Altas Capacidades·Neurodiversidad

Lo que LEGO puede contarte sobre la inteligencia de tu hijo

Si a tu hijo le gustan los Lego, hoy vas a tener información sobre cómo aprende y cómo maneja la información a través de su juego con estos diminutos bloques. Una de las preguntas que suelo hacer en consulta es si las familias tienen Legos en casa y a partir de ahí les lanzo las preguntas que voy a dejarte hoy.

Toma asiento porque hasta tú te vas a descubrir.

El cerebro de tu hijo según su juego con los Lego

Acompáñame por 5 preguntas en las que vas a obtener información muy valiosa sobre los procesos cognitivos de tu hijo ¡solo jugando!

  1. ¿Sigue las instrucciones del libreto?

Si tu hijo se salta pasos y compone el modelo a base de su intuición y la capacidad para manejar imágenes mentales de los bloques, tenemos a un niño con un aprendizaje viso-espacial dominante: piensa en imágenes. Es posible que además de jugar con Lego sea un niño que gasta innumerables rollos de celo en sus construcciones o que ande inventando con los rollos de papel higiénico. Son constructores apasionados.

Saltarse pasos en el proceso es también una conducta típica en altas capacidades intelectuales: puedo imaginar qué paso viene a continuación y me enerva tener que esperar. Esta actitud genera llamadas de atención en la clase de matemáticas donde el profesor le pide que explique cómo ha llegado a esa cifra o por qué no ha detallado el proceso completo.

Seguir o no las instrucciones nos da señales de sus funciones ejecutivas. Si existe TDAH o doble excepcionalidad con TDAH, es probable que el niño tenga un conflicto recurrente con el libreto de instrucciones: podemos ver que salta pasos por descuido, que le sobran piezas en el resultado final o que le cuesta persistir hasta acabarlo. Es posible que en su perfeccionismo veamos frustración y acabe arrugando las instrucciones o diciendo que es muy difícil.

  1. ¿Crea la propuesta de la caja o genera nuevas ideas?

Esta pregunta nos hablará de su nivel de creatividad pero también de su lucha con la rigidez y la inflexibilidad. Habitualmente, los niños crean la propuesta de Lego y después inventan sus propias creaciones. Pero a veces vemos que el niño no desea hacer otra cosa que lo que ve en la caja. Exacto y perfecto.

En una doble excepcionalidad con autismo, el gusto por la norma y la continuación puede hacerlos fieles a la imagen de la caja. Y no se permiten variaciones. Su capacidad para ver el detalle les hace excelentes constructores de Lego y su capacidad para observar patrones y percibir sutilezas les da una sobrada facilidad para trabajar con estos bloques. Algunos los montarán y los dejarán allí para siempre. Pero el espectro es grande y no todos actúan de forma idéntica.

Esto no quiere decir que no sean creativos, de hecho en neurodiversidad, el pensamiento divergente es una fortaleza común. Pero igual que un folio vacío y la frase ‘dibujo libre’ pueden provocar pánico ante las múltiples posibilidades, la variabilidad inmensa de propuestas de Lego puede apabullar innecesariamente.

  1. ¿Tiene facilidad para encontrar la pieza que busca?

Algunas personas son más perceptivas que otras. Y algunos de nuestros niños observan sutilezas que pasan desapercibidas para los demás. Esta es una de las características clave de la teoría de la Sensibilidad de Procesamiento Sensorial, una de las teorías enclavadas en la sensibilidad al ambiente y que conocemos comúnmente como ‘alta sensibilidad’. Pueden encontrar la aguja en el pajar, el pendiente en el césped y el ladrillo 1×1 de Lego transparente que están buscando. Simplemente LO VEN.

Si tu hijo no la encuentra ¿se enfada? En neurodiversidad es una constante tanto el perfeccionismo como el bajo umbral de frustración: en Altas Capacidades, en autismo, en TDAH, en Alta Sensibilidad… podemos buscar perfección sistemática y no obtenerla es similar a caer en desgracia. Este umbral de frustración se puede trabajar, pero lo que es más innato es la capacidad para buscar alternativas y reponerse. El pensamiento divergente del niño permitirá encontrar soluciones alternativas a problemas aparentemente cerrados. Esto es creatividad. Algo tan sencillo como reponer la pieza que no tengo de Lego por dos que sumen lo mismo.

¿No le importa que la sustituta sea de otro color? Tenemos una mayor adaptación y flexibilidad. Si esa pieza no puede ser sustituida y el niño puede llegar a colapsar con esta idea que para ti es aparentemente sencilla, podemos estar hablando de la resistencia al cambio del espectro autista. Los Lego pueden ser de hecho, uno de los intereses absorbentes de algunos niños y niñas TEA (y al final del artículo te hablaré de una terapia para autismo con Lego). La razón es que los Lego son previsibles, siempre encajan de la misma forma.

  1. ¿Demanda packs de edades avanzadas?

Una de las características de los niños de altas capacidades es su desarrollo asincrónico: Existen algunas áreas de tremenda aptitud y otras que no lo son tanto. En aquellas en las que destaca, puede superar con creces a lo que se espera por su edad cronológica. Si además destaca en sus habilidades espaciales, es probable que te pida enfrentarse a retos asumibles y motivadores como hacer cajas por encima de sus años. Y los van a hacer. En un tiempo que no esperabas. Y solos (recuerdo a mi hija con el castillo de Hogwarts cerrando la puerta y diciendo ‘Prefiero hacerlo sola’).

Pero no tomes a ley este texto. Puedes tener alta capacidad y tener dispraxia, con lo que igual los Lego no son tu actividad favorita.

Uno de los mayores problemas de las altas capacidades es la desmotivación por falta de reto con lo que si son ellos los que demandan ¡escuchémoslos! Es probable que en este reto, se proponga volver a hacer el montaje en menos tiempo o cronometrando.

Cuando se concita la motivación, podemos conseguir un gran compromiso con la tarea (perseverancia) y no abandonarán su plan de construcción. ¿O acaso no le has llamado tozudo cuando quiere algo de forma decidida?

  1. ¿Colecciona cajas o conserva sus creaciones?

Antes hemos dicho que algunos niños no desmontan sus creaciones. Pero para otros, no hay ningún interés en el proyecto terminado: lo que les fascinó fue el proceso. Aquí se engloban las personas altamente creativas. Su satisfacción reside en el estado de flujo y concentración que alcanzan durante la creación. Lo que resulta no es ni mucho menos tan interesante. Por eso mismo tu hijo puede tener muchos proyectos empezados y pocos acabados. O puede iniciar otro cuando aún no acabó el anterior. Multiapasionados, multipotenciales.

El coleccionismo es también un viejo amigo tanto de las altas capacidades como de la neurodiversidad. Se debe al gusto por sistematizar, ordenar y clasificar. Pueden disfrutar mucho del hecho de coleccionar, completar una colección y mostrarla.

¿Ves ahora los Lego de otra forma? ¡Nos ofrecen maravillosa información!

Terapia con Lego, STEAM con Lego

En este enlace puedes conocer la propuesta de Lego para el aprendizaje STEAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). Está enfocado a la etapa de primaria con la idea de despertar su interés a través del juego y ‘convertirse en pensadores perseverantes e independientes’.

Pero Lego también tiene una propuesta para los niños autistas:

La Fundación LEGO y Play Included reconocen y valoran los talentos únicos que tienen los niños autistas y quieren apoyarlos a través de esta unión. Juntos, fortalecerán y expandirán el concepto de aprendizaje Brick-by-Brick a través del juego, del cual podrán beneficiarse niños y jóvenes de entre 5 y 18 años.”

Puedes leer sobre ello aquí y alucinar. Grupos reducidos, creaciones específicas, intercambio de roles… y reglas ¿sabías que a los autistas nos encantan?

“Queremos ayudar a más niños neurodivergentes de todo el mundo a hacer amigos y tener un sentido de pertenencia y conexión” Dra. Gina Gómez de la Cuesta.

La idea es llevarlo a otros espacios de neurodivergencia como el TDAH o situaciones complejas como la ansiedad y otras dificultades.

Te dejo un extracto porque no puedo tocar ni una coma: “El programa Brick-by-Brick se basa en la idea original de usar el juego LEGO con niños autistas para apoyar su desarrollo socioemocional, ya que muchos de ellos a menudo brillan por su increíble atención a los detalles y su habilidad con la construcción de LEGO. Esta metodología se conoce como la terapia basada en LEGO y fue desarrollada en 2004 por el Dr. Dan LeGoff, un neuropsicólogo pediátrico con sede en EE. UU., y actualmente embajador de Play Included. La terapia basada en el juego de LEGO ha manifestado resultados positivos para la interacción social, la comunicación, el comportamiento y el bienestar emocional de los niños y jóvenes en el espectro del autismo.”

El artículo completo no tiene desperdicio.

Otros recursos:
[mc4wp_form id='2449']

3 comentarios sobre “Lo que LEGO puede contarte sobre la inteligencia de tu hijo

  1. Hola Bea:
    A partir de qué edad recomendarías los LEGO?

    Mi pequeña/mayor de alta demanda (como dices en tus posts, los padres con peques AD lo sabemos desde el primer minuto de su nacimiento, y así nos pasó y ahora comparamos los inicios suyos con los de su hermano de poco más de un mes de vida y reconfirmamos su AD). Ella tiene 3 años y 5 meses, juega bastante con unas construcciones (de tamaño lego), se inventa que son castillos, casas, calles.. también las órdenes y las clasifica por colores; se imagina que son nuestros pueblos…
    A raíz de este post he pensado en regalarle algún Lego, pero por lo que veo en su web parece que son para más edad.

    También quería agradecerte tus publicaciones tanto por aquí como por Instagram. Veo a mi hija reflejada en muchas de esas publicaciones, me asusta pensar en su futuro no muy lejano, pero al mismo tiempo me tranquiliza leerte. Gracias 🙂

    1. Hola Marta, para los más peques hay lego Duplo, adaptados para sus manos y que necesitan menos fuerza para juntar las piezas y desencajarlas. Espero que te sea de ayuda, gracias por tus palabras 🙂

  2. Todavía me estoy riendo con lo del celo y los rollos de papel de wc porque en nuestra casa es tal cual así. Y parece que vivimos en legolandia.

Deja un comentario