Altas Capacidades·Neurodiversidad

La dotación como espectro y el debate del CI

Lo que vas a leer es mi concepción personal sobre el concepto de Altas Capacidades Intelectuales o alta dotación como espectro y no como una línea. Te explicaré por qué el constructo se asemeja más al espectro autista de lo que solemos manejar y cómo la neurodiversidad se entrecruza.

Seguro que conoces la curva clásica o campana de Gauss para localizar la Alta Capacidad con respecto a la media de la población. Cuando más dotado, más a la derecha de la curva te sitúas.

Pero si a la dotación le seguimos poniendo números (CI o cociente intelectual), lo situamos en un continuo dónde eres MÁS o MENOS Alta Capacidad. Así como en autismo algunos conciben una línea que traza de ‘más autista’ o ‘menos autista’ distinguiendo la alta funcionalidad, idea capacitista que la comunidad autista rechaza. Porque lo de funcionar es cosa de máquinas.

Aquí tienes una infografía de @autism_sketches traducida por @neurodiverletrasau

En la curva bidimensional, cuanto más a la derecha te sitúes, más dotado eres y cada vez habrá menos personas como tú. Cuanto más a la derecha te desvíes… Más solo te vas a ver.

Hoy te propongo dejar de mirar en forma lineal o direccional y pensar en tres dimensiones.

Creo que es más interesante la propuesta de Seth Perler, experto en doble excepcionalidad, de una curva tridimensional (ir a la fuente).

Artículo completo de Perler aquí. No tiene desperdicio

Imagina que esto es una montaña donde plantas un frutal. No será lo mismo el frutal que está a mil pies de altura de cara al sol que el que está también a mil pies de altura pero en la cara sombría de este monte. Ambos se plantaron a mil pies de altura. Pero tienen distintas condiciones. Mismo número, distinto producto.

En este caso, mismo CI, distinto perfil.

Ahora sí podríamos ver, desde esta curva tridimensional un perfil que, como en el espectro de arriba, nos devuelve detalles únicos de sus funciones ejecutivas, su habilidad social, su tipo de aprendizaje, su integración sensorial, su sensibilidad al ambiente, su talento o talentos destacados, su nivel de regulación… etc. Un individuo único donde el CI no le define.

Piensa tan solo en la asincronía. Los niños altamente dotados pueden puntuar muy alto en un percentil y desastroso en otro. Aún se acentúa más si hablamos de una doble excepcionalidad donde caen los clásicos de velocidad de procesamiento o memoria de trabajo. Pero escucha, también hay velocidad de procesamiento baja en dotados sin doble excepcionalidad. Como ves, la línea recta ya no está tan recta…

El CI como comentamos en esta publicación de Instagram, puede verse modificado por el tipo de prueba escogida, factores emocionales y ambientales, e incluso una doble excepcionalidad (altas capacidades mas un diagnóstico que suponga un desafío para la cristalización de dicha dotación como TEA, TDAH, DPS, DEA… etc).

*Personalmente me gusta más hablar de personas dotadas porque se parece más a la versión americana gifted (regalado de forma literal). Otro nombre es High Intellectual Capacity (HIA).

Si se sigue relacionando CI con Altas Capacidades es en parte porque ponemos la mirada en la escuela y la adaptación curricular: Si no pasa la ‘nota de corte’ (como el desusado 130), no puedo iniciar medidas específicas (profesor dixit).

Ahora imagina por un momento que vivimos en una realidad donde los niños no van a las escuelas. ¿Nos resulta igual de útil el CI?

Ojo que las escalas de CI son una medida muy válida pero a mi modo de ver complementaria. Nos sirve para comprender entre otras cosas cuánta diferencia hay entre tu edad cronológica y mental y apreciar el sufrimiento o adaptación que vives. Las escalas sitúan los resultados del niño (o no tan niño) con respecto a la media. Es decir, dónde está mi hijo en relación a los niños de su edad y similares circunstancias. Si tu hijo tiene una edad lectora de 12 años en un cuerpo de 6 años… es necesario que lo sepas.

Pero a las familias el cociente les importa poco.

Volvamos a la dotación como espectro

En el espectro autista se habla de niveles de apoyo 1, 2 y 3 que no convergen en ser más o menos autista sino en cuánta ayuda necesitas a día de hoy en determinadas circunstancias, siendo 1 el que menos apoyo precisará (no por ello ‘leve’). Pero no podemos hablar de un continuo de más o menos autista. E igual deberíamos hacer con la dotación.

Deberíamos hablar de perfiles de dotación y no tanto de niveles de dotación por lo que las clasificaciones a veces pueden resultar desde farragosas y poco pragmáticas. Y aquí me refiero tanto a las clasificaciones de superdotación/talento simple/talento complejo como a las de medianamente dotado, altamente dotado o extraordinariamente dotado.

Toda la verdad es que no nos van a dar un premio por estar más arriba ni una sanción o desaire por puntuar más abajo.

Cuando hablamos de dotación hablamos de una condición neurológica con implicaciones en el sistema nervioso y el compendio emocional de la persona. Una alta dotación va a predisponer mi postura en una disputa, en una reunión masificada o ante una pieza de música.

No va de hacer derivadas rapidito.

No va de puntuar alto en los test (aunque a veces pueda coincidir).

Es más abierto.

[mc4wp_form id='2449']

2 comentarios sobre “La dotación como espectro y el debate del CI

  1. Mi hijo es AACC talento complejo. Puntuó muy alto en las pruebas con una baja velocidad de procesamiento. Es algo que me llamó la atención y el orientador que lo evaluó no supo explicarme. Ahora leyendo tu artículo me ha resultado interesante lo que comentas sobre esto. Dónde podría obtener más información (respuestas) sobre esto? Gracias. Eres de gran ayuda.

Deja un comentario