Hola, soy Bea Sánchez

Esta es la página donde debo convencerte de que soy experta. Y sí, tengo un experto universitario de altas capacidades intelectuales pero hay quien dice que eso no tiene nada que ver con saber de qué hablo. Así que puedo decirte que me doctoré con honores y recibí diversas becas para la investigación. Pero como estaba en otra rama, tampoco cuenta (así me han dicho).

Me queda entonces hablar sobre algo que no me pueden negar, que en mi casa conviven las altas capacidades, el autismo, el TDAH y el desorden de procesamiento sensorial en distintas combinaciones. Nos reímos mucho y dormimos poco. Un papá, una mamá y cinco hijos. Y un perrete que se llama Puchero.

Y que me dieron diagnóstico de autismo con 33 años, después de toda una vida pensando que solo era sensible y que mis rarezas venían por haber leído antes de tiempo.

No sé si sabes qué son los intereses especiales de un autista (‘obsesivos’ no se dice, es muy feo), pero el mío es estudiar sobre lo que cuento aquí: altas capacidades, doble excepcionalidad y neurodivergencia en todas sus facetas.

Interés especial significa que lo estudio cada día. El domingo también. Ya te he dicho que dormimos poco.

También me gustan las ballenas y tengo en mi despacho un cachalote de goma. Que es el animal con el cerebro más grande del mundo. Hay estudios que dicen que el cerebro dotado es más grande que el promedio humano. Hay otros que dicen que el cerebro autista también. Para otras coincidencias similares, está esta web.

 

7 comentarios sobre “Hola, soy Bea Sánchez

  1. Muchas gracias por tu experiencia.

    Yo descubrí que soy PAS hace algo más de un año.

    Este verano han detectado a mi hijo las AACC. Estoy leyendo tu blog y me estoy re-descubriendo (más mi hijo que me hace de espejo). Parece ser que también “cuadro” con las AACC pero me da miedo pensar en esto. Aunque con ello, me empezara encajar todo en mi vida (desde mi infancia que yo recuerde…).

    Mi marido también es compositor (además de pianista, profesor de música y musicólogo). ❤
    Particularmente, a mi se me da mejor la escritura (es mi terapia) y la filosofía.

    Te estoy muy agradecida por tu labor y por tu experiencia.

  2. Hola Bea, soy mamá de un niño de 11 con altas capacidades. pertenezco a la Fundación Altas Capacidades Chile, en el grupo te mencionan muchísimo, eres como la mamá nuestra jiji. Encontré tu blog y me encanta, es como encontrar un refugio, una amiga que sabe por lo que estoy pasando, aunque no me conozcas, siento que me conoces… Mi hijo es altamente demandante, ultrasensible, dependiente y todo lo que te puedas imaginar. Todo el día me sobrepasa, muchas veces creo que no soy capaz, pero sé que puedo con esto, no sé cómo pero puedo. Un abrazo y te sigo.

    1. Gracias Marisol, qué bonito. Sobre todo porque estáis haciendo girar a Chile y cada día me llegan noticias de allí ¡es alucinante! Siento una conexión con vuestra tierra y me siento feliz de formar parte de vuestro grupo en la distancia. Te abrazo.

  3. Hola Bea me encanta tu blog. Lo descubrí tras empezar a indagar sobre las altas capacidades, pq una de mis cuñadas empezaba a informarse sobre el tema (por sospechas con su hija de 3años) y dijo una frase q no me gustó; ella hizo referencia a q la herencia genética de las altas capacidades vendría por la parte del padre y no tanto por ella… .. . Pero tras un mes leyendo sobre el tema y viendo conferencias y charlas por Internet (casia diario), no sólo me queda claro las altas capacidades de ella, su hermana y su hermano (mi marido) si no q también q en mi propia familia existen esas características. Tengo 5 primos q se llevan solo 1 año de diferencia entre ellos y su padre falleció cuando el más pequeño tenía solo 1 año. En la escuela lo pasaron muy mal pq eran, a ojos de todos, raros, disruptivos, pasotas… solo 2 de ellos terminaron los estudios y con el tiempo también una carrera. El más pequeño (q ya es un adulto) está diagnosticado con asperger tras muchos años en los q las pruebas no eran concluyentes, posiblemente por su doble excepcionalidad q nadie ha sabido ver. La primera vez q sospeché q mis primos eran más inteligentes de lo q parecían a sus profesores fue cuando yo tenía unos 11 años pq vi una charla sobre superdotados en la tele. Pero con el tiempo me olvidé un poco del tema. Ahora me gustaría ayudarles a entenderse mejor y reconciliarse con su pasado.
    Muchas gracias por escribir este blog. Un abrazo.

Deja un comentario