas. Recuerda que esto no es una evaluación clínica. Nada de lo que encuentres en internet puede sustituir el trabajo de un profesional. Pero sé que a veces vagabundeas por Google buscando respuestas y ojalá este artículo te traiga algunas.

10 preguntas para saber si tienes Alta Capacidad

  1. ¿Tienes otra velocidad? Aprendes rápido, detestas que te repitan las cosas, pero en general, todo va un poco acelerado en ti. Tan pronto estás moviéndote en círculos por la habitación mientras hablas por teléfono que no hay quien te pare hablando cuando algo te entusiasma. Te dicen a menudo que pares, que descanses un rato o que no te adelantes. Porque hasta tus pensamientos han ido y han vuelto en un nanosegundo. Hay algo superior a ti que te empuja a hacer cosas, involucrarte y tener las manos ocupadas. ¿Una reunión de dos horas con algo que se resuelve en 10 minutos? ¡Te enerva!
  2. ¿Tienes una gran memoria? Retienes mucha información y no tiene que ser algo llamativo como para Guinness Record. Puedes tener almacenados muchos conceptos de tu profesión pero también imágenes vívidas de situaciones de tiempo pasado o conversaciones literales con alguien. Recuerdas la entonación, la ropa, el gesto. Es difícil convencerte de algo que no se dijo o no ocurrió. A menudo te ves corrigiendo a los demás pero es superior a tus fuerzas, tú recuerdas cómo fue exactamente.
  3. ¿Una idea puede sobreexcitarte tanto como para no dormir? En general, te sobreexcitas con facilidad, el entusiasmo te anima tanto como te genera ansiedad. Algo en lo que estás trabajando puede llevarte a no poder conciliar el sueño. Es más, se te ocurren grandes cosas cuando estás en la cama. Podrías decir que es difícil apagar tu cerebro.
  4. ¿Tienes muchos intereses y una curiosidad innata? Seguramente seas multipotencial y se te den bien varias cosas. Pero son muchas más las que despiertan tu interés. Disfrutas de una revista con curiosidades y tienes a Google loco de buscar cosas tan dispares. Seguramente tomes notas de cosas que quieres investigar, cursos que quieres hacer o libros pendientes de leer. Desearías tener más horas en el día.
  5. ¿Eres perfeccionista y autocrítica? No te vale cualquier cosa. A ti lo no te va lo de enseñar borradores, no quieres ofrecer otra cosa que no sea lo perfecto. Tardas en decidirte porque barajas todas las opciones y te empeñas en perfeccionar lo que tienes entre manos. Aún cuando lo culminas de forma exitosa, ves cosas que podrías limar y empiezas a hablar mal de tu propio trabajo. No es tan fácil verte hablando bien de ti misma.
  6. ¿Tienes un sentido de la justicia superlativo? Igual estás involucrada en alguna causa por la mujer, los animales o el cambio climático. No puedes soportar que le hablen mal a las personas, que humillen, que mientan, que urdan tramas aún cuando no estés implicada. No te gusta el conflicto pero cuando se trata de justicia, puedes encabezar la rebelión.
  7. ¿Tienes un vocabulario amplio? No todas las personas de alta capacidad son precoces hablando o leyendo pero sí se expresan de una forma llamativa, pulcra y ajustada. Eres capaz de adaptar tu lenguaje según el entorno y la conversación así que a veces disimulas. Pero lo cierto es que te encanta la propiedad del lenguaje y piensas que las palabras están para usarlas, sea en una buena conversación o en un papel.
  8. ¿Se te ocurren ideas creativas que conectan cosas dispares? Una de tus mejores habilidades es crear conexiones entre ideas que antes estaban desconectadas. Eso te hace creativa y brillante. Puedes salvar a tu empresa de un embrollo o a tu hijo de una tarde de cabreo y aburrimiento. Pones tu sello en cada cosa que haces, sorprendes y es que ser creativa no es solo ser artista. Dirías que hasta tu sentido del humor es distinto, disfrutas de la ironía, los juegos de palabras y el humor intelectual.
  9. ¿Te hiperconcentras cuando algo te apasiona? Odias que te interrumpan cuando estás en estado de flujo. Eres capaz de pasar horas dentro de ese interés tuyo hasta el punto de olvidar necesidades físicas como ir al baño, comer o dormir. Seguramente ni oyes cuando te llaman. Cuando algo te motiva, tomas la iniciativa y persistes en tu tarea sin dificultad.
  10. ¿Tus emociones son profundas e intensas? Te consideras una persona altamente sensible y todo te afecta y lo sientes personal. Pueden afectarte también las entradas sensoriales como los ruidos, los tejidos ásperos, las luces e incluso la multitud. Pero especialmente destaca tu empatía: vives lo que experimenta el otro en primera persona y eso te hace imposible desconectarte de los demás como si nada.

¿Aún no te ves?

Si has llegado hasta aquí y te has sentido identificada en todas o casi todas, es posible que AÚN ASÍ me digas:

  • Todos somos así.
  • En mi casa todos somos iguales.

Que esto ocurra en tu entorno por la genética y por tus elecciones de vida no quiere decir que todas las personas se puedan identificar con este perfil. Hablamos de un aproximado 10, 15 % de la población como personas de altas capacidades intelectuales.

Si necesitas más confirmación, información, recursos y profundidad, te invito a unirte al curso SENSIBLES y CAPACES para mujeres de Alta Capacidad y Alta Sensibilidad. Aquí tienes toda la información y temario, se trata de un curso online y a tu ritmo con 45 videos y 9 libretos de trabajo. Dentro abordamos desde nuestra intensidad emocional hasta nuestra posición en el trabajo, con la pareja o en la maternidad. Es el único curso para mujeres adultas que existe y está trayendo un mar de emociones y de aceptación increíble entra las que ya están dentro.

Hoy es el último día de nuestra oferta de lanzamiento. Todavía puedes tenerlo por un 15% de descuento.

Pero si necesitas confirmar si es para ti, no dudes en contactarme a info@mamavaliente.es y estaré encantada de que charlemos.

 

 

[mc4wp_form id='2449']

Deja un comentario