Altas Capacidades

Descubre los 6 tipos de superdotado

tipos de superdotado

¿Conoces los 6 tipos de superdotado? Existen diversas teorías y clasificaciones que, si bien no están dirigidas a la identificación ni son un modelo de clasificación sí que nos sirven para orientarnos y para conocer a nuestros niños y adultos dotados. Además de la clasificación básica de las altas capacidades intelectuales entre talentos simples, talentos complejos y superdotación, otros profesionales han elaborado sus tablas y distinciones.

Esta en concreto de hoy es una división de George Betts y Maureen Neihart de finales de los años 80. Y ¡Dios mío! Sigue tan vigente y actual que asusta.

Vas a ver cómo algunos apenas necesitan asistencia y son muy visibles al sistema. Otros mantienen perfiles discretos o retadores, son confusos y a menudo tienen su identificación tras acudir al psicólogo por otros problemas. Si me preguntas cuáles veo más en consultoría te diría que del tipo 1, 4 y 5. Algunos de estos perfiles pasarán desapercibidos en los test psicométricos, por eso es esencial contactar con un profesional que sepa ‘ver’ lo que no es tan visible.

¿Quieres saber si tu hijo o tú mismo encajas en estos perfiles?

Descubre los 6 tipos de superdotado

TIPO 1: EL EXITOSO_ En este grupo encontrarás a la mayoría (90%) de los que sí han sido identificados y están siendo atendidos como NEAE. No presentan comportamientos disruptivos en clase, son el alumno modelo. Obtienen un alto resultado en los test de inteligencia y les preocupa la aprobación de maestros, profesores y adultos. Son niños que han aprendido bien a adaptarse al sistema. Podemos pensar que no necesitan ayuda pero a menudo se aburrirán y recurrirán a la ley del mínimo esfuerzo para salir adelante. Se dejarán guiar por maestros y padres con lo que podemos perder parte de su creatividad. Tienen un autoconcepto positivo porque se han reforzado y aplaudido sus logros. Preocupa de este grupo que pierdan su autonomía así como la caída de su rendimiento en la universidad: la falta de reto en su etapa como niño puede hacer que no estén preparados para el estudio y el esfuerzo.

TIPO 2: EL DESAFIANTE_ Nuestros pensadores divergentes, a menudo difíciles de ver para el sistema. Son obstinados, sarcásticos y con un alto grado de creatividad. A veces pueden hablar sin tacto y cuestionar a la autoridad (como desafiar al maestro en plena clase o a los padres en casa). No se ajustan bien al sistema y reciben poco reconocimiento y recompensa por sus habilidades. Son niños asociados al conflicto tanto en casa como en la escuela. Sienten una gran frustración y batallan con su autoestima pues pueden no sentirse parte del grupo. A veces no rechazados en actividades grupales aunque también pueden ser atractivos por su sentido del humor y su creatividad. Preocupa de este grupo el riesgo de abandono, la adicción a las drogas en un futuro o comportamientos delictivos si no se toman medidas cuando corresponde.

TIPO 3: EL DISCRETO_ Este perfil se asocia a niñas en la secundaria y en general a cualquiera que desee ocultar su talento y camuflarse con tal de pertenecer al grupo. Niegan su talento para sentirse más incluidas en el grupo de compañeros mediocres. De hecho podemos ver transformaciones radicales en niñas que pasan de estar muy motivadas a perder todo el interés en sus pasiones. La tendencia de los padres a presionar e insistir para que sigan siendo como eran no siempre favorece a sus sentimientos. Los de este grupo se sienten inseguros y ansiosos.

TIPO 4: EL DESERTOR_ Estos niños están enfadados con el sistema y con ellos mismos, se sienten rechazados y podemos ver respuestas de defensa o de depresión. A menudo, los intereses de este grupo no están cubiertos por las materias académicas y sienten que el sistema les ha fallado y no recibieron apoyo a su talento. De hecho la escuela les parece un lugar hostil y de poco interés. Aunque suele verse más en secundaria, podemos ver este perfil en primaria con un niño que, si bien no ha abandonado físicamente la escuela, sí lo ha hecho mentalmente y se evade con frecuencia. Su autoestima es baja y por desgracia pueden ser identificados demasiado tarde.

TIPO 5: EL DOBLEMENTE EXCEPCIONAL_ Aquí aparecen aquellos que, además de una alta capacidad, tienen un diagnóstico comórbido (conocido o no) que supone una dificultad para el pleno desarrollo de las mismas. Por ejemplo, pueden estar dentro del espectro autista, tener déficit de atención, alguna dificultad de aprendizaje o una discapacidad física o emocional. Y además, ser niños de alta capacidad. Sigue siendo un caso desconocido para muchos, con lo que a menudo pasan desapercibidos en lo referente al diagnóstico o solo se identifica una parte del total. No se corresponden con el prototipo de niño dotado: podemos ver una caligrafía descuidada, comportamientos extraños, desorden en las tareas, dificultad con sus relaciones sociales, etc. Son muy sensibles y pueden manifestar estrés, frustración, rechazo o indefensión. Intentarán evitar fracasos o distraerán nuestra atención de su dificultad (recordemos que son muy inteligentes). Son impacientes, críticos y reaccionan mal a las críticas externas. Es frecuente que vayan a recuperación.

TIPO 6: EL AUTÓNOMO_ Este último tipo aprende de forma temprana y autónoma. Ya en casa resultaron llamativos para sus padres. Se diferencian del tipo 1 en que los autónomos utilizan el sistema en su propio beneficio: crean nuevas oportunidades para ellos haciendo que el sistema trabaje para ellos. Tienen un concepto de sí mismos muy positivo, son niños respetados y admirados por su entorno y por los adultos. Sostienen un perfil de liderazgo y tienen gran independencia y decisión. Se sienten seguros y son capaces de correr riesgos. Son conscientes de que pueden generar cambios en su propia vida y no esperarán a que los demás les abran las puertas. Son verdaderamente libres expresándose.

 

Quizá sea difícil verte o ver a tu hijo en uno solo. Pueden darse varios perfiles combinados por la sencilla razón de que no existe una persona de alta capacidad típica: todos son diferentes y genuinos. Si bien tablas como esta NO son válidas para realizar un diagnóstico, son muy útiles para comprender que no todos precisan la misma ayuda ni todos son igualmente visibles al sistema (e incluso a los padres).

Cuanto antes podamos localizar y trabajar con los niños dotados, mejor. Cuanto antes localicemos a los niños doblemente excepcionales, mejor. Cuanto antes seamos conscientes de sus diferencias… mucho mejor.

*En esta clasificación se utiliza la palabra superdotado como la traducción del inglés ‘Gifted’. En la actualidad se prefiere utilizar el término Altas Capacidades para hablar de todos los individuos altamente dotados ya que superdotado solo define a una parte del total.

 

Puedes ver un artículo en inglés sobre el tema aquí.

Si tienes dudas y necesitas consulta sobre tu caso específico, puedes solicitar un encuentro aquí.
[mc4wp_form id='2449']

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *