Alta Sensibilidad·Altas Capacidades

Parece que mi hijo me lee la mente (Este es el secreto)

lee la mente

¿Por qué parece que mi hijo me lee la mente? Sabe cuando estoy triste por mucho que intente no involucrarlo y sabe cuándo alguien me cae mal aunque no le haya dicho nada.

En casa también tenemos lectores del pensamiento y, aunque no es cosa de magia, te va a encantar conocer cuál es el camino por el que su cabeza sabe cosas que no le hemos explicado.

Cuando hablamos de un niño que parece que ‘lee la mente’, nos estamos refiriendo a un niño con pensamiento divergente sea por su alta sensibilidad, sea por una alta capacidad intelectual. Nuestros niños empáticos tienen una mayor actividad en la zona del cerebro donde residen las neuronas espejo y por ende una mayor empatía. Pero esta es solo una parte del secreto.

Tu hijo no lee la mente pero recoge más datos que los demás

La población altamente sensible y dotada es muy perceptiva. Uno de sus rasgos característicos es que perciben más sutilezas que los demás. Esta agudeza está favorecida por sus sentidos amplificados, dado que son niños con una hiperrespuesta a los sentidos: luces, sonidos, texturas… habitualmente captan más información y es más intensa.

Pero tener más datos no lo es todo. Combinan esta abundante (y en muchos casos sobrecogedora) información con su capacidad para conectar ideas aparentemente inconexas. Hacen uso del pensamiento divergente: mientras que el pensamiento convergente sigue un desarrollo lineal (pista_conclusión), el pensamiento divergente es un árbol muy ramificado que ofrece más conexiones entre ideas (pensamiento creativo).

No es ningún secreto que las personas con alta capacidad tienen un mayor número de sinapsis o conexiones entre neuronas. Suelo ejemplificarlo como ‘mayor número de carreteras’, que te permiten no solo llegar a más sitio sino además tomar atajos.

“los sujetos superdotados tienen una mayor interconectividad entre las diferentes áreas de su cerebro”, basado en varias diferencias neurobiológicas que incluyen: una corteza cerebral más gruesa, control cognitivo superior, mayor memoria de trabajo y mejores redes neuronales coordinadas espacial y temporalmente, lo que sugiere que las mentes superdotadas están cableadas de forma diferente” John Geake.

Viso-espaciales

Este pensamiento divergente no siempre es cómodo: ver tantas opciones hace que les tome mucho tiempo decidir qué se van a poner o qué galleta elegir de la caja de lata. Porque en cada opción valoran múltiples posibilidades y experiencias.

Además, gran parte de este grupo se definen como aprendices viso-espaciales. Aunque en general todos aprendemos mejor cuanto más diversificada sea la información, cada uno preferimos una forma de vivenciarla:

  • Los mayormente visoespaciales prefieren aprender por imágenes y experimentación más que por memorización y repetición de lo que oigo.
  • Tienden a ver el global de un bocado en lugar de aproximarse paso a paso.
  • Llegan a la solución de forma intuitiva y por caminos nuevos. Observan múltiples respuestas a cada pregunta.

Si tienes en casa un soñador que sabe las respuestas sin saber decirte cómo ha llegado, que no maneja del todo bien los tiempos y con pasión por el arte o el drama (¡y los videojuegos!), es posible que tengas un aprendiz eminentemente viso-espacial.

Lector de personas

Llegamos al quid de la cuestión. Si tu hijo es un niño altamente sensible y/o altamente capaz y además tiene una inclinación viso-espacial, tienes a un lector de mentes y te explico por qué.

Los aprendices viso-espaciales son muy buenos leyendo a las personas. Confían en lo que ven, no en lo que oyen (es posible que le cueste un mundo aprenderse la tabla de multiplicar) y por ello han desarrollado habilidades visuales notables además de una gran intuición.

Visto así, la secuencia es la siguiente:

  1. Recibo más información que el resto (visual, olfativa, táctil…).
  2. La profundizo y ofrezco una respuesta empática innata.
  3. Se despliegan ante mí una gran variedad de posibilidades.
  4. Conecto las ideas y llego a conclusiones sin ayuda.

Esto que suena fantástico, también tiene una cara negativa en tanto a que pueden vivir la ansiedad de la otra persona, superarse por la cantidad de estímulos y abrumarse por la gestión ineficaz de los mismos.

No siempre más es mejor.

Cuéntame ¿tienes un lector de mentes en casa?

Recursos relacionados
[mc4wp_form id='2449']

3 comentarios sobre “Parece que mi hijo me lee la mente (Este es el secreto)

  1. Asi es. Mi hija de 9 años. Ella sabe qué me pasa y qué necesito para sentirme mejor. Pero ella misma, a veces colapsa por la variedad de posibilidades que ve o percibe en una situacion donde ella puede o debe elegir.
    Incluso colapsa por querer algo, saber que no puede ser en ese momento, ser consciente de que está llevandolo a limites innecesarios y sentirse mal por ello…todo en cuestion de minutos. Me sorprende la capacidad que tiene de visualizar todo ello pero, lo mejor de todo es que a mi me pasa igual y percibo todas estas cosas sin que ella me lo explique…un poco magia si que es…😊

  2. Me ha encantado el post. Me parece apasionante abordar qué respaldo biológico hay detrás de esta capacidad y también los “caminos”, el itinerario, por los que cada persona transitamos hasta llegar a nuestraas conclusiones o a la acción. Estoy descubriendo un mundo en mi interior y viviéndolo también como madre y me fascina!!!! También creo que es una parte fundamental del vínculo que tenemos ya que nos entendemos muy bien,en el sentido de compartir muchos aspectos en la percepción y también en la forma de procesar la información. Por otro lado también descubro nuevos itinerarios para llegar al mismo sitio (ej. al hacer puzzles, caras del cubo de Rubik….) y me maravilla que sea él (5 años) quien me enseñe y me muestre todo un mundo de distintas posibilidades que no se me habrían ocurrido.

  3. Por último también me gustaría comentar lo que me reconforta tener tantos puntos en común con mi hijo. Mientras en tu infancia o con amistades y familia te habías sentido en ocasiones “fuera de lugar” y ahora tienes a una personita a la que todo eso le encaja porque lo compartís: lo que hacen los genes!!!jeje

Deja un comentario