Altas Capacidades·Neurodiversidad

¿Por qué se detectan menos niñas con altas capacidades, TDAH o autistas?

detectan menos niñas

La prevalencia de la neurodivergencia según sexo nos dice que se detectan menos niñas con altas capacidades intelectuales, TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad)  y autismo (TEA/CEA). Las estadísticas cambian conforme ascendemos a la edad adulta y las distancias se reducen. Esto es, los diagnósticos de las mujeres suelen ser más tardíos que los varones.

Hoy analizamos por qué existe infradetección en niñas y mujeres dentro de estas tres neurodivergencias y qué sutilezas podríamos estar perdiendo.

Huelga decir que a día de hoy no contamos con ningún estudio que categóricamente asocie dichas condiciones a un sexo sobre otro. Se ha especulado sobre las hormonas y, aún así, no existe consenso sino más bien la intuición de que realmente hombres y mujeres tenemos las mismas posibilidades de tener un desarrollo atípico del cerebro. En autismo, por ejemplo, se propagó la idea de que estaba 4 y hasta 5 veces más presente en niños que en niñas. Pero hoy contamos con testimonios en primera persona de las mujeres autistas que están aportando una nueva visión y que seguramente cambiarán las estadísticas como a continuación veremos ¡algunos hablan de una estadística inversa con más chicas que chicos! ¿Cómo es esto posible?

Avanzamos en el conocimiento de los indicadores propios de cada condición y las manifestaciones de dichas características según género. Los cambios sociales y los estudios de género han contribuido y dado voz a realidades que antes se enmascaraban. Ahora las mujeres hablan y empezamos a ver que no solo han transcurrido años de infradetección sino de falso diagnóstico, apuntando a diagnósticos de salud mental que no eran tales, sino que eran el resultado de no apoyar y acompañar sus altas capacidades, su TDAH o el autismo así como los desafíos a nivel sensorial que acompañan.

Lo llamaron depresión, bipolaridad o TOC cuando hablaban de neurodivergencia.

Los redactores de los manuales diagnósticos y de la literatura neurodivergente son conscientes de los sesgos de género arrastrados por decenios y, aunque se esmeran en remendar errores, los tópicos están fuertemente arraigados en profesionales y población en general.

¿Por qué se detectan menos niñas autistas?

A mi parecer, el neurotipo peor detectado en niñas y mujeres es el autismo. Si te fijas en las estadísticas de la infografía verás que digo 4 niños por cada niña. Esta es la simplificación más repetida. En otros estudios observarás 5 niños por cada niña. Así que si estudiaste psicología, seguro te dijeron que ‘afecta’ (y disculpa el término tan desajustado de enfermedad) a más chicos que a chicas. Pero ¿es esto verdad?

En los estudios de autismo existen amplias flaquezas como que las muestras hayan sido mayoritariamente masculinas, lo que ha obtenido información sobre el fenotipo masculino. Es decir, tenemos muchos estudios sobre cómo se ve el autismo en chicos. Otras flaquezas (en toda la neurodivergencia) es la cantidad superlativa de estudios en infancia frente a adultez. De hecho es posible que hayas escuchado que el autismo solo afecta a los niños. Como si dejaras de ser autista con la pubertad. Irrisorio.

Añadiría que existen muy escasos estudios de doble excepcionalidad con autismo (alta capacidad y condición del espectro autista), lo que reduce el conocimiento del espectro y anula a aquellas niñas 2e que son increíblemente buenas enmascarando y disimulando sus indicadores autistas.

Estas son algunas de las razones por las que no se detectan a todas las niñas autistas:

  • La presentación de los criterios en ellas es distinta a lo que observamos en niños. La misma ‘identificación de patrones’ característica puede verse en cómo codifican patrones de conversación y aprenden a manejarse socialmente. Así que si eres profesional no pienses solo en matrículas y números, pues existen otros patrones donde las niñas autistas son excelentes. Las dificultades de comunicación pueden ser más sutiles: no se trata de ser literal entendiendo un chiste, sino una petición, que ellas absorben como realidad y las hace convertirse en alumnas obedientes y aplicadas.
  • Son excelentes haciendo camuflaje o masking. Mucho más volcadas a pertenecer que los chicos, algunas contendrán sus estereotipias públicamente o se regularán con acciones socialmente bien vistas o invisibles. Sus formas de estimulación serán tan discretas que, a lo sumo, se considerarán signos de estrés en lugar de autismo.
  • Sus intereses especiales suelen coincidir más con los estereotipos femeninos, repitiéndose en la infancia el interés entusiasta por los animales, los libros, el arte, la música o la fantasía. Será muy distinta la forma de abordar esos intereses pero se verán tan ‘normales’ que no levantarán sospecha como pueden hacerlo el gusto por los coches, banderas o dinosaurios en los chicos.
  • Los manuales diagnósticos a menudo están dirigidos al perfil masculino, perdiendo sutilezas femeninas por el camino. Si buscas un perfil de alguien tan directo que ofende con sus palabras (Sheldon Cooper), es probable que te pierdas a la niña autista tan empática y cuidadora que quiere que te encuentres bien por encima de su propia salud.

Un artículo reciente (2021) reconocía las diferencias fenotípicas entre mujeres y hombres tanto cuantitativas como cualitativas (por ejemplo, ver menos estereotipias o que estas estén menos pronunciadas). Y afirmaba que las pruebas de detección comunes no son lo suficientemente sensibles como para detectarlas a todas.

Y un estudio de este mismo año 2022 realizado con 1711 niños con una fórmula matemática, refiere la hipótesis de que la estadística real sea 3:4, siendo el autismo más frecuente en mujeres que en hombres y anotando un 80% de mujeres sin identificar. Sin duda queda mucho por explorar pero nos cuenta que lo que nos devuelve la genética (hay al menos 102 genes involucrados en el autismo) es una prevalencia de 1:1. Te dejo una frase de dicho estudio:

“A partir de estos resultados, parece que de cada 1000 mujeres, unas 60 tienen TEA clínico. A los 18 años, 12 han sido diagnosticados y 48 no”.

¿Por qué se detectan menos niñas con TDAH?

En la infografía de hoy es igualmente significativa la diferencia entre sexos y el cambio en la edad adulta. Aunque se aconseja esperar a los 7 años para identificar TDAH, para algunas niñas habrá incluso que esperar más y no será tan claro como su entorno espera.⁣

Si además hay una alta capacidad, las estrategias de compensación por parte de la niña harán que no percibamos sus esfuerzos. Otras veces será la familia la que aplique ambientes muy estructurados o planificación a medida. Y serán ellas las que, en edad adulta, contemplen con indignación la distancia que existe entre sus metas y lo que logran alcanzar debido a sus funciones ejecutivas. Serán ellas las que acudan con la información y digan a su médico: Creo que tengo TDAH.

El TDAH, como ocurre con el autismo, no es un diagnóstico masculino ni un diagnóstico infantil.

Estas son algunas de las razones por las que no se detectan a todas las niñas con TDAH:

  • A menudo su casuística se confunde con ansiedad o depresión. La desregulación emocional neurodivergente o las sobrecargas sensoriales no se identifican como tales.
  • También hacen masking. Generan estrategias de compensación (la familia suele contribuir) para salvar su desafío con las funciones ejecutivas o el control del tiempo. Uso de agendas, tácticas de recordatorio o alarmas ocultan un reto real. Este punto se relaciona con el anterior puesto que, a mayor camuflaje de los síntomas, mayor ansiedad se genera.
  • Los indicadores femeninos pueden ser menos evidentes. En las niñas existe una mayor presentación del tipo ‘inatento’ frente al ‘hiperactivo’, con lo que el especialista puede estar buscando un modelo de hiperactividad e impulsividad que no corresponde.
  • Generalmente las niñas son menos disruptivas que los niños. Es menos probable que los padres acudan al psicólogo por problemas de conducta como sí puede ocurrir con la manifestación de indicadores en niños.

Y por último ¿por qué se detectan menos niñas con altas capacidades intelectuales?

Ya tratamos este tema en un artículo de 2020 en esta casa y hoy añado una estadística extraída del informe del Ministerio de Educación español del pasado 2021 (aquí un resumen). Es por todos conocida la infradetección de las altas capacidades inteletuales pero, en ese despropósito clama al cielo que solo el 35% de los identificados sean chicas. Teniendo en cuenta que hablamos de una condición de la que se espera un 1:1.

Está claro que la imagen que se proyecta acerca de la persona con altas capacidades es masculina y estereotipada y le sumamos que las niñas dotadas hacen masking como muchas neurodivergentes. Enmascaran su realidad en pro de no  perturbar el ritmo de clase, llamar la atención o ser descartada en el grupo de pares. Así es como dejan de levantar la mano, no responden a preguntas de las que saben la respuesta y dicen ‘paso’ ante una actividad que destacaría de forma obvia sus facultades por encima de la media.

Exacto, no está bien visto ser la ‘empollona’.

Estas son algunas de las razones por las que no se detectan a todas las niñas con altas capacidades intelectuales

  • Sus sentidos agudizados y sus emociones desbordantes se justifican con el prototipo femenino. ¿Una niña que llora en clase? Seguramente se justifique con apego y emotividad en lugar de pensar que el nivel de reto no es el adecuado a su capacidad.
  • Enmascaran su dotación porque prefieren pertenecer al grupo que llamar la atención por sus capacidades. Aunque a algunos les resulte difícil de creer, muchas niñas altamente dotadas suspenden a propósito, no presentan trabajos, no se presentan voluntarias a cosas que en realidad le encantan o fingen no saber de qué les hablan.
  • Están generalmente menos motivadas hacia áreas STEM con lo que sus preferencias de estudio no suelen llamar la atención. Una niña con un alto potencial creativo y desinterés en las matemáticas puede no tomarse en cuenta como una niña con alta dotación. Anoto que dicho desinterés tiene mucho que ver con pobre educación en cuanto a referentes femeninos en ciencia con los que identificarse.
  • Pueden dar mayor prioridad a las relaciones que al éxito académico. Sus objetivos sociales pueden imperar sobre los objetivos escolares.

 

Mientras que los estudios no logran ser concluyentes con la diferencia de sexos en cuanto a prevalencia, sí queda claro que el género influye en cómo expresamos nuestras características neurodivergentes a través de nuestras relaciones familiares y sociales.

 

¿Quieres saber más sobre tu propia neurodivergencia como mujer de alta capacidad o doble excepcionalidad? Entra a formar parte del curso para mujeres ‘Sensibles y Capaces’ con apartados específicos para las casuísticas TDAH y Autismo. Si solo tienes sospechas, esta es una ocasión directa de autodiagnóstico.

Artículos referidos:
  1. Sex differences in Autism Spectrum Disorder: Focus on High FUnctioning Children and Adolescents (2021).
  2. Finding the True Number of Females with Autistic Spectrum Disorder by Estimating the Biases in Initial Recognition and Clinical Diagnosis (2022)
  3. Adult Attention Deficit-Hyperactivity Disorder (2013)
  4. Las niñas de altas capacidades son invisibles al sistema (2021)
[mc4wp_form id='2449']

Un comentario sobre “¿Por qué se detectan menos niñas con altas capacidades, TDAH o autistas?

  1. Lo que pasa es el que el mundo de la psicología es androcentrista, se fijan mucho en los trastornos mentales que suelen sufrir los hombres, y dejan un lado las que sufren las mujeres, aparte desde chiquitas los padres le inculcan la idea de ser empática, amable, y el más dañino de no destacar, yo e notado que mis compañeros hombres son más de desobedecer, de no entregar tareas, de distraerse en clase, y que las niñas tratan de tener comportamientos más normales y esconden sus habilidades, aparte de que en la mayoría de los salón en los que e estado las niñas tienen mejor rendimiento, mis compañeros y mis maestros, se fijan más en los varones con alto rendimiento, y los niños son los que ocupan las canchas , en pocas palabras no se le da la misma atención a las niñas, porque todo está hecho al favor del hombre, y los padres la educan para que no destaque, y tenga comportamientos menos disruptivos

Deja un comentario